Pisos de lujo en el palacio desde el que Canaletto pintó Venecia

La rehabiltación del Palacio Garzoni a orillas del Canal pone a disposición pública viviendas de lujo a partir de 600.000 €

Foto: Vista sobre el Gran Canal de Venecia desde las ventanas del palacio.
Vista sobre el Gran Canal de Venecia desde las ventanas del palacio.

Hasta hace pocos decenios, a los señores de cierta edad el médico de familia les aconsejaba ponerse un corsé para sostener mejor la columna vertebral y los órganos internos. Más o menos del mismo modo, y con análogo objetivo, el grupo italiano Motterle ha intervenido el antiguo Palazzo Garzoni Moro de Venecia, una de las viejas damas arquitectónicas que se asoman al Gran Canal. Los ingenieros de la firma, que adquirió el edificio en 2005 con el objetivo de restaurarlo y revalorizarlo, han reforzado los muros que ya habían cedido, ajustándolos con un corsé de acero, una telaraña de gruesos cables que atraviesa las paredes de una a otra punta.

El salón de la planta noble, elegido por Canaletto en el siglo XVIII para pintar la vista hasta el puente Rialto.
El salón de la planta noble, elegido por Canaletto en el siglo XVIII para pintar la vista hasta el puente Rialto.

Las habitaciones recuperadas de este palacio gótico no serán convertidas en suites del enésimo hotel de múltiples estrellas: los 3.600 metros cuadrados del Garzoni Moro serán divididas en apartamentos de lujo de diferentes superficies destinadas a la adquisición por particulares, ya amueblados (entre otras exquisiteces) con tejidos de Rubelli y jarrones de Venini. Por el momento, solo están disponibles ocho apartamentos de entre 100 y 200 metros cuadrados, pero los habrá mayores, y también más pequeños, y su venta será gestionada en asociación con Venice Sotheby’s Realty. “Decidimos optar por un destino residencial –explica el arquitecto Eugenio Motterle, presidente del grupo– con la ambición de ofrecer a los compradores, en una ciudad única en el mundo, una experiencia exclusiva que uniese la fascinación de su historia con todas las comodidades contemporáneas en cuanto a aislamiento térmico, sistemas integrados de vigilancia y domótica”.

A la izquierda, imagen de la arcada y las ventanas en el patio interior del palacio. A la derecha, uno de los lujosos pasillos.
A la izquierda, imagen de la arcada y las ventanas en el patio interior del palacio. A la derecha, uno de los lujosos pasillos.

Los precios parten de los 600.000 €. Por otra parte, si las viviendas venecianas son conocidas a menudo por su humedad y poca luminosidad, el Palazzo Garzoni Moro dispone de una rara accesibilidad desde tres lados, y cuenta con 216 ventanas que inundan de luz el interior. El salón en la planta noble, no por casualidad, fue elegido como localización, allá por el siglo XVIII, por el propio Canaletto, el más célebre de los paisajistas venecianos, para captar el deslumbrante panorama que se extiende desde el palacio hacia el Puente del Rialto y que plasmó en un óleo sobre tela hoy expuesto en el Museo de Dresde, en Alemania. La espectacular arquitectura, la máxima luminosidad y la vista tan sugerente siguen seduciendo hoy a artistas no menos famosos, pero con muy dispar talento al del genio veneciano. En efecto, parece que Madonna y Elton John están interesados en la compra de una de las zonas habitables del singular palacio.

De izquierda a derecha, interior y dormitorio de uno de los apartamentos de lujo construidos.
De izquierda a derecha, interior y dormitorio de uno de los apartamentos de lujo construidos.

Reportajes
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios