Internacional Butler Academy: donde se forman los mejores mayordomos

  • Pantalla completa
Todo un ritual
1 de 11
Comparte la fotografía
Todo un ritual

Estudiantes del curso de mayordomos de la International Butler Academy rodean la mesa de una cena de gala-examen. La edad y el bagaje cultural son aquí irrelevantes, ya que la Internacional Butler Academy filtra las solicitudes de los aspirantes basándose exclusivamente en su pasión por el trabajo. 

Máxima atención
2 de 11
Comparte la fotografía
Máxima atención

Un mayordomo anotando vinos. El mayordomo moderno, además de un servidor impecable, es un manager, ya que aunque no dirige una empresa sí maneja un presupuesto.

Los guantes, imprescindibles
3 de 11
Comparte la fotografía
Los guantes, imprescindibles

En la imagen, un mayordomo con reglamentarios guantes blancos en el acto de controlar la posición de los platos, así como las distancias entre estos, los cubiertos de plata y las copas, antes de una cena de gala.

El perfecto doblaje
4 de 11
Comparte la fotografía
El perfecto doblaje En la imagen, manos de mayordomo doblando servilletas. La perfección es un elemento indispensable en esta profesión, en la que sus greaduados aspiran a sueldos que oscilan entre los 50.000 y los 150.000 euros anuales.
Más que poner una mesa
5 de 11
Comparte la fotografía
Más que poner una mesa

Algunos alumnos en el acto de poner una mesa ante la mirada del director de la academia, Robert Wennekes.

Escaso descanso
6 de 11
Comparte la fotografía
Escaso descanso

Dos alumnos esperan instrucciones del directos. ¿Pondrán la mesa? ¿Servirán vino? ¿Serán regañados? Todo es posible.

Examen teórico
7 de 11
Comparte la fotografía
Examen teórico

Los futuros mayordomos durante un examen escrito. Al terminar de graduarse, todos esperan encontrar un buen patrón, pues un mayordomo moderno debe enfrentarse con frecuencia a un reto mayor: jefes nuevos ricos que no saben cómo tratar al servicio.

Examen práctico
8 de 11
Comparte la fotografía
Examen prácticoDos estudiantes haciendo una cama durante el examen final de la Interrnational Butler Academy. El último día de escuela, los aspirantes han de superararlo. En diez minutos su cama ha de quedar impecable, con sábanas, mantas, almohadas y varios almohadones de un blanco cegador
Cena de gala
9 de 11
Comparte la fotografía
Cena de galaEn la imagen, un mayordomo durante una cena de gala. La disciplina es un requisito fundamental, pues aquél que deje de lado su vida para hacer, con una sonrisa, que la de otros sea más placentera, debe tener un temperamento particular.
La cuna de los mayordomos
10 de 11
Comparte la fotografía
La cuna de los mayordomos El castillo Zeist, sede de la International Butler Academy, en Holanda.

Latas vacías de Red Bull en las papeleras. Café para desayunar, en las pausas y en la cena. Suplementos vitamínicos. Los 22 estudiantes de la tercera y última promoción del año de The International Butler Academy (TIBA), una de las escuelas de mayordomos más reputadas del mundo, están cansados, pero hay que continuar.

Y con una sonrisa. Son las 7.20 horas en este antiguo convento del siglo XIX convertido en mansión privada y escuela, con 135 habitaciones, en Simpelveld, al sur de los Países Bajos. Sex Pistols suena en el despacho del director, Robert Wennekes, exmayordomo, fundador de TIBA, que acaba de llegar de China, donde la escuela tiene sede desde 2014.

Hasta las 8.00, los alumnos, siete mujeres y 15 hombres de cuatro continentes, de entre 18 y 59 años, tienen tiempo para acicalarse y desayunar antes de formar en fila en el salón-comedor. Ya no podrán regresar a su habitación hasta el final del día. Ordenados por estatura, con la espalda recta, la cabeza erguida y las manos cruzadas sobre el vientre, esperan instrucciones.

Hay poco margen para el libre albedrío en estos dos meses de disciplina casi militar: trabajo en la casa, trabajo en clase, trabajo en la habitación, de madrugada, y vuelta a empezar. “TIBA es muy parecida al ejército”, reconoce Flavius Jeican, francés, de 36 años. “Me gusta servir y me gusta el mundo del lujo”. Tiene dos hijos y su mujer es gobernanta en una casa en Niza, la demostración de que la mayordomía del siglo XXI es compatible con la vida privada, si así se desea.

La fila se rompe, se visten un delantal y los manguitos de lana que protegen su atuendo (pantalón o falda y americana negros, camisa blanca, corbata o pañuelo en el cuello), y cada cual pone rumbo a la primera tarea de cada día, limpiar la casa y atender las necesidades de Wennekes. TIBA es prácticamente la única escuela en la que los estudiantes se forman y viven como si ya sirvieran a una familia.

Rigor, disciplina, discreción, lealtad, exigencia. “En ocho semanas debo enseñarles muchas cosas, por lo tanto debo ser estricto y duro”. Así describe Wennekes el método que ideó en 1999 al fundar TIBA, fruto de las dificultades para encontrar mayordomos profesionales para sus clientes en su agencia de contratación. “No solo aprenden a ser mayordomo, sino que también crecen como personas. Deben olvidar todo lo que saben y todo lo que son y estar dispuestos a aprender otras formas”, continúa.

Tradicionalmente, el oficio se transmitía de padres a hijos o se aprendía desde abajo. Así se forjó James Stevens, el mayordomo que trazó Kazuo Ishiguro en 'Lo que queda del día', o el señor Carson de 'Downton Abbey'. Pero poco queda de ese modelo. Los multimillonarios se han multiplicado en los últimos años. Las monarquías del Golfo Pérsico, Arabia Saudí, el nuevo empresariado chino, indio o de Silicon Valley, las estrellas del cine, la música y el deporte, las familias acaudaladas de toda la vida y los resorts y cruceros de lujo requieren un servicio moderno y competente.

Personal entrenado para dirigir a 200 criados, administrar propiedades, gestionar el avión privado y organizar cenas multitudinarias. La demanda crece, pero aún así no hay trabajo garantizado. Así que muchos ven en las monarquías del Pérsico, donde el trabajo no da tregua y la vida personal no existe, y donde se puede llegar a cobrar 300.000 dólares al año, la forma de crecer y enriquecerse en poco tiempo.

Reportajes
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios