Desde Hermès a John Lobb, una visita a los talleres en los que nace el lujo francés

Homenaje a la maestría silenciosa de los artesanos más exquisitos. El libro 'Artisans du luxe français' descubre los secretos de su trabajo

Foto: Bordado de hilos, trenzas, pasadores y pequeñas piezas de oro, de Lesage.
Bordado de hilos, trenzas, pasadores y pequeñas piezas de oro, de Lesage.

La directora artística Caroline Clavier y el fotógrafo Jean-Marc Palisse llevan más de quince años combinando sus miradas sobre el universo creativo –en lugares excepcionales, en talleres de artistas– para explorar sus temas “desde dentro”, una de sus señas de identidad. En el libro Artisans du luxe français acompañan esa búsqueda de los textos de Pascale Richard. Los tres, con una amplia experiencia y un vasto conocimiento en el sector del lujo, elaboraron durante cuatro años reportajes para la revista del Hotel Crillon sobre las bambalinas de las artes, que produjeron, editaron y publicaron conjuntamente.

En este nuevo trabajo, nos revelan sin pomposidad algunas piezas seleccionadas de algunos de los talleres más destacados del lujo francés. Manos sabias y anónimas, rituales de expertos, gestos sagrados y materiales preciosos componen el núcleo de estas páginas de delicado diseño. Estas imágenes, con todos sus matices pero sin efectos añadidos, concentran en forma de extractos las confidencias y la gracia de un mundo aparte, fuera de cámaras, donde la obra de la belleza se ejecuta de manera cotidiana. De una manera humilde y silenciosa, como las imágenes y palabras que aquí se exponen.

Lesage: la perla fina del bordado

Desde hace casi un siglo, esta fabulosa casa, cuya historia transcurre en paralelo a la de la alta costura, ha hecho resplandecer el bordado francés por todo el mundo. Bajo la dirección del fallecido François Lesage, que la dirigió durante más de 50 años, la empresa, bajo el regazo de Chanel desde 2002, desprende un dominio y una creatividad capaz de eclipsar con frecuencia el nombre del modisto cuyos modelos adorna. Detrás de estas obras, hábiles manos han trabajado con las agujas o el crochet de Lunéville.

Charvet: el príncipe de la camisa

Desde hace casi dos siglos, hombres de todo el mundo acuden a vestirse al taller del célebre camisero de la plaza Vendôme. Sucumbiendo a sus encantos, los más importantes de ellos le dieron el renombre a esta discreta institución, símbolo de la elegancia refinada, y que ofrece un fondo de armario masculino hecho a medida sin precedentes. Fabricación impecable, materiales únicos y diversos, oferta infinita de colores. Quintaesencia de esta perfección, la camisa se ha convertido en una pieza de culto.

Muestras de tejido, patrones cortados a medida y sedas estampadas para la elaboración de vestidos.
Muestras de tejido, patrones cortados a medida y sedas estampadas para la elaboración de vestidos.

John Lobb: el paso de la elegancia

Desde hace 150 años, el proveedor oficial de la Familia Real de Inglaterra ha calzado a las más ilustres y exigentes personalidades. La marca, ahora bajo la bandera de Hermès para la parte francesa, ha llevado hasta la cima el arte del ‘hecho a medida’, perpetuando así un ideal de excelencia y de elegancia atemporal. Se necesitan 50 horas de trabajo para fabricar totalmente a mano un par de estos legendarios zapatos. Pero hay que saber esperar para disfrutar este calzado de una comodidad difícil de imaginar y que durará toda una vida.

Pieles dispuestas a modo de ensayo después de los cambios realizados en la horma.
Pieles dispuestas a modo de ensayo después de los cambios realizados en la horma.

Hermès: la seda al cuadrado

Desde su nacimiento en 1937, se han editado cerca de dos mil dibujos del celebérrimo carré. Aunque el Brides de gala sigue siendo el más famoso de la casa, el legendario fular no ha dejado de reinventarse a través de las diferentes colecciones, sin comprometer en lo más mínimo la exigencia en cuanto a su perfección. Todos se tejen sobre twill de seda, una sarga con finas líneas en diagonal, y luego se imprimen, con la técnica del cadre plat, entre los visos tornasolados de los talleres de Lyon.

Patrones impresos, preparados para pasar al proceso de confección final.
Patrones impresos, preparados para pasar al proceso de confección final.

Baccarat: arte de cristal

La fábrica de cristal más ilustre del mundo, que este año celebra su 250 aniversario, ha cruzado el tiempo para convertirse en un símbolo de excelencia y del arte de vivir a la francesa. Desde el legendario servicio Harcourt hasta la espectacular lámpara de araña Zenith Darkside de Philippe Stark, sus creaciones perpetúan la excelencia de un savoir-faire a la vanguardia del progreso, transmitido a través de los años por una élite de artesanos. Sopladores, cortadores, grabadores y doradores ponen su inimitable talento al servicio de esta perfección. Entre ellos hay 22 Meilleurs Ouvriers de France (Mejores Obreros de Francia).

Detalle del cristal en pleno proceso de fundición para su moldeado hasta conseguir la forma final.
Detalle del cristal en pleno proceso de fundición para su moldeado hasta conseguir la forma final.

El libro, editado por Éditions de La Martinière, reúne en 240 páginas 12 reportajes únicos para mostrar, con una fotografía profusa, los secretos de algunos de los talleres artesanos más importantes de Francia. Autores: Caroline Clavier (directora artística), Jean-Marc Palisse (fotógrafo) y Pascal Richard (redactor).

Reportajes
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios