Chopard o qué hacer con un diamante de 342 quilates

La firma de alta joyería ha creado la colección El Jardín del Kalahari a partir de un gran y extraño diamante encontrado en la mina de Kanowe

Foto: Colección El Jardín del Kalahari, de Chopard.
Colección El Jardín del Kalahari, de Chopard.

Caroline Scheufele, co-presidenta de Chopard y diseñadora de todas las colecciones de alta joyería de la maison, nos lo confiesa: "Inmediatamente tuve la sensación de que me encontraba ante una piedra extraordinaria. Era de una belleza y de una pureza excepcionales". La gema apareció en el corazón del yacimiento de Karowe, en Botswana, surgida de la roca volcánica de la kimberita.

El proceso de creación de la colección El Jardín del Kalahari.
El proceso de creación de la colección El Jardín del Kalahari.

Cuando Caroline se enteró de la existencia de este diamante de 342 kilates, no perdió un segundo y se trasladó a esta mina a cielo abierto para conocer de primera mano el increíble ejemplar al que decidió bautizar como Queen of Kalahari, piedra preciosa que ha dado origen a un conjunto de 23 diamantes (El Jardín del Kalahari), de los que cinco de ellos tienen una talla superior a los 20 quilates.

Del boceto se pasa a la joya.
Del boceto se pasa a la joya.

Además, esta historia se mezcla con el desarrollo sostenible en el ámbito de la alta joyería. Caroline ha animado a la mina de Karowe a unirse al creciente número de proveedores de Chopard (tanto de oro, piedras de color o diamantes) y a comprometerse con los criterios de validación independientes del Green Carpet Challenge, que reflejan las mejores prácticas posibles en términos de justicia medioambiental y social.

Dos de las piezas de la colección.
Dos de las piezas de la colección.

En cuanto a la colección El Jardín del Kalahari, por ahí aparece un girasol de 50 quilates y en talla brillante; un pensamiento de 26; o una flor del plátano de 25. Pero hay más (no con tantos quilates, pero vamos, suficientes para lucir con orgullo y placer), como una amapola de 20, una esmeralda de 21 quilates que se cuela en un nenúfar o una amapola de 20 quilates. En fin, seis joyas que demuestran el delicado e imaginativo savoir faire de Chopard.

Los diamantes, en diferentes tallas y facetas.
Los diamantes, en diferentes tallas y facetas.

Reportajes

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios