La condición del auténtico gentleman

Artistas, modelos, diseñadores de relevancia, escritores e intelectuales responden a Gentleman sobre la elegancia, sus iconos y los elementos de estilo esenciales

Foto: Aunque pueda resultar evidente y haya muchos más, la elegancia es el término que mejor se adapta a la hora de describir a un gentleman. / Ilustración: FERNANDO VICENTE
Aunque pueda resultar evidente y haya muchos más, la elegancia es el término que mejor se adapta a la hora de describir a un gentleman. / Ilustración: FERNANDO VICENTE
Autor
Tags
    Tiempo de lectura5 min

    ¿Cuál es la fórmula más rápida y eficaz para reconocer a un auténtico gentleman?

    1. Olga San Jacinto (Directiva Google). Observar el brillo de su mirada, la claridad de sus palabras y el volumen de su corazón. Y luego, por supuesto, sus zapatos.
    2. Purificación García (Diseñadora). Echar un vistazo a sus complementos. Un buen zapato, cinturón o reloj dicen mucho de quien los lleva. Un gentleman debe combinar su atuendo con esmero… para luego olvidarse de él.
    3. Soledad Villamil (Actriz). Dejar que hable 10 minutos y compartir con él la maleta.
    4. Magda Llompart (Consejera Delegada de Barrats). Mirarle de abajo arriba, es decir, a sus zapatos. Pocos objetos ayudan a desvelar mejor el espíritu de cualquier sujeto con una simple ojeada.
    5. Sara Baras (Bailarina). La elegancia tiene mucho que ver con la estructura ósea y el movimiento del cuerpo. Y con la delicadeza y la generosidad del corazón.

    ¿Cómo se llama el hombre –vivo o muerto- más elegante que ha conocido?

    1. Mª Eugenia Alberti María (Directora revista Joyce España). Petronio. Por saber morirse con tanta elegancia, ironía y oportunidad; por la calidad del lino de sus togas y el estilo nunca repetitivo para plegarlas; por la envergadura de sus amigos y de sus enemigos; por el refinamiento de sus ágapes y por la exquisitez de su hospitalidad.
    2. Nieves Álvarez (Modelo). Sean Connery en James Bond. Me resulta fascinante con qué naturalidad llevaba este Bond los trajes a media, cómo se movía dentro de un esmoquin, el brillo de los zapatos justo después de una misión en el desierto, la gracia para colocarse bien la chaqueta dos segundos después de evitar una bala, tras esquivar una paliza y justo antes de entrar en una cena de gala.
    3. Cristina Morato (Escritora). John Malkovich. Un actor que sin ser guapo, ni mucho menos sexy, resulta muy atractivo. Le gusta la moda –de hecho, diseña su propia línea de ropa– y viste de una manera elegante pero a la vez informal y bohemia, reflejo de su personalidad. Es un hombre culto y viajado, una rara avis en la meca del cine.
    4. Luis Rojas MarcoS (Psiquiatra). Cary Grant, el rey de la elegancia innata, un auténtico caballero repleto de gracia.
    5. Pepa Sastre (Periodista). Sir Norman Foster. Con chaqué o con traje de buen corte, con esas camisas atrevidas y aspecto tan formal, siempre está impecable. Como cuando envuelve su perfecta osamenta en un jersey de cachemir y unos pantalones de pana, y completa el estilismo con chaqueta de tweed. Sir Norman viste y se mueve como diseña edificios, puentes, torres y otras estructuras: con absoluta elegancia y saber estar. Y además sabe sonreír.
    6. Ainhoa Arteta (Soprano). Sean Connery. Siempre atractivo, carismático e impecable. En la saga de James Bond, en Indiana Jones, de fraile o como intocable. Un tipo elegante de la cabeza a los pies, hasta con una falda kilt escocesa.

    ¿Cuáles son las prendas imprescindibles en el armario de un hombre elegante del siglo XXI?

    1. Carolina Herrera (Diseñadora de moda). Una chaqueta impecable, unos vaqueros y un par de zapatos estupendos.
    2. Sandra Domínguez ((Directora de compras en Santa Eulalia). Un traje oscuro a medida, camisa blanca, zapatos ingleses, y por supuesto, unos jeans.
    Celine Beteinberg (Directora de Ekseption). Refinamiento, audacia y sentido del humor.
    3. Gabriella Scarpia (Presidenta de LVMH Italia). Un polo negro de manga larga, una camisa blanca y unos buenos zapatos marrones con cordones.
    4. María Barros (Diseñadora). Un zapato de cuero, mate y con lazada. Siempre suelo comenzar a mirar a los hombres por los pies: es ahí donde se cometen las mayores barbaridades.
    5. Teresa Berganza (Cantante de ópera). Un traje maravilloso, media docena de camisas, unos vaqueros y un par de zapatos clásicos.

    ¿Quién ha dado más patadas a la elegancia masculina en este país?

    1. Fernando Arrabal (Autor teatral). La incultura y el sentido del ridículo.
    2. Carmen March (Directora creativa en Pedro del Hierro). Sin duda, mis compañeros de oficio: los diseñadores de moda.
    3. Martina Klein (Modelo). A veces, el look que ciertos personajes de la vida social eligen para asistir a un acontecimiento. Disculpe que evite la tentación de soltar un puñado de nombres y apellidos, pero de pequeña me enseñaron que señalar con el dedo es algo muy feo.
    4. Celine Beteinber (Directora de Ekseption). La elegancia, a pesar de las patadas, zancadillas o golpes bajos que reciba –y vengan de donde vengan–, siempre está ahí, manteniendo el tipo contra viento y marea.
    5. Isabel Allende (Escritora). Los funcionarios de la política, los nuevos ultra-millonarios, y la constelación de estrellas vacías de contenido que nos venden los medios de comunicación.
    6. Ricardo Darín (Actor). Los intolerantes, los reprimidos, los manipuladores.

    ¿Qué rasgos y cualidades definen a un hombre auténticamente elegante?
    Iñaki Gabilondo (Periodista). Exactamente lo que ahora no está de moda: el sentido común, la coherencia, el racionalismo, la memoria larga, el humor y el espíritu crítico.
    Daniel Barenboim (Director de orquesta). La ausencia de ego.
    José Luis Gómez (Actor y director teatral). Generosidad, aplomo, audacia y, por encima de todo, dignidad.
    Beatriz González Cristóbal (Consejera de Tous). La naturalidad. Que lo que lleve encima sea un reflejo intachable de su personalidad.
    Jorge Valdano (Empresario y comentarista deportivo). Charme. Y no son muchos los que lo poseen.
    Montserrat Caballé (Cantante de ópera). “Nada tan misterioso como la simplicidad.” (Frase robada al maestro Cristóbal Balenciaga.)
    Juli Capella (Diseñador). Armonía, gracia y compostura.
    María Dueñas (Escritora). Inteligencia, sentido del humor y bondad.

    Reportajes