Desde España al resto del mundo: viajes únicos antes de que acabe 2018

  • Pantalla completa
Isla Mauricio, paraíso terrenal
1 de 12
Comparte la fotografía
Isla Mauricio, paraíso terrenal

Conocida como La Perla del Índico, Mauricio es lo más parecido a lo que podríamos imaginarnos como el Paraíso Terrenal. Sus 300 kilómetros de costas custodian infinitas playas de arena blanca, aguas cristalinas y arrecifes coralinos, ideales para la práctica de todo tipo de deportes náuticos y acuáticos.

Isla Mauricio, paraíso terrenal
2 de 12
Comparte la fotografía
Isla Mauricio, paraíso terrenal

Es el destino idóneo para quienes buscan el lujo del relax más absoluto y un escenario único para los amantes de la naturaleza más sorprendente. Las Cataratas de Chamarel, la Garganta de la Riviere Noir y el Parque Nacional Black River Gorge bien merecen ser conocidos. 

Isla Mauricio, paraíso terrenal
3 de 12
Comparte la fotografía
Isla Mauricio, paraíso terrenal

Isla Mauricio permite también vivir emociones tan dispares como la experiencia de ver amanecer a bordo de un catamarán rumbo a la paradisíaca Isla de los Ciervos, bordear la costa hasta la Tierra de los Siete Colores para sorprendernos con los colores increíbles que tienen sus montículos redondeados o disfrutar de un día en la capital, Port Louis, donde descubriremos el Jardín Botánico de Pamplemousses, con más de 600 especies de plantas exóticas, cuya visita puede acabar en el Museo del Azúcar, el cultivo que caracteriza a esta tierra. Recorrer la zona escarpada de las Siete Cascadas; la ascensión a Le Morne Brabant, declarado Patrimonio Cultural por la Unesco, o el recogimiento que precisa la imponente estatua de Shiva en el lago Ganga Talao, adonde acuden los fieles hindúes para hacer sus ofrendas ataviados con elegantes y coloridos saris, son también experiencias muy recomendables.

México, un mundo en sí mismo
4 de 12
Comparte la fotografía
México, un mundo en sí mismo

Cuando la realidad encuentra su inspiración en el espacio que ocupan los sueños, todo lo que se presenta ante nuestros ojos se vuelve mágico. Eso mismo sucede cuando descubrimos México, un destino mágico, crisol de culturas, donde el encanto se manifiesta en forma de ciudades históricas, playas impresionantes, paisajes exuberantes, sabores, colores, música... La experiencia mexicana se presta a ser vivida de diferentes maneras porque en México los lugares no son bonitos... son mágicos.

México, un mundo en sí mismo
5 de 12
Comparte la fotografía
México, un mundo en sí mismo

En este circuito descubriremos lugares fascinantes y a la vez muy distintos. Ciudad de México es una gran metrópoli inabarcable a la vista, donde todo es enorme, como El Zócalo, su principal plaza, situada en pleno centro histórico, donde se encuentran la Catedral Metropolitana, la más grande del continente americano, deleite para la vista tanto por su arquitectura como por los retablos de su interior, y el Palacio Nacional, sede del Gobierno de la República, que alberga las pinturas murales que narran momentos históricos del país, obra de Diego Rivera.

México, un mundo en sí mismo
6 de 12
Comparte la fotografía
México, un mundo en sí mismo

Las ruinas mayas de Chichen Itzá, en México.

Colombia, pura belleza
7 de 12
Comparte la fotografía
Colombia, pura belleza

Bogotá sorprende por su legado colonial, que podremos apreciar en el barrio de la Candelaria mientras caminamos por sus calles adoquinadas descubriendo casonas de una belleza increíble hasta llegar a la Plaza de Bolívar, rodeada por imponentes edificios como la catedral, el Palacio de Justicia y la escultura de Simón Bolívar.

Colombia, pura belleza
8 de 12
Comparte la fotografía
Colombia, pura belleza

Ciudades coloniales, selvas tropicales, playas caribeñas y sabor a café conforman una experiencia viajera por Colombia que no hay que dejar pasar.

Colombia, pura belleza
9 de 12
Comparte la fotografía
Colombia, pura belleza

El café es uno de los productos más preciados de Colombia.

China milenaria y vanguardista
10 de 12
Comparte la fotografía
China milenaria y vanguardista

Shanghai es la megalópolis más moderna y progresista de China. Vanguardista y vibrante, es la capital financiera del país y ya no es ni la sombra de lo que fue, una urbe identificada con el glamour y el exotismo prohibido con un pasado canalla asociado al opio y a los clubs nocturnos, tan representado a través del mundo del cine y la literatura. Es una ciudad fascinante que cautiva a quien la visita porque en tan solo un instante podemos pasar del trepidante ritmo del distrito financiero de Pudong, con sus impresionantes rascacielos, cruzando el río Huangpu para descubrir el Shanghai más costumbrista con sus templos y edificios coloniales. 

China milenaria y vanguardista
11 de 12
Comparte la fotografía
China milenaria y vanguardista

Aquí visitaremos el Templo del Buda de Jade, conocido por su Buda sentado tallado de una sola pieza con dos metros de altura. Otro lugar que visitaremos serán los Jardines de Yuyuán, lugar que muestra cómo era la ciudad durante su época imperial y que, a pesar de sus 40 edificios, colinas, lagos y canales, son un remanso de paz en medio de la gran urbe. Como sugerencia gastro no olvide probar el street food más reconocido de toda China.

Si es usted una de esas almas nómadas que pasan gran parte de su tiempo pensando en viajar a lo grande, le tenemos que decir que padece el síndrome wanderlust, esa patología positiva que genera unas ganas locas de viajar.

Pero no se preocupe, tiene cura. Meta en su maleta todo lo que necesite, incluso algo más, desconecte activando el ‘modo avión’ y prepárese para vivir un gran número de sensaciones y emociones de en este viaje alrededor del mundo antes de terminar 2018. 

Reportajes
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios