ENTREVISTA

Lapo Elkann, el estilo en persona

Capaz de customizar desde un Ferrari a un reloj, el nieto de Agnelli, ahora icono de la nueva moda, revoluciona las leyes del estilo con una apuesta radical y audaz por la personalización

Foto: Lapo Elkann posa para GENTLEMAN en el dormitorio de su dúplex en el centro de Milán. Sobre la cama, gafas de Italia Independent y el reloj Big Bang Unico que la firma ha diseñado para la firma Hublot / MASSIMO SESTINI
Lapo Elkann posa para GENTLEMAN en el dormitorio de su dúplex en el centro de Milán. Sobre la cama, gafas de Italia Independent y el reloj Big Bang Unico que la firma ha diseñado para la firma Hublot / MASSIMO SESTINI

Nadie como él para sublimar la esencia del hombre contemporáneo. Nadie como Lapo Elkann deja tantas imágenes sugerentes sobre las posibilidades del estilo masculino. Vital, colorista, versátil y osado para torsionar la tradición del tailor-made italiano a su manera. Formado en la escuela de la familia más respetada de Italia, se ha convertido en un icono contemporáneo del estilo por derecho propio. Sus deslices en la vida privada, más criticados dentro que fuera de su país, parecen haber quedado atrás como parte del proceso formativo de un heredero que defiende la experimentación con una visión amplia de miras. El Lapo propositivo y radical que hace mutar los colores de su querida Juventus a un estampado de cebra o que no duda en cubrir de motivo camuflaje un Ferrari 458, está decidido a hacer de la personalización, —“contaminación estética” lo llama él— un sello único que lleve el diseño del lujo a una nueva dimensión.

Estamos en su dúplex del centro histórico de Milán, una vivienda de gusto ecléctico y muy personal en la que predominan los tonos azules y verdes marinos —“nada me inspira como el mar”—, su combinación preferida. En la guarida milanesa del nieto del Avvocato Agnelli abundan los recuerdos personales, los Ferrari en miniatura, las fotografías familiares, el arte manga japonés y el pop americano. Ordenado sin ser llevado a los extremos. Diríamos que es el apartamento de un italiano internacional, soltero, de 38 años y con la retórica visual apropiada para ser más un hogar que un escenario para revista de diseño.

Empieza la sesión de fotos en la terraza, donde una bandera de Italia cuelga hacia la calle y el Duomo de Milán se divisa en la distancia. Nadie como Lapo ensalza la italianidad como filosofía de vida. Alguna vez declaró que si tiene una hija la llamará Italia. A partir de aquí las tomas se irán sucediendo a ritmo de vértigo. Él elige los decorados y el atrezzo. Recientemente posteaba en su cuenta de Instagram, con 220.000 seguidores: “El estilo es mi pasión en ropa, lentes, autos, yates, motos, aviones (y todo lo que se mueve a motor); personalizarlos también es mi pasión”.

Su firma de gafas de moda hi-tech, y ahora también de ropa, Italia Independent, lanzada en 2007 y cotizada en la bolsa de Milán, cerró el primer semestre del año pasado con un incremento de 34,7% en ventas y una facturación cercana a los 25 millones de euros. Tras colaborar con Hublot para el diseño y lanzamiento de una edición limitada del reloj Big Bang Unico, en una colaboración renovada este año con una segunda creación de look pacifista, su última idea es presentar lentes pregraduados de diseño al precio asequible de 100 euros. Además, en octubre lanzó Garage Italia Customs, una oficina-atelier con una docena de artesanos de primer nivel, algunos de ellos rescatados de su etapa del departamento Ferrari Tailor Made que iniciara en 2011 para personalizar autos con el cavallino rampante. Su aventura empresarial, más allá de sus intereses en las compañías familiares como Exor, Grupo Fiat y la Holding, se ha conformado con un grupo de socios estratégicos.

Lapo Elkann, en el salón de su apartamento, frente a un cuadro de Andy Warhol y Jean-Michel Basquiat.
Lapo Elkann, en el salón de su apartamento, frente a un cuadro de Andy Warhol y Jean-Michel Basquiat.
Desde la ventana se pueden ver, en el patio interior, tres de sus autos custom de uso personal: un Cinquecento con motivo pata de gallo, un Ferrari azul marino, y otro de elegante gris. “En Garage Italia Customs ya no solo hacemos Ferrari. También Cinquecento, Lamborghini, Porsche, Maserati, yates, motos…”. Nos comenta que, durante esa misma semana, tendrá una reunión con Jean-Claude Biver (CEO de Hublot y Tag Heuer) para estudiar proyectos de colaboración con Tag Heuer tras los buenos resultados de su primer proyecto con la firma Hublot. “Hublot e Italia Independent tienen como objetivo hacer posibles las cosas imposibles para crear objetos únicos en relojes o lentes. Es lo que hemos hecho con el texalium y el aluminio en el Big Bang. Hay muchas más cosas que nosotros traeremos al mercado porque la relación con Hublot es de largo recorrido. Empezó cuando yo trabajaba en Ferrari Tailor-Made, y Hublot se convirtió en socio de Ferrari y de la Juventus. Aunque Hublot es una empresa suiza, gracias a mí se convierte cada día más en italiana, y nosotros aprendemos cada vez más de los suizos.

¿Disfruta este proyecto?
Tenemos muchas satisfacciones. Parecemos un solo equipo. Lo raro de esta alianza es que buscamos cosas únicas, innovadoras, con futuro, con glamour. Nos movemos en un terreno de lifestyle, vendemos una forma de vivir, una forma de conducir, de soñar, de viajar, de reunir gente, una forma de ser. Hoy es un día muy especial para Italia Independent porque anunciamos la alianza con Adidas Originals por cuatro años. Innovación también es trabajar con marcas poderosas y su forma de pensar. Lo más importante para nosotros es disfrutar y satisfacer a la gente.

¿Se siente más cómodo personalizando objetos o diseñándolos desde cero?
En ambos casos. Por el momento, no tenemos una pieza propia. Pero espero que un día hagamos un reloj propio para Hublot o para Tag Heuer. Tenemos la capacidad.

¿La personalización es al estilo lo que los DJ son para la música?
Soy accionista de una compañía de música y entiendo cómo se puede customizar tu música con los mejores DJ. Customización y personalización son hoy elementos clave para lo que quieras hacer, ya sea un Swatch, un Hublot, un Cinquecento o un Ferrari. Tú puedes customizar tu vuelo en EasyJet por 10 euros, y en un Falcon 2000 por 10, 15 o 20 mil euros. No es un tema de dinero, es un asunto de entender que el centro debe ser el cliente, que tiene un conocimiento cada vez más profundo. Italia Independent es un poderoso programa de personalización en el mundo de las gafas. Con Garage Italia Customs hemos hecho ya más de 60 coches, dos aviones, dos helicópteros, dos yates... Creemos fuertemente en esto. La personalización en la industria del motor es un negocio de 90.000 millones. Y eso es solo para coches: imagina motos, yates, relojes… Puedes cambiar los productos de acuerdo con lo que sientes, lo que eres o lo que quieres hacer.

Elan es nieto de Gianni Agnelli. En la imagen, posa junto a su colección de más de 150 pares de zapatos.
Elan es nieto de Gianni Agnelli. En la imagen, posa junto a su colección de más de 150 pares de zapatos.

Está cuestionando el Made in Italy. ¿Debe Italia refrescar su imagen?
El Made in Italy y el Made in Europe deben refrescar su imagen de marca, ser consistentes con lo que son y no cambiar por conveniencia, ser más concretos y realistas en lo que dicen y en lo que hacen, y guiarse por la excelencia. Cambiar cada día transmite que no sabes lo que quieres, y a veces eso es lo que comunica Europa. La creatividad no es una estupidez. Cuando traes cosas de los coches o de la aviación a los relojes o a las gafas es porque es más ligero, más sólido, más atractivo. Diseñar por diseñar es perder el tiempo. Yo hago cosas que tienen sentido común y se lo explico a los clientes. No es mercadotecnia.

¿Cómo influyó en su vida trabajar para Henry Kissinger y estar una temporada en el Ejército?
El Ejército me aportó disciplina. Me enseñó que cuando te despiertas antes que tus competidores vas un paso adelante. También me enseñó humildad y a hacerme respetar, ser fuerte y hacer equipo. Con Kissinger trabajé con lo mejor del mundo. Me encontré con los líderes más poderosos, los hombres de negocios más duros, los mayores hijos de puta que puedes imaginar, y también con los mayores visionarios. He visto el máximo nivel de hipocresía, de manipulación, de maneras de hacer trampas. En la vida, si buscas estar bien contigo mismo no debes ir por una vía rápida. Debes transitar muchos caminos que a veces no son confortables. Esa ha sido mi suerte, pero también he sufrido en algunos momentos en mi vida personal y mi carrera. Yo soy un buen ser humano que gusta o no gusta, que quiere hacer que mi compañía brille, alguien que respira pasión, amor, profesionalismo, equipo y no egocentrismo. No creo en el me-me-me-myself-and-me.

Es muy difícil ver a Lapo Elkann separado de la familia Agnelli. ¿Se hubiera podido expresar como es si su hermano John no hubiera estado a cargo de los negocios de la familia?
Mi hermano, mi hermana y yo estamos extremadamente unidos. Somos muy respetuosos de las capacidades y de los roles de cada uno. Yo soy accionista en la compañía de mi hermana, que es una distribuidora de películas. También soy accionista mayoritario con mis hermanos de las empresas de la familia. Crear mi propio universo, que lo estoy haciendo, es algo que me hace sentir bien en este momento. Pero cuando Fiat estuvo mal yo estuve ahí. Cuando estuvo casi en bancarrota al fallecer mi abuelo, estuve ahí hasta que me marché con el lanzamiento del Cinquecento. Nunca di la espalda a mi familia. Cuando la mierda llegó la toqué con la cara, y cuando las cosas estuvieron mal, sin dinero para la familia, yo estuve ahí. La vida consiste en orgullo y dignidad. Sé lo que he dado a la familia y lo que la familia me ha dado a mí . Me siento cercano a mi bisabuelo, el fundador del negocio, por eso he querido fundar mi propia compañía, por mis méritos, y eso no significa que no esté pendiente de lo que pasa en los negocios familiares. Mis hermanos y yo nos hemos ayudado y vivimos no solo para el dinero o los negocios. Primero está el amor que nos tenemos.

¿Ha pensado llevar su reloj sobre el puño de la camisa?
Yo no soy Giovanni Agnelli. Yo soy Lapo Elkann. Mi abuelo y (Jean) Cocteau llevaron el reloj encima del puño de la camisa. A mí no me gusta ser una mala copia de nadie. Siento un gran respeto por mi abuelo y lo admiro por todo lo que hizo por Italia, por la compañía, por la familia, pero no quiero emularlo. Al contrario, estoy buscando convertirme cada vez más en mí mismo.

Lapo´s Wardrobe es el nombre con el que se bautizó la colección cápsula, basada en el Made to Measure, fruto de la colaboración de Elkann con la firma Gucci.
Lapo´s Wardrobe es el nombre con el que se bautizó la colección cápsula, basada en el Made to Measure, fruto de la colaboración de Elkann con la firma Gucci.

Personajes
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios