Las pistas de esquí más largas del mundo

  • Pantalla completa
La Sarenne
1 de 12
Comparte la fotografía
La Sarenne

La Sarenne es un nombre mítico para todos los amantes del esquí, pues se trata de la pista más larga del mundo. Comienza en el Pic Blanc, a 3.330 metros, y desciende, entre rocas y pinos, a lo largo de dieciséis kilómetros, por el grandioso paisaje que ofrecen las cumbres del Alpe d’Huez (1.860 m.), localidad al pie del Macizo de Grandes Rousses, en el corazón sur de los Alpes franceses, conocida como “Isla al sol” porque goza de trescientos días de sol al año y de un microclima especial. Alpe d’Huez, localidad de los Alpes franceses, adquirió fama mundial por el Tour de Francia, primero, y después por los JJ. OO. de invierno de 1968. Hoy es una meta soñada para los esquiadores por albergarla pista más larga del mundo.

Snowmass
2 de 12
Comparte la fotografía
Snowmass

Aspen es sin duda la estación de mayor prestigio del otro lado del Atlántico, famosa por la calidad de su nieve, por la variedad de sus pistas y por ser la preferida de muchas estrellas del cine y de la música: de hecho, John Denver vivió aquí casi toda su vida, y en Aspen tienen casas Jack Nicholson, Kevin Costner o Michael Douglas, entre otros. Situada en el corazón de las Montañas Rocosas, Aspen (“álamos”) es uno de los lugares más espectaculares del mundo para practicar el esquí. Fundada como campo minero durante el “boom de la plata de Colorado” (1879), Aspen (6.000 habitantes aproximadamente) emergió como la meca del esquí tras la IIª Guerra Mundial, convirtiéndose paulatinamente en uno de los más importantes destinos recreativos, intelectuales y de negocios de Estados Unidos, lo que le confiere cierto aire a localidades suizas como Gstaad o Davos.

Snowmass
3 de 12
Comparte la fotografía
Snowmass

El enorme complejo de Aspen se compone de cuatro estaciones: Aspen, Aspen Highlands, Buttermilk y Snowmass, que ofrecen pistas para todos los niveles, escuelas con instructores (también en español) y transporte gratuito para pasar de una estación a otra. La mayor de las cuatro es Snowmass: 10 kilómetros cuadrados y 79 pistas, la más larga de las cuales comienza en los 3.607 metros y mide seis kilómetros y medio; un auténtico regalo para esquiadores intermedios.

La Bellunes
4 de 12
Comparte la fotografía
La Bellunes

La Bellunese es el nombre de la célebre pista de la Marmolada, la “Reina de las Dolomitas”, una de las más largas, bellas y espectaculares del mundo. Su longitud es de doce kilómetros, y su desnivel, de récord: comienza en el glaciar de Marmolada (de los pocos que quedan en las Dolomitas), a 3.300 metros (en la última parada del funicular), y baja hasta los 1.500 metros. La parte inicial tiene una pendiente media, con una pista muy ancha y nieve casi siempre excelente. Llegados al telesilla de Fedaia, la pista se estrecha y empieza a alternar entre bellos muros y callejuelas hasta los 2.000 metros, cuando se encuentra con la pista que baja de Passo Padon.

Saalbach
5 de 12
Comparte la fotografía
Saalbach

Saalbach y Hinterglemm son dos poblados vecinos que comparten el pintoresco Glemmtal, un valle sin salida con innumerables pistas de esquí. De hecho, el valle –el segundo destino turístico del país, después de Viena– tiene 200 km. de pistas, una excelente calidad de nieve, núcleos residenciales de pequeño tamaño perfectamente integrados en el paisaje y muchas zonas de acceso. Su rango de altitud es bastante bajo (2.096 metros), pero con un desnivel de 1.097 metros, ideal para esquiadores intermedios y divertido también para los avanzados.

Saalbach
6 de 12
Comparte la fotografía
Saalbach

Pese a que sus laderas suelen estar soleadas, las condiciones climáticas locales (y la permanente elaboración de nieve) ayudan a que siempre haya nieve. En Hinterglemm el valle es más amplio y los hoteles más grandes y de mayor categoría.

Las Leñas
7 de 12
Comparte la fotografía
Las Leñas

Esquiar en Las Leñas es el sueño de muchos, pues se trata de uno de los centros de deportes invernales más importantes de Argentina: por la excelente calidad de su nieve, por sus pistas (para todos los niveles) y por sus áreas especiales para practicar fuera de pista. Ubicado a escasos kilómetros de Mendoza, Las Leñas es también uno de los centros de esquí más elevados del mundo (de hecho la nieve nunca escasea), ya que comienza en los 3.430 metros y baja hasta los 2.240, con un considerable desnivel de 1.200 metros. Sus 230 hectáreas de superficie esquiable y la gran calidad de su nieve (producto del clima seco de Mendoza) constituyen un auténtico edén para todo tipo de públicos, incluidos los amantes del esquí de fondo, del extremo o del heliesquí.

Whistler
8 de 12
Comparte la fotografía
Whistler

Whistler, en Canadá, que fue sede oficial de los Juegos Olímpicos y Paralímpicos de Invierno de 2010, es el mayor centro turístico de esquí de América del Norte, a pesar de no presentar mucha altura (la máxima, del Blackcomb Peak, alcanza tan sólo los 2.436 metros) con más terreno esquiable que cualquier otro centro de esquí (33 km2), con áreas especiales para niños, zonas preparadas para familias y, por supuesto, pistas para todo tipo de esquiadores, siendo mundialmente famosa su milla vertical de 1.609 metros.

Whistler
9 de 12
Comparte la fotografía
Whistler

Whistler tiene, además, el telesquí más largo del mundo (4,4 km. a 436 metros de altura sobre Fitzsimmons Creek), cuyo trayecto dura aproximadamente 11 minutos. La temporada se extiende de noviembre a junio, pero también es posible esquiar en los glaciares incluso en verano. Por si fuera poco, el heliesquí ofrece 2.000 km2 adicionales de terreno increíblemente hermoso de visualizar, un espectáculo sólo para privilegiados.

Cerler
10 de 12
Comparte la fotografía
Cerler

Situada en el valle de Benasque, la estación de Cerler alcanza los 2.630 metros de altura en su mítica cima del Gallinero, lo que le convierte en la segunda más elevada del Pirineo, y la pista con mayor desnivel esquiable: 1.130 metros. La belleza paisajística, rodeada de más de 60 picos que superan los 3.000 metros, hacen de Cerler una estación con un extraordinario entorno natural. 

Cerler
11 de 12
Comparte la fotografía
Cerler

Sus pistas y remontes se reparten a lo largo de los valles de Cerler y de Ampríu. En ambos, el esquiador encuentra todos los servicios necesarios para gozar plenamente de sus nueve kilómetros de pista, la más larga de España y una de las más largas del mundo.

Conocer la longitud de una pista de esquí supone disponer de un indicador directo del grado de diversión que la montaña ofrece, de la dimensión de las emociones que el desnivel promete. Pero la cifra nos habla también de la suavidad general del paisaje que recorre: esquiar por las pistas más largas del mundo es, para muchos aficionados a la nieve, un proyecto eternamente renovado. Para animarles a empezar, o a concluir, ese feliz sueño, he aquí las pistas más largas del mundo.

[Lea aquí: Todos los accesorios necesarios para disfrutar de la nieve]

 

Reportajes
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios