Chile, viaje fascinante por el país más largo del mundo

  • Pantalla completa
La capital
1 de 13
Comparte la fotografía
La capital

Una vista parcial de Santiago de Chile, capital que, con casi seis millones de habitantes, es la séptima ciudad más poblada del continente sudamericano.
Fotografía: Juan Ernesto Jaeger

Detalles de Santiago
2 de 13
Comparte la fotografía
Detalles de Santiago

Pedro de Valdivia fundó Santiago de Chile, capital del país (primero de aquella Nueva Extremadura, luego del Reyno de Chile y finalmente de la República), hoy convertida en una metrópolis de casi seis millones de personas. En la imagen se puede observar la modernidad del barrio financiero de la capital.

'Urban' Chile
3 de 13
Comparte la fotografía
'Urban' Chile

La zona central es la más habitada del país, porque allí las planicies litorales son amplias y la cordillera de la Costa desciende su altura de los 6.000 a los 4.000 metros, convirtiendo la depresión intermedia en un fértil valle. En esta zona surgen las dos regiones más pobladas de Chile: la Metropolitana y la de Valparaíso. En la imagen, la Bolsa de Comercio. 

País montañoso
4 de 13
Comparte la fotografía
País montañoso

El 80% del territorio chileno está ocupado por montañas, pero incluye una depresión intermedia, que cruza longitudinalmente el país entre las dos cordilleras paralelas que la componen: al este la de los Andes, con su cumbre en los 6891 metros del Nevado Ojos del Salado (el volcán más alto del mundo,en la Región de Atacama); y al oeste, hacia el oceano Pacífico, la de la Costa, de menor altura (el cerro Vicuña Mackenna, de 3.114 metros, en el sur de Antofagasta). Entre la cordillera de la Costa y el mar hay planicies litorales que permiten el asentamiento de localidades costeras y grandes puertos; y luego, territorios llanos, como las estepas patagónicas y magallánicas al oriente de los Andes, o las mesetas de altura rodeadas por cordones montañosos, como el Altiplano o Puna de Atacama…

Valparaíso
5 de 13
Comparte la fotografía
Valparaíso

Santiago no tiene mar: por eso surgió Valparaíso, una bahía a unos 120 kilómetros al noroeste, convertida oficialmente en “puerto natural de la ciudad de Santiago” en 1544. Desde entonces, ha surgido una ciudad de casi 300.000 habitantes, una suerte de Nápoles, estéticamente más ruda, pero con una conformación natural parecida, muchos cerros, el mismo inconfundible espíritu marinero, un centro histórico declarado Patrimonio de la Humanidad, y el lustre que le da ser la sede del Congreso Nacional de Chile. En la imagen, grafitis figurativos que decoran la mayoría de las paredes, a veces enormes, de la ciudad.

Ascensores urbanos
6 de 13
Comparte la fotografía
Ascensores urbanos

Si por algo se caracteriza Valparaíso es por sus ascensores urbanos, que representa un patrimonio industrial vivo único en el mundo. A pesar de sufrir el desgaste natural de los años, resisten a día de hoy, aunque la región avisa de la importancia de generar un modelo de gestión acorde a los tiempos.  

Casas bajas
7 de 13
Comparte la fotografía
Casas bajas

Y coloridas. Porque si algo predomina en un país como Chile, donde el contraste entre población urbana y agrícola es evidente, es el color, el cual se expresa en cada calle a través de sus casas bajas.

De norte a norte
8 de 13
Comparte la fotografía
De norte a norte

Si en Chile se oye hablar de norte, lo más probable es que estén hablando del Norte Grande, la zona comprendida entre el límite septentrional del país y el paralelo 26° S, que abarca las tres primeras regiones del país. El Norte Grande se caracteriza por la presencia del desierto de Atacama, el más árido del mundo.

Desierto único
9 de 13
Comparte la fotografía
Desierto único

El origen del desierto de Atacama se remonta a unos tres millones de años: antes de eso era un lecho marino. Se ubica en el norte de Chile, entre las regiones de Arica y Parinacota, Tarapacá, Antofagasta, y parte de la propia Región de Atacama. Está enmarcado entre los Andes y la costa, y es tan grande como Castilla y León y Navarra juntas, con temperaturas que de noche pueden bajar hasta -25°C, para alcanzar, durante el día, los 30°C a la sombra, sin grandes diferencia entre el verano y el invierno, ya que está situado al límite del trópico de Capricornio; y entre sus muchas atracciones naturales se encuentra el salar de Atacama, uno de los mayores del mundo, que mide 100 km de largo y 80 de ancho, y contiene, además, el 25% de las reservas mundiales de litio, así como grandes cantidades de bórax y sales potásicas.

'Vinum chilensis'
10 de 13
Comparte la fotografía
'Vinum chilensis'

Entre los países productores de vino de Sudamérica, Chile es uno de los más importantes en cuanto a producción, así como por prestigio y nivel. Las bodegas han sabido situarse en el segmento alto del mercado, cosechando centenares de premios y siendo ejemplo de dinamismo e iniciativa comercial respaldada por productos de notable calidad. Entre los inolvidables: el gran reserva de pinot noir de Agustinos, en la región sureña del valle de Bio Bio; el coupage de cabernet, merlot, carmenere, del icónico Almaviva, en el valle de Maipo; el syrah de Anakena Ona, del Valle de Rapel; el Antiyal del enólogo del biodinamismo Álvaro Espinosa; los cabernet más singulares del valle de Maipo, Don Melchor y Terrunyo, ambos elaborados por Concha & Toro, al igual que su carmenere Carmín de Peumo, que es uno de los mejores del país; el concentrado Clos Apalta de Lapostolle, del valle de Colchagua; el super carmenere Purple Angel de Montes Alpha, en el valle de Colchagua... Y tantos y tantos más. 
Texto: Pilar Molestina.

Bellos paseos
11 de 13
Comparte la fotografía
Bellos paseos

Imagen de la avenida principal de la pequeña capital de la zona, San Pedro de Atacama.

Turismo creciente
12 de 13
Comparte la fotografía
Turismo creciente

La infraestructura turística de la zona es cada día más completa, igual que la oferta, capaz de garantizar excursiones únicas durante semanas sin repetirse jamás. En la imagen, uno de los principales puntos de visita: la iglesia de San Pedro de Atacama.

Con sus 4.329 Km. de longitud, que equivalen a la décima parte de la circunferencia de la Tierra, Chile es el país más largo del mundo, el más completo geolológicamente y, sin duda, el más complejo de retratar; empezando porque su historia no comienza hace dos, tres, o diez milenios, ni con el hombre, ni con los dinosaurios, sino a finales del Paleozoico (hace 251 millones de años), cuando Chile era una depresión marina del bloque continental de Gondwana, que comenzó a levantarse tras el choque entre las placas Nazca y Sudamericana que a finales del Mesozoico, hace 65 millones de años, originó la cordillera de los Andes, y que tras millones de años más de plegamiento de las rocas, ha configurado su actual territorio. Alguno dirá que la historia es parecida en todo el mundo, y es verdad; pero en ninguna parte es tan evidente como en esta ancestral tira de la Tierra de tan solo 180 kilómetros de ancho, llamada (desde su independencia de España, en 1818) República de Chile.

Reportajes
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios