Aquellos chalados en sus locos cacharros: los visionarios que intentaron volar

La exposición 'Les fous volants' presenta a inventores, y también desconocidos, que dieron los primeros pasos para cumplir uno de los grandes sueños del ser humano: volar

Foto: 'L’homme volant' (1969). © Keystone-France / Gamma-Rapho
'L’homme volant' (1969). © Keystone-France / Gamma-Rapho
Autor
Tiempo de lectura2'

La exposición 'Les fous volants, tesoros fotográficos de la agencia Gamma-Rapho (1896-1982)' (hasta el 28 de abril en el Musée des Arts et Métiers de París) presenta una selección de curiosas fotografías de inventores y desconocidos desde finales del siglo XIX hasta finales del siglo XX que trabajaron para hacer realidad uno de los sueños más antiguos del hombre: volar.

'Le vélo à ailettes' (1935). © Keystone-France / Gamma-Rapho
'Le vélo à ailettes' (1935). © Keystone-France / Gamma-Rapho

Es en la primera planta del museo, en la galería, donde se encuentran las treinta fotografías de estos 'locos voladores' (que parecían sacados de la brillante comedia de Ken Annakin, 'Aquellos chalados en sus locos cacharros'), en la que se pueden observar sus rostros –la mayoría de felicidad por estar un paso más cerca del cielo– y sus invenciones, que intentaron romper apenas comenzado el siglo XX con las reglas de la gravedad.

'Drôle d’oiseau' (1933). © Keystone-France / Gamma-Rapho
'Drôle d’oiseau' (1933). © Keystone-France / Gamma-Rapho

Si bien algunas de estas invenciones pueden parecer utópicas, todas ellas atestiguan una inventiva tan ilimitada como asombrosa. Por ejemplo, los ornitópteros, aviones que hacen todo lo posible por copiar el vuelo de las aves.

También las máquinas voladoras híbridas, que intentan arrancar desde suelo para alcanzar el cielo: aviones en forma de bicicleta, bicicletas voladoras, cohetes voladores, triciclos planeadores, bicicletas con alas, coches voladores con alas desmontables, locomotoras aéreas... La exposición es una vuelta al pasado para conocer a aquellos visionarios que en su día plantearon un futuro que hoy en día ya está aquí con la comercialización de los coches voladores.

Compétition de cerfs-volants (1959). © Keystone-France / Gamma-Rapho
Compétition de cerfs-volants (1959). © Keystone-France / Gamma-Rapho

De hecho, algunos de estos inventos sobrepasaban los límites de la mecánica y el tamaño (pequeño, en este caso): el bien llamado 'Pou du ciel', un pequeño avión en partes desmontables o el 'CriCr'i, el avión más pequeño del mundo, diseñado en 1973 por Michel Colomban, ingeniero de Cnam. Junto a estas divertidas máquinas voladoras la exposición nos descubre a los antepasados de los helicópteros y planeadores que se han abierto camino en el espacio aéreo.

L’homme-oiseau (1936). © Keystone-France / Gamma-Rapho
L’homme-oiseau (1936). © Keystone-France / Gamma-Rapho

A pocos pasos, en las colecciones del museo, se puede admirar el avión nº 3 de Clément Ader, el primer avión "más pesado que el aire" que fue capaz de levantarse del suelo, o el avión Blériot XI, que cruzó el Canal por primera vez en 1909.

Personajes
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios