Una pasión que se hereda

La familia Scheufele tiene en los coches de época una de sus debilidades; en la Mille Miglia, su forma de mostrarlo. Este año se ha incorporado Caroline-Marine Scheufele.

Foto: Karl-Friedrich Scheufele y su hija Caroline-Marie.
Karl-Friedrich Scheufele y su hija Caroline-Marie.

La presencia de Chopard en la Mille Miglia se ha convertido en un elemento distintivo de esta casi centenaria carrera. Después de 31 años de relación, la presencia de la familia Scheufele es siempre un aliciente añadido, que este año se ha incrementado con la presencia, por vez primera, de Caroline-Marine, hija de Karl-Friedrich y heredera de la pasión de la familia Scheufele por las carreras. Para la ocasión, compitieron al volante de un Mercedes-Benz 300SL “Alas de Gaviota”.

Los coches participantes son verdaderas joyas rodantes, tan codiciadas como espectaculares.
Los coches participantes son verdaderas joyas rodantes, tan codiciadas como espectaculares.

La pasión por la carreras de coches históricos está impreso en el ADN de la familia, tanto como para que en 1988 decidieran convertirse en socio de la conocida como ‘piu bella corsa del mondo’, una competición que desde 1977 reúne a coches construidos entre 1927 y 1957. La carrera cuenta con algunos de los coches más raros, sofisticados, importantes y valiosos de esta época, y toman las carreteras de la manera en la que fueron pensados, llamando la atención tanto de la vista, como del oído y el olfato.

La Mille Miglia es, sin duda, la carrera de coches clásicos más famosa de cuantas se disputan en Europa.
La Mille Miglia es, sin duda, la carrera de coches clásicos más famosa de cuantas se disputan en Europa.

En esta edición han intervenido 430 coches que completaron el tradicional recorrido Brescia-Roma y vuelta, entre ellos el del co-presidente de Chopard Karl-Friedrich Scheufele, quien ha participado más de 30 veces con un variado elenco de co-pilotos. Desde su mujer, Christine, a su padre, Karl –de quien heredó la pasión, pasando por su gran amigo y legendario ganador en seis ocasiones de Le Mans, Jacky Ickx.

El recorrido Brescia-Roma y vuelta, también permite momentos de relax.
El recorrido Brescia-Roma y vuelta, también permite momentos de relax.

Este año, ha sido su hija la que ha tomado el relevo y lo ha hecho en el Mercedes-Benz 300 SL Alas de Gaviota rojo metálico, piedra angular de la colección de coches clásicos de los Scheufele. Como también es tradicional, la carrera sirvió para presentar en sociedad la nueva edición del Chopard Mille Miglia, a la que esta vez se unió el Mille Miglia Classic Chronograph Zagato 100th, otra firma con la que Chopard tiene una relación muy especial.

Scott Eastwood y Romain Dumas en el Porsche 550AS Spyder.
Scott Eastwood y Romain Dumas en el Porsche 550AS Spyder.

Relojes
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios