REUNIMOS A LAS TRES EMPRESAS QUE LIDERAN ESTE 'BOOM'

Esquís a medida. La artesanía elegante conquista a los amantes de la nieve

Artesanales, ecosostenibles y de altas prestaciones. Los esquís a medida personalizan desde los materiales a la decoración

Foto: Empresas-talleres como Zai, suiza; la americana Wagner Custom y LMS, de Escocia, permiten personalizar cada esquí a gusto del cliente.
Empresas-talleres como Zai, suiza; la americana Wagner Custom y LMS, de Escocia, permiten personalizar cada esquí a gusto del cliente.

Hechos a medida y de altísimas prestaciones, unen tecnología y máxima calidad con artesanía. Un objeto sofisticado, fabricado a mano con materiales vanguardistas: el sueño de cualquier purista del esquí. Hablamos de auténticas joyas, conocidas y apreciadas en el mercado del lujo deportivo, como las que produce Zai, empresa fundada en 2003 en los Alpes suizos, en la pintoresca aldea de Disentis, por Simon Jacomet, un apasionado esquiador que después de toda una vida construyendo esquíes para las marcas más prestigiosas, decidió montar su propia firma, actualmente sinónimo de excelencia.

En la lengua romance hablada en el cantón de los Grisones, Zai significa resistente; de hecho, la longevidad de estos esquíes admite pocas comparaciones: después de cien días de uso pierden solo el 5% de la tensión, frente al 25% de un esquí producido en serie.

Diseño limpio, técnicas de construcción innovadoras, nuevas combinaciones de materiales (granito, madera de cedro, nogal, carbono, goma vulcanizada) y acabados cuidadísimos son las claves del esfuerzo de Zai por redefinir la moderna producción de esquíes. Cada modelo (seis en total, además de las ediciones limitadas producidas por ejemplo para firmas como Bentley, Moncler y St. Mortiz) es escrupulosamente diseñado para ofrecer prestaciones únicas.

Jamie Kunka, fundador de la empresa Lonely Mountain Skis (LMS), que tiene en Birnam (Escocia) una sofisticada carpintería.
Jamie Kunka, fundador de la empresa Lonely Mountain Skis (LMS), que tiene en Birnam (Escocia) una sofisticada carpintería.

Los Spada, de los más caros de la firma, están hechos, por ejemplo, con una tecnología que mezcla fibra de carbono y piedra (es el único esquí en el mundo con alma de granito para una bajada sin vibraciones, incomparablemente silenciosa) y una superficie de apoyo en acetato de celulosa natural. Las potencialidades, en términos de eficiencia y resistencia, son increíbles, sobre todo en las pistas duras. No todos los Zai, de todas formas, cuestan 10.000 euros como los Spada: los modelos más económicos parten de los 3.000/3.500 (que incluyen el acceso a los exclusivos clubs de esquiadores de Zai).

Tecnología del siglo XXI y cuidado artesanal son también las características distintivas de Wagner Custom, marca con sede en Telluride, Colorado, que desde 2006 ha crecido hasta convertirse en una referencia en el diseño de esquíes. Cada esquí, hecho a mano, es creado a medida para el cliente: según sus exigencias se elige la mezcla de materiales, se establecen la flexión, longitud, anchura, radio de curvatura, rigidez e incluso motivo decorativo.

Diseño exclusivo y prestaciones top que garantizan estabilidad, confort y control sobre la nieve. Para hacerse con un par de Wagner Custom Skis bastan cuatro semanas (desde su fundación la firma ha enviado a todo el mundo más de 10.000 piezas únicas). Todo empieza con una llamada Skype para definir con un experto de la casa el tipo de esquí que mejor se adapte a las exigencias del cliente. Los precios parten de 1.750 dólares (más o menos, 1.500 euros).

Con materiales naturales de altas prestaciones se fabrican esquíes a mano y personalizados a partir de 1.200 € el par en LMS.
Con materiales naturales de altas prestaciones se fabrican esquíes a mano y personalizados a partir de 1.200 € el par en LMS.

De Estados Unidos vamos hasta Birnam Escocia, donde LMS (Lonely Mountain Ski) produce sus esquíes ecosostenibles. La firma la fundó en 2016 el joven Jamie Kunka tras haberse especializado en diseño en la universidad de Dundee. Ahora dirige una sofisticada carpintería que produce esquíes con materiales naturales de altas prestaciones: resinas bio, fibra de carbono y de lino, muy buena esta última para reducir las vibraciones sin añadir peso inútil al esquí (como suele pasar cuando se usan materiales plásticos).

Las maderas utilizadas son las más nobles, flexibles y resistentes, como el olmo, el arce o el hickory, considerado un verdadero lujo en la producción de esquíes. En LMS la sostenibilidad va de la mano de la tecnología más avanzada (todas las ideas cobran forma en AutoCAD, uno de los programas más utilizados para el diseño técnico, que garantiza rapidez y precisión); el taller cuenta con herramientas tan poco usuales como una prensa utilizada en el sector aeroespacial (en lugar de la clásica prensa hidráulica), que permite moldear las formas más complejas y personalizar el esquí ya desde el prototipo.

Entre sus modelos, destacan los ORD (precio, 1.100 libras, unos 1.200 euros), increíblemente anchos, bastante largos, capaces de ‘levitar’ sobre cualquier tipo de nieve, y perfectos para freestyle, backcountry y powder. También en LMS el cliente puede elegir la decoración de sus esquíes entre los motivos creados por el artista de origen sudafricano Eben Rautenbach, mejor conocido como Le Roc.

Reportajes
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios