Explorar nuevos límites

El BR-X2 de Bell & Ross reafirma su osadía relojera. En este reloj limitado a 50 unidades, movimiento y caja son un único elemento

Foto: Caja y movimiento convertidos en uno solo. Esa fue la idea que Bell & Ross puso sobre el tapete relojero hace un año con la segunda generación de su colección “Experimental” representada en el BR X2.
Caja y movimiento convertidos en uno solo. Esa fue la idea que Bell & Ross puso sobre el tapete relojero hace un año con la segunda generación de su colección “Experimental” representada en el BR X2.
Autor
Tiempo de lectura45''

Bell & Ross Ha diseñado un movimiento cuadrado excepcional, el calibre BR-CAL.381. Este movimiento ha sido desarrollado entre dos placas de cristal de zafiro, unidas por una estrecha banda de acero mecanizado como si fuera una sola pieza. Con sus dos grandes agujas muestra las horas y los minutos con una precisión óptima gracias al tourbillon volante que compensa la fuerza gravitacional de la tierra.

Como en todas las propuestas de la compañía, esta propuesta basa parte de su éxito en la aparente sencillez de planteamiento estético, algo a lo que contribuye su contenido diámetro de la caja –de 42,5 mm– y su carácter ultraplano –el calibre tiene solo 4,05 mm de grosor–, algo a lo que contribuye la presencia del microrotor. Este proceso de minaturización, sin embargo, no afecta a la autonomía de marcha. Esta creación está limitada a 50 unidades.

Relojes
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios