Exploramos el Palacio de Chantilly en el aniversario de la muerte de Da Vinci

  • Pantalla completa
1 de 11
Comparte la fotografía

Vista general del Dominio de Chantilly, con sus diversas dependencias situadas alrededor del antiguo castillo y sus diferentes jardines, construidos a lo largo de varios siglos. (Jerôme Huyvet)

2 de 11
Comparte la fotografía

El monumental complejo está rodeado por un espectacular parque de 115 hectáreas, único por la diversidad de los jardines que lo componen, que fueron extendiéndose a lo largo de los siglos y ajustándose a las modas paisajísticas imperantes en cada época. (Sophie Lloyd).

3 de 11
Comparte la fotografía

La magnificencia del Dominio queda de manifiesto en cada una de sus dependencias, cuyo mobiliario incluye piezas provenientes del Palacio de Versalles, mesas de Boulle, un sofá y sillas que pertenecieron a María Antonieta, mientras el Museo Condé atesora también una valiosa colección de piezas de finísima porcelana de Sèvres, París y Nápoles. Siguiendo las corrientes decorativas francesas de los siglos precedentes, las habitaciones están situadas en la zona más antigua del primitivo castillo, construido durante el Renacimiento. (Sophie Lloyd)

4 de 11
Comparte la fotografía

La Sala de lectura conserva numerosas joyas bibliográficas, desde 60.000 volúmenes, unos 8.000 mapas, más de 80.000 cartas y documentos, entre las que se encuentran 1.500 manuscritos y 500 incunables. (Sophie Lloyd)

5 de 11
Comparte la fotografía

El 'Grand Cabinet d’Angle', que fue despacho del príncipe de Condé. (Sophie Lloyd)

6 de 11
Comparte la fotografía

El Castillo acoge hoy el Museo Condé, integrado por una colección excepcional de pintura antigua que incluye obras maestras de Rafael, Botticelli, Clouet, Poussin, Watteau, Ingres, Delacroix… Pero, además de amante del arte, el Duque de Aumale fue un bibliófilo apasionado. (Sophie Lloyd)

7 de 11
Comparte la fotografía

Otra vista de la a esplendorosa Galería de pintura. (Sophie Lloyd)

8 de 11
Comparte la fotografía

En su interior, el Museo del Caballo, abierto al público en 1982, ilustra sobre la relación entre el hombre y el animal, y alberga, aun hoy, una veintena de caballos, burros y ponis, atendidos por un equipo de siete amazonas que organizan espectáculos y animaciones ecuestres durante todo el año. Las antiguas caballerizas fueron reformadas para facilitar la presencia de hasta 600 espectadores en sus actividades ecuestres.(Sophie Lloyd)

9 de 11
Comparte la fotografía

El Dominio alberga ante todo el manuscrito más valioso del mundo: 'Las muy ricas horas del Duque de Berry', datado en el siglo XV. (Sophie Lloyd)

10 de 11
Comparte la fotografía

Salida de nuevo al exterior para divisar el Parque, de 115 hectáreas. Único por la diversidad de los jardines que lo componen: el jardín francés diseñado por André Le Nôtre en el siglo XVII, la aldea que inspiró a María Antonieta, el jardín anglochino del siglo XVIII y el jardín inglés del siglo XIX. (Domaine de Chantitly)

El quinto centenario de la muerte de Leonardo da Vinci ha sido la ocasión idónea para celebrar en el Dominio de Chantilly (Francia) el genio del artista a través de una de sus obras más emblemáticas y desconocidas: 'La Gioconda desnuda'.

Durante los últimos meses se han desarrollado sesiones de estudio que han desvelado el resultado de recientes análisis científicos llevados a cabo sobre el dibujo. La exposición que ha acompañado este acontecimiento ha permitido el acceso al taller de Leonardo para tratar de resolver el misterio de la icónica obra y mejor comprender su destino a través de obras maestras del Renacimiento (Botticelli, Veneto, Clouet) cedidas especialmente para la ocasión.

Las extraordinarias dependencias se construyeron alrededor de una cúpula de 28 metros de altura, y sus naves están concebidas para albergar hasta 240 animales, demostración más que evidente de la afición a la caza de los sucesivos señores del Dominio.

Desde 2005, la Fundación para la conservación y el desarrollo del Dominio de Chantilly, creada por el Aga Khan, tiene el mandato del Instituto de Francia de garantizar la permanencia del Dominio (Castillo, Parque y Grandes Caballerizas), asegurando la sostenibilidad de su desarrollo económico y medioambiental desde el respeto al legado del Duque de Aumale, gran aficionado también a la gastronomía, y en especial, como no podía ser de otra manera, a la exquisita crema batida que recibe su nombre de la zona.

Reportajes
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios