Un Bell & Ross de altos vuelos

La marca fusiona su visión profesional de la aviación con la alta relojería en el BR-X1 Black Titanium Chronograph

Foto: BR-X1 Black Titanium Chronograph, de Bell & Ross.
BR-X1 Black Titanium Chronograph, de Bell & Ross.
Autor
Tiempo de lectura55 seg

El mundo de la aviación pero con el toque de la alta relojería; en el BR-X1 Black Titanium Chronograph se concentran ambos universos con tanta solvencia como sencillez y el resultado es un instrumento con elementos innovadores. Desde la caja de titanio de Grado 5, protegida por un bisel de cerámica de alta tecnología, al diseño ergonómico de los pulsadores del cronógrafo para hacer más fácil la puesta, parada y puesta a cero de la función cronográfica. Con 45 mm de diámetro y hermética hasta 100 metros, además del titanio y la cerámica cuenta con inserciones de caucho. En la esfera, los índices aplicados y las agujas han sido tratados con Superluminova para ofrecer una lectura fácil y sencilla en cualquier momento y situación. Por lo que respecta la parte mecánica, el BR-X1 Black Titanium Chronograph monta un movimiento cronógrafo automático esqueletado, que se distingue además por su puente superior en forma de X. Esta nueva creación de la firma está limitada a 250 unidades.

Relojes
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios