La vuelta al mundo por los mejores hoteles de Aman: un lujo de siete estrellas

Sinónimo de lujo y exclusividad, la cadena cumple 30 años satisfaciendo los sueños de los viajeros más sibaritas

Foto: Amangiri, el resort de la comapía en Utah, Estados Unidos.
Amangiri, el resort de la comapía en Utah, Estados Unidos.

Aman, es sinónimo de lujo y exclusividad en el diccionario de cualquier viajero sibarita que busca en cada viaje la experiencia de algo inolvidable, único y que jamás haya probado. Y eso es algo que hace la exclusiva cadena de resorts, considerada la más lujosa del mundo, desde su origen: crear historias para sus huéspedes que hacen de cada viaje algo para recordar.

El primer Aman tiene su origen en la costa oeste de Phuket, en Tailandia, el Amanpuri, y su fundador el indonesio, Adrian Zechaes quiso crear un concepto diferente de lujo en hostelería en el año 1988. Y es que Aman es sinónimo de “paraíso de la paz” en sánscrito, exactamente lo que la cadena trata de recrear con los servicios más exclusivos del mundo. Actualmente, desde el año 2016, la cadena es propiedad del ruso Vladislav Doronin.

Vista exterior del Amangiri.
Vista exterior del Amangiri.

Una estancia en un paraíso custodiado por Aman es suficiente para desencadenar un inevitable deseo y curiosidad por conocer cada uno de sus resorts alrededor del mundo. Son 33 los hoteles de lujo en más de 20 países los que conforman esta exclusiva cadena, y que independientemente de cual sea el destino, bien sean las playas vírgenes del Índico, el mar Adriático o, de vez en cuando, la gran avenida de una ciudad, se convierten en el punto de encuentro del lujo, exclusividad, confort y privacidad.

Pero si algo ha hecho la cadena por diferenciarse y mantener fieles a sus visitantes, no es sólo su arquitectura inspirada en las costumbres locales de cada exclusiva ubicación en la los lugares más inaccesibles, ni el hecho de que la sencillez de cada Amán haga sentir al huésped como si un buen amigo te hubiera invitado, sino también la continua respuesta a las demandas y necesidades más exigentes, en un mundo en el que viajar es uno de los placeres más dulces y atractivos, que se reinventa a pasos agigantados.

El vanguardista Amanyangyun, en Shanghai, China.
El vanguardista Amanyangyun, en Shanghai, China.

Cualquier deseo impensable se materializa en los hoteles Aman, en los que antes de llegar el personal sabe tu nombre, donde no hay facturas que firmar durante tu estancia….un enclave sólo apto para los bolsillos más privilegiados, y que desde el 30 de marzo hasta el 29 de abril del próximo año, podrán disfrutar de una experiencia única como la de poder “recorrer el mundo” de una manera muy especial y auténtica: 7 países en 22 noches en jet privado. Un viaje reducido a 16 aventureros amantes de los viajes y de los hoteles exclusivos que podrán durante estos días descubrir de una manera diferente lugares mágicos como Tokyo, Shangai, Ninh Thuan (Vietnam), Phuket (Tailandia), Thimphu (Bhutan), la península de Peloponeso, siendo la romántica ciudad de Venecia el punto final de este viaje de lujo.

Amanzoe (Aman Grecia).
Amanzoe (Aman Grecia).

En cada una de las paradas el viajero se introduce en la cultura y en la esencia de cada país, a través de diferentes actividades propias del lugar que le hacen sentirse parte de él. Así ocurre en Tokyo con las masterclass de sushi, con las visitas a los museos más emblemáticos de Shangai, una jornada con los elefantes en Phuket o dejándose perder por la mítica Acrópolis de Atenas. Una experiencia de lujo que se completa con la estancia en los exclusivos hoteles que tiene Aman en cada uno de estos sitios, siendo cada uno de ellos el lugar perfecto para recargar energías y descansar, tras un viaje donde el cansancio es compensado con sus maravillosas instalaciones y servicios.

La parte wellness es otro de los atractivos de los hoteles Aman, sobre todo, para esos viajes en los que el objetivo principal es cuidarse y mimarse uno mismo. Amangiri, es el hotel donde este deseo por conseguir el bienestar más exclusivo se hace efectivo en gracias a su ubicación: el desierto estadounidense de Utah. Nada es por casualidad, de ahí, que uno de las cadenas de hoteles más representativa del mundo haya elegido las montañas de Canyon Pint para bordear este exclusivo complejo donde la paz y la tranquilidad son los principales protagonistas.

Amán es el destino favorito de famosos como Angelina Jolie, Novak Djokovic, Bill Gates o en su día la Princesa Diana

Amangiri sin duda es el hotel que del 2019. Además, se le suma un aliciente añadido, el “Kokoro Retreat”, una propuesta wellness personalizada que tiene el objetivo de calmar la mente, rejuvenecer el cuerpo y nutrir el alma. Guiados por tres reconocidos gurús del bienestar, durante 5 días tu rutina se ve cambiada por clases de meditación, de yoga, sesiones de bici y tres tipos diferentes de masaje, en una combinación perfecta que da como resultado equilibrio perfecto entre cuerpo y mente, donde la energía positiva sea el motor de una vida feliz.

Una de las últimas incorporaciones a la exclusiva familia Aman, es Amanyangyun en China, una propuesta que invita a embarcarte y vivir la historia literalmente de este mágico país. Un total de 13 villas y 24 suites forman este complejo que fue propiedad de la dinastía Ming y Qing, que se trasladaron a este enclave de lujo junto a algunos milenarios árboles con el objetivo de evitar su destrucción.

Espectaculares vistas desde el hotel Aman Tokyo.
Espectaculares vistas desde el hotel Aman Tokyo.

Han conseguido mantener su esencia intacta convirtiendo y convertirlos en un acceso directo a su cultura y compromiso con la conservación de lo que es de ellos, y por ende, la naturaleza. Un ambiente exclusivo y envolvente que gracias al estilo y gusto con el que se levantó este paraíso puede presumir de haber ganado el premio internacional de diseño Prix Versailles 2018; haciendo efectiva una combinación hábil del diseño tradicional de la madera reciclada y la piedra negra con el minimalismo que caracteriza a los hoteles Aman.

Muchos se preguntan cuál será la próxima apertura de Aman. Doronin está enfocado en crear santuarios urbanos y se centra en aperturas en ciudades. Quizás por eso Nueva York es una de las próximas aperturas en 2020, y no la única pero el CEO de Amán prevé también su proyecto más ambicioso recreando rutas históricas como las de la seda en viajes llenos de misticismo y glamour desde Venecia a Beijing en un mundo de lujo sólo apto para los “Aman Junkies”, término con el que se conoce a aquellos fieles huéspedes de los hoteles Aman. Secretos de lujo que invitan a vivir experiencias únicas y unirte al conocido y exclusivo grupo de estos “Aman- Junkies.

Reportajes
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios