Las montañas más difíciles de escalar (y los misterios que las rodean)

  • Pantalla completa
Gangkhar Puensum (Bután)
1 de 11
Comparte la fotografía
Gangkhar Puensum (Bután)

Conocida como 'la montaña prohibida del Himalaya', nadie ha logrado conquistar su cima. Y no por falta de ganas. Sin embargo, el país al que pertenecem Bután, no es de los más sencillos para los amantes de la escalada. Allí las montañas son templos espirituales. De hecho, Gangkhar Puensum significa 'El Pico Blanco de los Tres Hermanos Espirituales'. Sus 7.570 metros de elevación y una prominencia de 2.990 metros la convierten en todo un desafío. 

El Capitán (Estados Unidos)
2 de 11
Comparte la fotografía
El Capitán (Estados Unidos)

El californiano Alex Honnold pasó a la historia hace dos veranos por escalar esta compleja montaña rocosa sin cuerdas. Este monolito granítico es uno de los favoritos de los escaladores del mundo. Pese a que la cumbre de la montaña puede alcanzarse por la vía de excursión desde el valle de Yosemite en el sendero cercano al Salto Yosemite, escalarla sigue estando en los planes de los más aventureros.

Eiger (Suiza)
3 de 11
Comparte la fotografía
Eiger (Suiza)

Es una de las montañas más peligrosas del mundo. Hace apenas unos meses se cumplió el 80 aniversario de la llegada a la cumbre del Eiger por cuando cuatro escaladores. Solo un año antes, las autoridades bernesas llegaron a prohibir su escalada y amenazaron con multar a cualquiera que lo intentase de nuevo. La montaña, apodada como 'La pared de la muerte', tiene gran importancia dentro de la cultura popular, la literatura y el cine. Por ejemplo, es el escenario de la película 'Licencia para matar' (1975), protagonizada por Clint Eastwood.

K2 (China)
4 de 11
Comparte la fotografía
K2 (China)

La segunda montaña más alta del mundo (8.611 metros) tras el Everest goza de fama mundial por su dificultad y su drama: por cada cuatro personas que han alcanzado la cumbre, una ha muerto intentándolo. Tras la escalada al Nanga Parbat en febrero de 2016, el K2 es el único ochomil (clasificación de montañas que superan los 8.000 metros) que nunca ha sido escalado en invierno. 

Monte Asgard (Canadá)
5 de 11
Comparte la fotografía
Monte Asgard (Canadá)

Su nombre, Asgard, rinde homenaje al 'reino de los dioses' de la mitología nórdica. Posee dos picos gemelos y está situada en el Parque Nacional Auyuittuq, que significa 'la tierra que nunca se derrite', en la Isla de Baffin, Canadá. En el mismo parque se encuentra el Monte Thor, la montaña con mayor caída vertical del mundo, con una altura de 1.250 metros. Dos retos apasionantes en una misma ubicación. 

Monte Siple (Antártida)
6 de 11
Comparte la fotografía
Monte Siple (Antártida)

No hay registros oficiales sobre si alguien ha conseguido llegar hasta su cima. De hecho, recibe muchas menos visitas que muchos otros volcanes remotos en su vecindad. ¿Miedo quizá? Sea como sea, se trata de una isla frente a la costa de la Antártida. Y su clima, extremadamente frío, hacen de ella un mundo aún por descubrir.  

Denali (Estados Unidos)
7 de 11
Comparte la fotografía
Denali (Estados Unidos)

La montaña más alta de América del Norte, con 6.190 metros sobre el nivel del mar, tiene en su desnivel su gran dificultad. A pesar de no ser uno de los picos más altos del mundo, los 4.000 metros desde el campo base que hay que superar, junto a las bajas temperaturas, dada su cercanía al círculo polar ártico, hacen del Denali "el Grande" uno de los picos más complicados de ascender. 

Torres Trango (Pakistán)
8 de 11
Comparte la fotografía
Torres Trango (Pakistán)

Pared rocosa, incómoda incluso para escaladores de primer nivel. Cada año, numerosos deportistas lo intentan, sin éxito. Este grupo de montañas no destacan precisamente por su altura, ya que su mayor elevación se queda en 6.286 metros. Sin embargo, presentan algunas de las paredes casi verticales más altas del mundo y de las más difíciles de escalar.

Kanchenjunga (India)
9 de 11
Comparte la fotografía
Kanchenjunga (India)

La tercera montaña más alta del mundo es prácticamente inabarcable. Ofrece múltiples variantes para su ascensión, dada su gran complejidad, y hasta ahora ha sido ascendida oficialmente nada menos que por una docena de vías diferentes. A pesar de que su índice de mortalidad (22%) no es de los más altos dentro del grupo de las ochomiles, prácticamente no hay empresas que organicen expediciones comerciales hasta allí, debido a su complejidad operativa. Razón de más para valorar la valentía de quienes intentan conquistarla.

Monte Arapiles (Australia)
10 de 11
Comparte la fotografía
Monte Arapiles (Australia)

Cerramos con algo de tregua a tanta adrenalina esta selección con la montaña más asequible: Arapiles es uno de los mejores lugares del mundo para escalar en roca. Goza de zonas fáciles y otras un tanto complejas. En sus alrededores se respira ese clima especial de alpinismo. Una buena excusa también para socializar y, por qué no, afrontar retos más complicados en compañía. 

Vistas como en las imágenes que les proponemos, las montañas inspiran esa sensación de relajación tan deseada cuando se acerca el fin de semana. Sin embargo, esconden algunos secretos que las convierten en auténticos retos de escalada. 

Los más aventureros –algunos, rozando el calificativo de temerarios– conocen bien las complejidades de las montañas. En esta lista incluímos algunas de las más difíciles de escalar, no solo por dimensiones (no busquen el Everest, no lo encontrarán), sino por factores como el terreno, el clima o incluso la psicología que generan alrededor de ellas. 

Reportajes
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios