Castillos, palacios y monasterios convertidos en estancias de lujo

  • Pantalla completa
Dormir como un samurai
1 de 11
Comparte la fotografía
Dormir como un samurai

Japón. Es difícil que en el país las típicas construcciones de madera resistan durante siglos a incendios y a terremotos. De hecho, de los restos de la antigua morada –construida por los bonzos en 1191 en la estación termal de Ashiba, a 28 kilómetros de Osaka– no quedan más que los recuerdos y las leyendas sobre aquellos que allí se alojaron: miembros de la familia real, cortesanos, intelectuales. Lo más antiguo que queda allí es una casa de madera construida hace 80 años. Habitaciones y apartamentos en estilo imperial, un excelente restaurante, donde se sirve la refinadísima carne de buey Kobe, así como las onsen, las termas orientales, de color ladrillo, con una enorme piscina de agua caliente.

En la suite del maharajá
2 de 11
Comparte la fotografía
En la suite del maharajá

India. El Rambagh Palace fue construido en 1835 como coto de caza. Durante dos siglos ha albergado a miembros de la casa real, y ha sido la residencia oficial del maharajá de Jaipur, que murió joven, durante un partido de polo. En su Polo Bar los apasionados charlan y, entre anécdotas, se fuman sus cigarros. 

En la suite del maharajá
3 de 11
Comparte la fotografía
En la suite del maharajá

Paseando por el jardín, es muy posible que, entre las fuentes de Lalique y los 150 tipos de pájaros, se cruce uno con la mahajarani, la anciana princesa, ampliamente retratada en los salones del palacio. En su juventud fue considerada una de las mujeres más bellas del mundo. Lo demás es puro relax, visitas a la ciudad rosa, y compras de piedras preciosas y antigüedades, a ser posible siguiendo los igualmente preciosos consejos del mayordomo del hotel.

Descalzos por el parque
4 de 11
Comparte la fotografía
Descalzos por el parque

Inglaterra. Yorkshire le debe su fama, entre otras cosas, a sus pueblos y a sus residencias históricas, que la convierten en un destino suspendido en el tiempo. Como, por ejemplo, Swinton Park, un castillo privado del siglo xvii, hoy un hotel de lujo, en el que se han hospedado personajes como Brian Ferry o Grace Jones. En el parque, salpicado de lagos y de rododendros, viven más de 100 ciervos. En él se cultivan verduras de todo tipo. Fue diseñado por la propia Susan, y está rodeado por muros victorianos.

Peregrinos vividores
5 de 11
Comparte la fotografía
Peregrinos vividores

España. Más que un hotel, este ex convento –que antaño también fuera hospital y lugar de acogida de los peregrinos que se dirigían a Santiago de Compostela– es un museo. El Parador de León es de estilo plateresco, típico de los siglos xv y xvi, tan historiado que se diría un trabajo de orfebrería. Sus interiores son un extraordinario espejo de la época: techos de vigas, alfombras, tapices, decoraciones, así como restos arqueológicos y obras de arte desde la Edad de Piedra hasta el Renacimiento. 

Cocido Maragato
6 de 11
Comparte la fotografía
Cocido Maragato

Es aconsejable reservar una de las habitaciones de la parte más antigua, que dan al claustro. Merece la pena un paseo por esta antigua ciudad romana, así como sentarse en el restaurante del Parador, donde se puede apreciar el célebre cocido maragato, un estofado a base de carne. 

El palacio del gran visir de Fez
7 de 11
Comparte la fotografía
El palacio del gran visir de Fez

Marruecos. El antiguo palacio de Jamaï –que fuera gran visir del entonces sultán Moulay el-Hassan– domina la medina de Fez, la mayor del mundo. Hoy, convertido en el Sofitel Palais Jamaï, sigue conservando toda la magia de la arquitectura morisca del siglo xix: patios y fuentes con azulejos de cerámica, un jardín con olor a cítricos, techos y paredes pintados, estucos y marqueterías. Para el relax hay un hammam, pero también el restaurante Al Fassia, donde pueden tomarse las mejores especialidades de la cocina marroquí.

Nostalgia de los años 50
8 de 11
Comparte la fotografía
Nostalgia de los años 50

Eslovenia. Una residencia dedicada a los apasionados de la arquitectura prusiana. Fue encargada por el príncipe Ernest Windisch-Grätz en los tiempos de la monarquía austro-húngara a orillas del lago Bled, es un lugar realmente impresionante. Hoy, el Vila Bled pertenece a la cadena Relais & Châteaux, pero conserva todo su encanto, como sus rarísimos mármoles, o sus mesas, de valiosos mosaicos. 

El mejor vaso de Beaujolais
9 de 11
Comparte la fotografía
El mejor vaso de Beaujolais

Francia. En cuanto se pasa por el que antaño fuera un puente levadizo, se sumerge uno de inmediato en una atmósfera del Renacimiento. El Château de Bagnols es una grandiosidad en sí mismo. Tanto que su esencia del siglo XIII sigue intacta: habitaciones con decoraciones fabulosas, frescos en las paredes, jardín a la francesa, y la cena en su célebre restaurante, que ostenta una estrella Michelin, en la Salle des Gardes, entre armaduras y platerías y valiosas cerámicas, frente a la chimenea gótica más grande de Francia. 

Un buen retiro internacional
10 de 11
Comparte la fotografía
Un buen retiro internacional

Italia. Ideal para aquellos que amen la idea de dormir en la habitación, color rojo cardenalicio, que fuera de Leopoldo II, el último archiduque de la Toscana, en la cama original, adamascada, entre una chimenea de la época y un piano de cola. El castillo de Magona es una residencia del siglo xvi, situada frente a la isla de Elba. Su arquitectura y su decoración son de estilo toscano tardío. Fue adquirido en 1860 por la familia de Cesare Merciai, su actual propietario, y ha sido restaurado antes de convertirse en un hotel de enorme encanto.

Son castillos, mansiones blasonadas o antiguos monasterios que conjugan una historia fascinante con comodidad contemporánea, dependencias impecables, cocina de calidad y, sobre todo, grandes silencios.

Este es un confortable viaje a través de los siglos por ocho de los lugares con más historia del mundo. Muchos de ellos convertidos en hoteles de lujo, como el antiguo palacio de Jamaï –hoy transformado en el Sofitel Palais Jamaï–,  y otros, fieles a su esencia, continúan con la misma decoración que siglos atrás la hicieron tan especial. 

Reportajes
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios