El poder del azul de Montblanc

La firma propone una edición limitada del Montblanc 1858 Chronograph Tachymeter en homenaje a la prestigiosa manufactura Minerva

Foto: Montblanc 1858 Chronograph Tachymete
Montblanc 1858 Chronograph Tachymete

Montblanc vuelve a poner su valor y experiencia sobre la mesa en una exclusiva edición limitada a 100 ejemplares de la colección 1858, inspirada en el legado de Minerva, uno de los especialistas en cronometraje más admirados de Suiza. Con esta propuesta, la marca revive el espíritu de los legendarios relojes dotándoles de un estilo vintage contemporáneo, sin perder detalles históricos de su diseño original como la corona acanalada con un pulsador coaxial, evocadora de las primeras coronas, así como una elegante esfera negra característica de aquella época con sus números árabes luminiscentes.

El diseño original también se aprecia en el segundero pequeño situado a las 9 y en el contador de minutos a las 3. Sin duda, el Montblanc 1858 Chronograph Tachymeter viste un reloj clásico con un atuendo moderno, para lo que ha elegido una gran caja de 44 mm de acero, una esfera azul profundo y una correa de piel de caimán a juego que aporta una dimensión contemporánea. A su vez, incorpora una escala taquimétrica que permite medir la velocidad en una distancia determinada.

Detalles

Material: acero + Medida de la caja: 44-47 mm + Tipo de movimiento: cronógrafo monopulsador de cuerda manual

Relojes

El redactor recomienda