Los 20 paradores con las vistas más asombrosas de España

  • Pantalla completa
Baiona (Pontevedra)
1 de 21
Comparte la fotografía
Baiona (Pontevedra)

Vista del mar Atlántico desde el parador de Baiona, en Galicia. Al sur de las Rías Baixas, protegida del mar abierto por una preciosa bahía, se encuentra la península de Monterreal, y en ella te espera el Parador de Baiona. La fortaleza brinda sus murallas para pasear, descansar, o tomar algo frente al mar, en atardeceres de ensueño en los que, a lo lejos, las Islas Cíes invitan a visitar sus acantilados, sus playas y sus dunas, sus fondos marinos y sus caminos vírgenes.

Lorca (Murcia)
2 de 21
Comparte la fotografía
Lorca (Murcia)

Construido en el recinto del Castillo de Lorca el Parador de Turismo ofrece un viaje a través del tiempo, desde el yacimiento arqueológico hallado bajo el hotel, perfectamente integrado en el inmueble, hasta sus magníficas instalaciones de diseño, su piscina interior y el relajante spa. Entre los restos del pasado se pueden apreciar la sinagoga del siglo XV, el aljibe islámico, la muralla almohade o la alcazaba del castillo, denominada La Fortaleza del Sol, que se ha convertido en un espacio temático cultural que ofrece una intensa experiencia cultural y de entretenimiento.

Vic-Sau (Barcelona)
3 de 21
Comparte la fotografía
Vic-Sau (Barcelona)

El Hotel se encuentra en uno de los parajes más bellos de la comarca de Osona, con la serranía de las Guillerías al fondo y el pantano de Sau a sus pies. El Parador recupera el aire tradicional de masía catalana, y su cuidado jardín, las habitaciones, muchas con terraza y una magnífica piscina de temporada con vistas al excepcional paisaje del lugar, hacen que sea un lugar fantástico para desconectar y relajarse.

Olite (Navarra)
4 de 21
Comparte la fotografía
Olite (Navarra)

Entre los muros de piedra que esconden rincones medievales, en parte del majestuoso Palacio-Castillo Primitivo de Olite, declarado Monumento Nacional, se ubica el Parador de la localidad. Las zonas comunes y parte de las habitaciones del hotel están integradas en el palacio, en cuyo interior te sorprenderán vidrieras, arcadas y otros elementos propios del Medievo. El palacio constituye el ejemplo más importante del gótico civil de Navarra, y uno de los más notables de Europa. 

Carmona (Sevilla)
5 de 21
Comparte la fotografía
Carmona (Sevilla)

Una propuesta de belleza, tranquilidad, exquisita gastronomía, y hermoso paisaje. El edificio se levanta sobre las ruinas de un impresionante alcázar árabe del siglo XIV que corona el pueblo y ofrece una fabulosa piscina, terrazas con vistas a la campiña y un encantador patio interior rodeado de apacibles salas de estar.

Hondarribia (Guipúzcoa)
6 de 21
Comparte la fotografía
Hondarribia (Guipúzcoa)

Existe una villa que se guarda de los peligros que provienen del mar, y protege con los restos de sus gruesas y elevadas murallas el tesoro medieval que conforma su casco histórico. Es la misma villa marinera que se puede encontrar extramuros, con vistosas y coloridas casas, animadas tabernas y bellas vistas al mar… Este pueblo es Hondarribia, y el Parador de Turismo el hotel más deseado.

Vielha (Lleida)
7 de 21
Comparte la fotografía
Vielha (Lleida)

El Parador de Vielha es un lugar ideal para disfrutar de la naturaleza del Valle de'Arán y de la nieve en las cercanas pistas de esquí de Baqueira-Beret. Cuenta con servicio de masajes, spa, piscina interior y exterior, y una terraza solárium para tomar el sol.

Gredos (Ávila)
8 de 21
Comparte la fotografía
Gredos (Ávila)

Entre aguas cristalinas, agrestes rocas y verdes pinares de la Sierra de Gredos, se atrincheran desde 1928 los regios muros de piedra del Parador de Gredos, el primero de los hoteles de la red de Paradores. En su interior, la decoración rústica hace que sea un lugar acogedor y señorial a la vez. El hotel es punto de partida perfecto para excursiones a lugares únicos como Puerto del Pico, donde se encuentra una de las calzadas romanas mejor conservadas de España.

Santillana del Mar (Cantabria)
9 de 21
Comparte la fotografía
Santillana del Mar (Cantabria)

El Parador de Santillana del Mar es una encantadora casona de nueva construcción que mantiene la arquitectura típica de la zona y está perfectamente integrada en el ambiente de esta bella localidad, declarada Monumento Nacional. Habitaciones confortables y un agradable ambiente ayudan a encontrar el reposo y la tranquilidad en el hotel y a disfrutar de este cuidado pueblecito medieval de calles adoquinadas.

Alcañiz (Teruel)
10 de 21
Comparte la fotografía
Alcañiz (Teruel)

Si usted sueña con parar el tiempo y alojarse en un castillo que corona un hermoso pueblo lleno de historia y tradición, Alcañiz es su lugar. Paisajes únicos, patrimonio arquitectónico, tradición, deporte de aventura, caza, gastronomía...

Cañadas del Teide (Santa Cruz de Tenerife)
11 de 21
Comparte la fotografía
Cañadas del Teide (Santa Cruz de Tenerife)

Una casona de montaña camuflada entre el paisaje, con impresionantes panorámicas sobre el cono del volcán, la caldera de Cahorra y la Montaña Blanca. El aire aquí es limpio y reponedor, el mar de nubes hace de éste un lugar idílico, y el cielo acerca las estrellas para que las descubras durante las observaciones astronómicas que ofrece el Parador.

Parador de León
12 de 21
Comparte la fotografía
Parador de León

El Hostal de San Marcos es uno de los hoteles monumentales más extraordinarios del viejo continente. Su construcción, junto al puente que atraviesa el río Bernesga, a las afueras de León, se inició en el siglo XVI con el objetivo de albergar la sede principal de la Orden Militar de Santiago en el oeste de la Península. La obra fue financiada por el rey Fernando el Católico.

Parador de Lleida
13 de 21
Comparte la fotografía
Parador de Lleida

El Parador de Lleida es un hotel de 4 estrellas ubicado en el Convento del Roser cuyo origen data del siglo XVII y está compuesto por dos edificaciones, la iglesia, donde se abrirá el restaurante del Parador, y el complejo residencial. En este último es donde se encuentran las 53 habitaciones de este nuevo Parador organizadas alrededor de un precioso claustro central de tres pisos de altura desde el que se accede a la iglesia convertida en un Restaurante Marmitia.

Plasencia (Cáceres)
14 de 21
Comparte la fotografía
Plasencia (Cáceres)

A orillas del Río Jerte, en la provincia extremeña de Cáceres, se ubica la localidad de Plasencia, y en su casco histórico, enclave estratégico en la Ruta de la Plata, te espera el Parador. El hotel se ubica en el convento de Santo Domingo, construido en el siglo XV. Gruesos muros de piedra, techos abovedados y una cuidada decoración conforman el interior de estilo gótico.

Limpias (Cantabria)
15 de 21
Comparte la fotografía
Limpias (Cantabria)

Un palacio del siglo XX convertido en Parador, en un lugar recogido, que invita al descanso y al paseo por cuidados jardines. Al margen de confortables habitaciones y una reconocida cocina, el Parador de Limpias ofrece una piscina de temporada y otra climatizada (abierta todo el año) pista de tenis y de paddle, una completísima sala infantil de juegos y televisión y amplios y luminosos salones, perfectos para celebraciones familiares y de empresa.

Sigüenza (Guadalajara)
16 de 21
Comparte la fotografía
Sigüenza (Guadalajara)

Castillo medieval del siglo XII, instalado en una alcazaba árabe. Firmeza y esplendor caracterizan a esta regia fortaleza con nueve siglos de historia en sus piedras.

Verin (Ourense)
17 de 21
Comparte la fotografía
Verin (Ourense)

Frente a la imponente fortaleza medieval de Monterrei se ubica el Parador de Verín, un pazo típicamente gallego que ofrece hermosas vistas al castillo y panorámicas sobre el valle, los viñedos y el relajado y silencioso paisaje de esta localidad fronteriza con Portugal. Un lugar para perderse por los caminos del valle, conocer prestigiosos manantiales como Cabreiroa y Sousas, o visitar las bodegas de la D.O. Monterrei.

Sos del Rey Católico (Zaragoza)
18 de 21
Comparte la fotografía
Sos del Rey Católico (Zaragoza)

El Parador es un edificio noble de estilo aragonés que conserva el ambiente monumental, histórico y artístico de Sos del Rey Católico. La villa, declarada Conjunto Histórico-Artístico, fue cuna de influyentes nobles, como el mismísimo Rey Católico, por lo que conserva un riquísimo patrimonio. La decoración del Parador es elegante; la madera recubre las columnas interiores y predomina en el mobiliario de estilo castellano.

La Gomera (Santa Cruz de Tenerife)
19 de 21
Comparte la fotografía
La Gomera (Santa Cruz de Tenerife)

De arquitectura isleña, el hotel está decorado como si fuese una caja de recuerdos de la época colombina, cuando los navíos partían desde la isla hacia tierras americanas. El Parador de La Gomera ofrece acogedoras habitaciones, piscina y un exuberante jardín con especies subtropicales.

Zafra (Badajoz)
20 de 21
Comparte la fotografía
Zafra (Badajoz)

El Hotel de Zafra, Palacio de los Duques de Feria, se alza sobre un majestuoso castillo del siglo XV de amplias y elegantes estancias, que comenzó a construirse en 1437 como residencia de los duques de Feria. El valor del palacio se expresa a través de una espectacular fachada y de su majestuoso Patio Renacentista, en un enclave idóneo para descubrir el entorno monumental y los parajes de la zona. El interior conserva hermosos artesonados, arcones, herrajes, pasamanos y elementos decorativos pertenecientes al antiguo palacio. 

El presidente francés Charles de Gaulle escribió parte de sus memorias en la habitación número 13 del Parador de Jaén; el conocido pirata Francis Drake intentó atacar la fortaleza de Monterreal, donde se ubica el actual Parador de Baiona, en 1585; durante las excavaciones para emplazar un Parador en Lorca (Murcia), en 2003, apareció una antigua sinagoga que hoy, gracias a los trabajos de recuperación, puede ser visitada....

Son solo algunas de las decenas de curiosidades que Paradores ha recopilado para celebrar su 90 aniversario, en 2018, convertida ahora en una cadena hotelera única, de titularidad 100% pública, con 97 establecimientos repartidos por todo la geografía española –hay paradores en todas las Comunidades Autónomas salvo Baleares– que alojó 1,5 millones de clientes el año pasado y sirvió 2,2 millones de cubiertos.

La gastronomía, de hecho, con clara vocación de recuperación de las tradicionales regionales pero con la mirada puesta también en la nueva cocina –el chef dos estrellas Michelin Mario Sandoval colabora desde hace más de dos años en la elaboración de los menús y el asesoramiento de los equipos de cocina–, representa el 49% de los ingresos de la cadena.

Concebida como un instrumento de recuperación del patrimonio artístico con fines turístico, la red ubica la mayor parte de sus establecimientos en edificios históricos –castillos, fortalezas, conventos, palacios– y, de hecho, el 30% de ellos están considerados bienes de interés cultural, mientras que un 25% se sitúan en Reservas de la Biosfera de la UNESCO, como muestra también de su interés en el respeto al medioambiente y la promoción de los entornos naturales.

La rentabilidad de una empresa que da trabajo a 3.900 profesionales es otro de los objetivos de la cadena que, a tenor de las cifras, transita por el buen camino: tras finalizar un periodo de saneamiento después de entrar, en 2012, prácticamente en quiebra, en 2017 logró un beneficio de 17,6 millones de euros, muy similar al del ejercicio anterior.

Reportajes
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios