Una visita por el museo Harley Davidson de Milwaukee

  • Pantalla completa
Vista exterior
1 de 10
Comparte la fotografía
Vista exterior

Imagen exterior del museo, ubicado en un recinto de 20 hectáreas de terreno.

El paraíso de las motos
2 de 10
Comparte la fotografía
El paraíso de las motosUnas 450, entre las que destacan, por ejemplo, la legendaria Serial Number One (la primera Harley Davidson de la historia), o la célebre KH de 1956, propiedad de Elvis Presley (también puede verse el recibo), quien apareció montado en ella en la portada de The Enthusiast –la mejor revista de motos de la época– justo tres meses antes de su legendaria aparición en el programa The Ed Sullivan Show, que le consagró como The King. 
Creaciones inéditas
3 de 10
Comparte la fotografía
Creaciones inéditas El museo exhibe todas las motocicletas que han hecho grande la historia de la marca. Proceden en parte de la colección particular de la casa, así como de donaciones de particulares. También se muestran creaciones inéditas que nunca han llegado a comercializarse.
Un club exclusivo
4 de 10
Comparte la fotografía
Un club exclusivo Harley Owners Group (H.O.G.) es sin duda uno de los clubs más numerosos (más de un millón de socios en todo el mundo) y, por así decir, diligentes del mundo de las dos ruedas, caballeros de una marca tan carismática que ha seducido estrellas como Dennis Hopper, Antonio Banderas, Billy Idol, Brigitte Bardot, Bruce Springsteen, Cher…
Detalles en cada rincón
5 de 10
Comparte la fotografía
Detalles en cada rincónDurante el recorrido del museo, se pueden admirar pedazos de los casi 115 años de historia de Harley-Davidson. 
Recuerdos inolvidables
6 de 10
Comparte la fotografía
Recuerdos inolvidables Una legendaria imagen de la primera fábrica de Harley-Davidson, fundada en Milwaukee (EE.UU.) en 1903. Entre sus piezas de colección más clásicas se encuentra la King Kong, la moto más customizada del mundo. 
Piezas exclusivas
7 de 10
Comparte la fotografía
Piezas exclusivas Detalle de una Knuckle Head, de los años 30. La colección del museo es, en suma, realmente única dado que, en muchos casos, habla de las historias personales de los propios dueños de la moto que estamos viendo. 
Amplia colección
8 de 10
Comparte la fotografía
Amplia colección El museo exhibe todas las motos que la marca ha creado a lo largo de su larga historia. La marca es portadora de un estilo de vida
Un lugar con historia
9 de 10
Comparte la fotografía
Un lugar con historia En las tres galerías que conforman su recorrido, los motoristas amantes de la marca que visiten el museo tendrán la impresión de formar parte de la rica historia de la compañía de motocicletas más icónica del mundo, cuyo leitmotiv es “Vivir la leyenda Harley-Davidson”.

En Milwaukee, la ciudad que en 1903 vio nacer la Harley-Davidson, la marca no solo alberga su propio museo, sino que tiene, además de sus propios modelos, el mayor archivo mundial dedicado al mundo de la motocicleta. Su oferta es tan amplia como variada: más de 8.000 productos, alrededor de 15.000 fotografías y, por supuesto, motos, muchas motos.

[Cada persona tiene su moto. ¿Cuál es la suya? Pinche aquí y conózcala]

El museo exhibe todas las motocicletas que han hecho grande historia de la marca. Proceden en parte de la colección particular de la casa, así como de donaciones de particulares. También se muestran creaciones inéditas que nunca han llegado a comercializarse. El primer modelo Cruiser (encarnado en el museo por la FX1200 Super Glide) o el primer motor Shovelhead, que fue adoptado por la marca en 1966 para reemplazar el antiguo Panhead en la Electra Glide, son algunas de las piezas más exclusivas de este lugar para la historia.

[Lea aquí: Keanu Reeves y su otra pasión: las motos]

Otro de los temas a los que el museo dedica una especial atención es a la customización, ya que la cultura de la personalización es parte de la razón de ser de Harley-Davidson. En este sentido, el museo expone la motocicleta más customizada del mundo, la King Kong, donada al museo por los nietos de sus dueños. Por otra parte, Harley-Davidson ha sido protagonista de algunos de los mejores momentos en la historia cinematográfica, por lo que el cine es otro de los aspectos a los que se presta especial atención en el museo.

La marca es portadora de todo un estilo de vida, algo que, por otra parte, se refleja justamente en este museo que, en el acto mismo de crear un templo para su pasado parece estar mirando, acaso más que nunca, hacia un futuro que augura una universalización aún mayor, si cabe, de un sueño sobre dos ruedas, sin fin.

Reportajes
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios