Con un excelente bronceado

Corum presenta su primer reloj con pátina de bronce, el Admiral AC-One 45 Chronograph Bronze

Foto: La excelente aleación del nuevo Corum tiene una peculiaridad: ha sido totalmente patinado para ofrecer un diseño diferente a la de otras compañías.
La excelente aleación del nuevo Corum tiene una peculiaridad: ha sido totalmente patinado para ofrecer un diseño diferente a la de otras compañías.
Autor
Tiempo de lectura2 min

Carácter y distinción. Seguramente esa fue la idea con la que Corum lanzó hace medio siglo su Admiral, con aquellos gallardetes que actuaban a modo de índices horarios y que definían perfectamente su medio natural, el mar. Durante este tiempo muchas han sido las recreaciones alrededor de esta figura relojera amparada además en una correcta y resistente mecánica, pero nunca hasta ahora había empleado el bronce como material definitorio de la caja. El resultado es el Admiral AC-One 45 Chronograph Bronze. En él, la aleación tiene además una peculiaridad; hasta ahora casi todas las marcas que han utilizado el bronce lo han hecho con la materia en bruto, lo que lleva a que en el envejecimiento de la pieza también se produzca una cierta degradación. Corum ha desarrollado una caja en la que el bronce ha sido totalmente patinado. La idea es doble, por un lado se acentúa su carácter y vinculación con el mar y por otro, ofrecer una pátina diferente a la que presentarán en unos años el resto de las creaciones. Eso sí, lo que también se garantiza es que la alteración del bronce será distinta cada vez, o lo que es lo mismo, que cada pieza sea única.

[Lea también: Corum, banderas al viento]

Hay otra sorpresa contenida en esta caja de 45 mm de diámetro del Admiral AC-One 45 Chronograph Bronze, y se centra en la esfera, donde toma el protagonismo la madera de teca, con vetas verticales, que se convierte en un recordatorio del origen náutico de la colección. En lo mecánico, en su interior ejerce su desempeño un calibre de carga automática y funciones cronográficas y 42 horas de autonomía de marcha. El nuevo CEO de la marca, Jérôme Biard resume así el trabajo realizado en esta pieza: "Con esto, hemos conseguido colores únicos que nos acercan a un ejercicio creativo puro, en el que cada reloj revela su singularidad y es acabado a mano. Es un trabajo que se acerca al arte contemporáneo, lo cual se inscribe perfectamente en el espíritu de Corum".

Relojes
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios