¿Dónde radica la belleza de una mujer?

  • Pantalla completa
Japanese Bath
1 de 8
Comparte la fotografía
Japanese Bath

De Louise Dahl-Wolfe (1954), por 10.625 dólares. 

Marilyn Monroe, de Bert Stern (1962)
2 de 8
Comparte la fotografía
Marilyn Monroe, de Bert Stern (1962)Vendida por 8.125
Constriction IV: Round Constriction and Back Constriction
3 de 8
Comparte la fotografía
Constriction IV: Round Constriction and Back ConstrictionDe Stephane Graff (1991), vendida por 8.750 dólares.
Luiza Brunet
4 de 8
Comparte la fotografía
Luiza BrunetLa obra 'Room 500', de Bruce Weber (1986), fue vendida por 10.625 dólares.
Nude in Pool, de Brett Weston (1978)
5 de 8
Comparte la fotografía
Nude in Pool, de Brett Weston (1978)Vendida por 5.250 dólares, forma parte de The Feminine Ideal, una colección de fotografías subastadas por Christie’s.
Woman in Feather Hat, de Irving Penn (1991)
6 de 8
Comparte la fotografía
Woman in Feather Hat, de Irving Penn (1991)Vendida por 68.500 dólares.
Dorothy + feathered hat + coffee, de William Klein (1962)
7 de 8
Comparte la fotografía
Dorothy + feathered hat + coffee, de William Klein (1962)Adjudicada por 21.250 dólares.

Nadie sabe muy bien cómo era la bella durmiente, pero no hay duda de que era bella. También eran bellas Madame Bovary y Anna Karenina, y en cambio Lady Macbeth no era muy guapa, pero sí terrible. La literatura de todos los tiempos ha jugado al gato y el ratón con la figura femenina, porque su baza principal era la imaginación del lector, o de quien escuchaba contar una historia.

[Lea aquí: Mujeres célebres en verano]

Desde escritores fetichistas seducidos por la femme fatale a literatos homosexuales enamorados de la figura femenina, todos tienen palabras para ellas, convirtiéndolas en protagonistas principales de sus obras. Los escritores suelen enumerar algunos rasgos, a veces más del vestido que del rostro o el cuerpo, para terminar diciéndonos que se trata de una mujer guapa.

[Pinche aquí para ver a Carla Bruni, Naomi Campbell o Claudia Schiffer retratadas de la manera más especial]

A diferencia de las artes visuales, que ahí se han de mojar, las artes verbales escamotean por lo general aquellos aspectos que al narrador le resultan innecesarios. Desde luego, los buenos escritores nos suelen hurtar la totalidad, pero nos suelen dar al menos una parte, o varias, y con esas partes el lector tiene una metonimia que le permite visualizar un todo que sólo existe cuando él lo construye en su mente.

La Colección de fotografías 'The feminine ideal', inspiradas en la figura de la mujer, fue subastada en su día por Christie’s en el Rockefeller Plaza de Nueva York. La recaudación alcanzó los 942.125 dólares y la obra más cotizada fue 'Balenciaga Mantle Coat', de Irving Penn (1950), vendida por 80.500 dólares. Una de las máximas representaciones de la belleza de las partes de la mujer.

Reportajes
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios