Ballyfin, el mejor hotel del mundo

Irlanda. Allí se yergue un castillo-mansión que ha sido elegido por los viajeros como el mejor hotel que existe sobre la faz de la tierra... por algo será

Foto: Vista del amplio exterior que rodea al hotel Ballyfin de Irlanda.
Vista del amplio exterior que rodea al hotel Ballyfin de Irlanda.

Se encuentra en Irlanda, ese país repleto de verde, campiñas, mares y muchas, muchas leyendas. Se llama Ballyfin y los seguidores de la biblia de ese asunto del viajar (Conde Nast Traveller International) lo han elegido como el mejor hotel del plaenta.

Entrada del lujoso hotel irlandés.
Entrada del lujoso hotel irlandés.

Clásico, sí, y esplendoroso. Allí son dados a la grandilocuencia, a mansiones en las que uno se siente un hombre pequeñito, encorvado. Y es lo que ocurre en Ballyfin, un 'casoplón' enclavado a una hora y media de Dublín.

En concreto se encuentra en el condado de Laois y creció sobre las ruinas de un ancestral castillo de la época isabelina. Sir Charles Henry Coote tomó la decisión de darle forma y convertirlo en una joya arquitectónica.

El hall es hogareño, acogedor y elegante.
El hall es hogareño, acogedor y elegante.

Así transcurrió el tiempo, hasta que llegaron Fred y Kay Krehbiel, ricos norteamericanos que dicidieon restaurarlo y erigir un hotel como dios manda... bueno, el mejor del mundo hasta la fecha (y de eso los impenitentes viajeros saben mucho). El año 2010 vio cómo nacía esta mansión reconvertida en hotel: 20 habitaciones de las que cuelga la prestigiosa etiqueta de cinco estrellas.

De izquierda a derecha, diferentes puntos del hotel, todos unidos bajo una decoración clásica.
De izquierda a derecha, diferentes puntos del hotel, todos unidos bajo una decoración clásica.

El estilo que despliegan sus habitaciones y estancias está acorde con ese espíritu de la zona, recargado, suntuoso, cálido, hogareño: camas con dosel, espejos dorados llenos de filigranas, sofás chester... y mayordomos, muchos, siempre atentos a las demandas de los huéspedes. Idílicos paseos, montar a caballo, senderismo, picnics, en fin, una retahíla de actividades para disfrutar.

Una de las 20 habitaciones de las que cuelga la prestigiosa etiqueta de cinco estrellas.
Una de las 20 habitaciones de las que cuelga la prestigiosa etiqueta de cinco estrellas.

Reportajes

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios