Colección Master de Jaeger-LeCoultre: obras de arte mecánicas

La colección se convierte en el mejor escenario para ofrecer una lección magistral de esmaltado y guilloché

Foto: Master Ultra Thin Moon Enamel, de Jaeger-LeCoultre.
Master Ultra Thin Moon Enamel, de Jaeger-LeCoultre.
Autor
Tiempo de lectura3 min

Una mesa redonda de madera recibe al visitante; será el centro neurálgico donde comprobar lo que tiene lugar unos metros más allá, donde los artesanos se afanan en ese silencio casi monacal que marcan los distintos oficios. Hace ya casi tres años la manufactura de Le Sentier decidió que todos los oficios artísticos que acompañan a algunas de sus creaciones ocuparan un mismo escenario, el que se ha definido como Atelier des Métiers Rares (Taller de Oficios Exclusivos e Inauditos).

En la mesa, una pantalla que ejerce como proyector permite contemplar aumentadas hasta 40 veces la última creación, una edición limitada a 100 ejemplares del Master Ultra Thin Moon Enamel. Es en esta última palabra donde se encuentra el argumento que une a esta pieza con la excelencia de los oficios. Una nueva mirada a la pantalla permite observar cómo ejercen su trabajo en las distintas especialidades que se registran en el Atelier, un espacio abierto en el que conviven esmaltado, guilloché, grabado y esqueletizado y el engaste.

A la derecha, en el fondo del reloj se puede apreciar el calibre 925 de carga automática y 70 horas de autonomía de marcha. Al lado, lateral del reloj.
A la derecha, en el fondo del reloj se puede apreciar el calibre 925 de carga automática y 70 horas de autonomía de marcha. Al lado, lateral del reloj.

A lo largo de su historia, en Jaeger-LeCoultre han acumulado un patrimonio creativo que se transforma en un valor real a la hora de afrontar nuevas experiencias; por eso, se puede permitir creaciones como el nuevo Master Ultra Thin Moon Enamel –será una de sus estrellas en el próximo SIHH–, una expresión de su estilo personal y refinado.

Una propuesta que llama la atención por el espectacular acabado de su esfera de esmalte azul guilloqueada a mano, y que muestra nuevos índices, una renovada luna pulida y un nuevo grabado. Su caja apenas supera los 10 mm de altura (10,04 mm) y en su interior presenta el Calibre 925, un movimiento mecánico automático con una autonomía de marcha de 70 horas.

El Master Ultra Thin Moon Enamel es un reloj que destila elegancia y lo hace con un esmaltado de la esfera en azul profundo.
El Master Ultra Thin Moon Enamel es un reloj que destila elegancia y lo hace con un esmaltado de la esfera en azul profundo.

El Master Ultra Thin Moon Enamel es un reloj que destila elegancia y lo hace con un esmaltado de la esfera en azul profundo en el que sobresalen los motivos geométricos y el efecto relieve característicos del guilloqueado, una técnica decorativa tradicional que muestra una nueva vitalidad en la época contemporánea. El esmaltado se reinstaló en la manufactura en 1999, y allí unos pocos artesanos formados por la propia casa son los encargados de convertir la esfera en una obra de arte. Al hacerlo en esta ocasión en combinación con el guilloqueado la aplicación de la capa translúcida de esmalte azul requiere un nivel incomparable de precisión.

Además, esta creación limitada presenta un nuevo ajuste de fase lunar, que ha sido rediseñado. Cuando la luna está llena, su disco blanco perfectamente redondo y pulido descansa sobre un fondo estelar. No será la única creación esmaltada que vea la luz el próximo año. Además de las fases lunares, se incorporarán a la línea Master Ultra Thin un tourbillon y calendario perpetuo. Todos ellos, exponentes del trabajo que se realizan en el Métiers Rares, un departamento que ha recuperado para la relojería el valor de la artesanía relojera. Un arte que en Jaeger-LeCoultre nunca han abandonado y que forma parte de una historia tan prolongada en el tiempo como fructífera.

El Métiers Rares es un departamento que ha recuperado para la relojería el valor de la artesanía relojera.
El Métiers Rares es un departamento que ha recuperado para la relojería el valor de la artesanía relojera.

Y si a alguien le quedan dudas, basta con mirar algunas cifras para entender la realidad de cada nuevo producto, o por hablar con propiedad, de la marca. En Jaeger-LeCoultre los números hablan por sí solos para dejar claro que estamos ante una manufactura que, año tras año, deja constancia de su capacidad relojera; y lo hace con creaciones que reafirman su realidad. Una realidad contenida en que bajo un mismo techo se asocian en la actualidad casi 180 oficios vinculados con la relojería, o en detalles como que a lo largo de su trayectoria ha construido casi 1.250 calibres de distinto rango y se ha hecho merecedor a atesorar nada menos que 400 patentes.

Relojes
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios