UBICADO EN SEVILLA, EL HOTEL ES EL NUEVO 'PLACE TO BE' DE ANDALUCÍA

Mercer, el lugar de encuentro más elegante para los 'foodies' más exigentes

Situado en el palacete Casa Palacio Castelar, el hotel boutique Mercer Sevilla se convierte en el nuevo espacio gastro de referencia de Andalucía gracias a su revolucionario menú

Foto: En el salón conviven elementos de estilo clásico y líneas sobrias con lámparas de aire industrial.
En el salón conviven elementos de estilo clásico y líneas sobrias con lámparas de aire industrial.

Desde que el Restaurante María Luisa y el Fizz Cocktail Bar abrieron sus puertas en el Hotel Mercer Sevilla, son muchos los sevillanos (y visitantes del resto de España) que han encontrado aquí un punto de encuentro en el que desconectar y disfrutar de momentos de relax, en un escenario protagonizado por la suma de tradición, modernidad y diseño.

La elegancia se respira desde la entrada del hotel.
La elegancia se respira desde la entrada del hotel.

La experiencia está capitaneada por por la revolucionaria carta del restaurante María Luisa, donde el recetario andaluz se reinventa de la mano de los chefs Rafael Liñán y Rafael Zafra. "Queremos que la cultura gastronómica de Sevilla evolucione hacia una línea arriesgada e innovadora, sin perder la herencia de nuestros sabores. De ahí que el punto de partida de nuestros platos sea la materia prima, el producto local y el recetario andaluz", explica Rafael Liñán. En este sentido, la propuesta pretende dar a comprender la gastronomía andaluza a partir de productos locales de primera calidad y recetas tradicionales a las que el chef ha dado un giro creativo que confiere a los platos un aire nuevo y moderno.

Vista panorámica del interior del hotel.
Vista panorámica del interior del hotel.

Cabe también destacar el diseño del salón, en el que conviven elementos de estilo clásico y líneas sobrias con lámparas de aire industrial, que contrastan con elegantes y altos muros revestidos de tela en tonos ocres y verdosos. La experiencia gastronómica del Restaurante María Luisa "se divide en tres actos", como apunta el chef. "El comensal es recibido en el espacio de coctelería del hotel, el Fizz Cocktail Bar, donde se le sirve una bebida-aperitivo y una degustación de las tapas típicas de Andalucía, mientras se le explica la carta y decide los platos que tomará a continuación. Seguidamente, se le acompaña a la sala del restaurante donde se da paso a los platos principales, para después, una vez acabada la cena, pasar al patio principal del hotel, de interior típicamente andaluz donde servimos nuestra fuente de petit-fours con el café, té, vino o la bebida que el cliente elija".

La propuesta gastronómica pretende dar a comprender la gastronomía andaluza a partir de productos locales de primera calidad.
La propuesta gastronómica pretende dar a comprender la gastronomía andaluza a partir de productos locales de primera calidad.

Entre los platos de la carta encontramos opciones tan sugerentes como el bogavante a la marinera, el cordero Al Ándalus con cuscús de coliflor, las setas de Aracena con su geleé o la corvina salvaje con consomé de jamón. No es casualidad que la coctelería del Mercer se haya convertido en el último año en uno de los enclaves predilectos de un público ávido de nuevas experiencias para la vista y el paladar. En el Fizz Cocktail Bar, diseño, producto y ambiente contribuyen a una misma causa: la creación de un espacio en el que sentarse a tomar un cóctel se vuelve una experiencia completa en sí misma.

La carta del María Luisa ha sido concebida por el prestigioso chef sevillano ganador de dos estrellas Michelín Rafa Zafra con la ayuda de Rafael Liñán.
La carta del María Luisa ha sido concebida por el prestigioso chef sevillano ganador de dos estrellas Michelín Rafa Zafra con la ayuda de Rafael Liñán.

El Fizz Cocktail Bar propone una «cultura del cóctel» distintiva. Su diseño, inspirado en las clásicas coctelerías del East Village neoyorquino, con una estantería que alberga una imponente colección de botellas, sillas altas que recorren la barra, espacios lounge y rincones íntimos, es toda una declaración de intenciones. Su extensa y variada carta de cócteles se aleja de los lugares comunes ofreciendo innovadoras propuestas de creación propia que conviven con clásicos revisitados como el Dry Martini, el Cosmopolitan o el Manhattan. Todos ellos elaborados por un equipo de cocteleros avalados por una larga trayectoria a sus espaldas.

Vanguardia arquitectónica

El prestigioso estudio de arquitectura sevillano Cruz y Ortiz ha sido el encargado de dar nueva vida a este espacio único y de gran valor histórico, proyecto el que han volcado todo su saber hacer y meticulosidad a fin de conservar sus tesoros arquitectónicos.

El hotel se estructura en torno a un patio central típicamente andaluz con suelos de mármol, rodeado de arcos que reposan sobre pilastres y cubierto por una cúpula por donde la luz natural entra al interior, confinando al espacio una atmosfera agradable y cálida.

El hotel cuenta con 12 habitaciones (tres Deluxe, una Premium Deluxe, seis Junior Suite, una Premium Junior Suite y una Suite), distribuidas en dos plantas. Las situadas en la antigua zona noble de la Casa Palacio Castelar disfrutan techos de 4,5 metros de altura y todas disponen de suelos de madera de roble. Siguiendo la tónica del resto del hotel, la escenografía histórica se mezcla con mueble contemporáneo de gran calidad.

Otra de las grandes sorpresas la encontramos en terraza de la última planta, que alberga una imponente piscina con fondo de acero inoxidable y un área con sofás. Un marco ideal reservado para los clientes alojados en el hotel, donde degustar un vaso de jerez por la noche o contemplar la puesta de sol en un rincón tranquilo y discreto con vistas al Guadalquivir y el Arenal, uno de los barrios con más solera de Sevilla.

Reportajes
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios