Una visita a los talleres de Chanel, la artesanía del lujo

  • Pantalla completa
Filosofía consolidada
1 de 13
Comparte la fotografía
Filosofía consolidada

"Chanel crea ocho colecciones al año, una cada seis semanas, y cada una de ellas ha de ser producida en un tiempo récord (pero con la misma calidad) para poder ser distribuida al mismo tiempo en nuestras 185 boutiques esparcidas por el mundo", explica Bruno Pavlovsky, presidente de la división de moda de la maison. En la imagen, deslumbrantes plumas del célebre taller Lemarié.

Por cariño
2 de 13
Comparte la fotografía
Por cariño

Desde 1997, Chanel ha agrupado sus adquisiciones de empresas de alta artesanía bajo la sociedad Paraffection (que en francés significa, más o menos, “por cariño”), anticipando en más de una década el tema del lujo artesanal, hoy de plena actualidad.La imagen es una muestra de la excelencia artesanal de Chanel, gracias a los detalles artesanales de elaboración son exactamente los mismos que hace 50 o 70 años.

Taller de Desrues
3 de 13
Comparte la fotografía
Taller de Desrues

Unos 200 artesanos especializados en crear botones, cadenas, esmaltes, dorados y ornamentos. La empresa fue fundada en 1929 por Georges Desrues, quien colaboró con mitos como Lanvin, Dior y Saint Laurent. En 1965 se produjo su encuentro fulgurante con Chanel, a quien vendió la actividad en 1984 por temor a que se perdiera tras su muerte (ocurrida en 1992). 

Taller de Desrues
4 de 13
Comparte la fotografía
Taller de Desrues

Unos 200 artesanos especializados en crear botones, cadenas, esmaltes, dorados y ornamentos. La empresa fue fundada en 1929 por Georges Desrues, quien colaboró con mitos como Lanvin, Dior y Saint Laurent. En 1965 se produjo su encuentro fulgurante con Chanel, a quien vendió la actividad en 1984 por temor a que se perdiera tras su muerte (ocurrida en 1992). 

Taller de Lemarié
5 de 13
Comparte la fotografía
Taller de Lemarié

En 1900, París contaba con más de 300 manufacturas de plumas, indispensables para decorar los sombreros. En 1960 eran 50; hoy, Lemarié es prácticamente la única. Fundada en 1880, este ‘plumassier’ fue lanzado a la alta costura por sus colaboraciones con todos los grandes. Para Lagerfeld, monsieur Lemarié es “el hombre de las camelias”, flor convertida en el icono de Chanel y realizada en cualquier material: desde el tweed a la piel, pasando por seda, avestruz o madreperla. Para Chanel ha creado más de 50.000. Entre sus clientes: Dior, Lacroix, Givenchy, Valentino, Dolce & Gabbana y Armani. Todo se realiza en Rue du Faubourg Saint-Denis, en el centro de París.

Taller de Lesage
6 de 13
Comparte la fotografía
Taller de Lesage

En su archivo, más de 60.000 muestras relatan 120 años de historia de la alta costura, entre nombres prestigiosos de clientes y marcas. El fundador, Albert, compró en 1922 la histórica maison de bordados Michonnet, ya proveedora de Napoleón III, y se asoció con Schiaparelli, realizando bocetos de Jean Cocteau. En 1947, su hijo François inició colaboraciones con Dior, Balenciaga y Givenchy, y en los años ‘80 con Lagerfeld y Calvin Klein.

Taller de Lesage
7 de 13
Comparte la fotografía
Taller de Lesage

En su archivo, más de 60.000 muestras relatan 120 años de historia de la alta costura, entre nombres prestigiosos de clientes y marcas. El fundador, Albert, compró en 1922 la histórica maison de bordados Michonnet, ya proveedora de Napoleón III, y se asoció con Schiaparelli, realizando bocetos de Jean Cocteau. En 1947, su hijo François inició colaboraciones con Dior, Balenciaga y Givenchy, y en los años ‘80 con Lagerfeld y Calvin Klein.

Con estilo Chanel
8 de 13
Comparte la fotografía
Con estilo Chanel

“Estos talleres trabajan desde hace décadas con los nuestros y son esenciales para sostener nuestra creatividad. Aunque hayan sido adquiridos por Chanel, tienen libertad para colaborar con otras firmas en todo el mundo. Y esto es beneficioso, porque así afrontan desafíos creativos siempre distintos y mantienen su patrimonio de conocimientos”, asegura Bruno Pavlovsky, en Chanel hace

Taller de Montex
9 de 13
Comparte la fotografía
Taller de Montex

Fundado en 1939, el taller emplea actualmente a una treintena de bordadoras, que llegan a 50 en los periodos de desfiles. El crochet es una de las especialidades del taller. Además de con Chanel, que lo compró en 2011, el atelier sigue colaborando sin exclusiva con firmas como Dior, Valentino, Givenchy, Yves Saint Laurent, Louis Vuitton y Céline.

Gestión de la creatividad
10 de 13
Comparte la fotografía
Gestión de la creatividad

Lo que diferencia la dirección de una empresa del sector del lujo de otras empresas es, según Pavlovsky, la gestión de la creatividad. “La creatividad no es una constante: puede cambiar de temporada en temporada”, precisa. “El papel de los managers es procurar que el crecimiento sea constante, a pesar de las oscilaciones naturales. 

El vientre del manager
11 de 13
Comparte la fotografía
El vientre del manager

El objetivo, más allá de la comunicación y distribución, es el producto, la colección distribuida en todas las boutiques. Y lo que convierte las ideas del departamento de estilo en productos únicos es el trabajo de todos los artesanos que desempeñan métiers d’art que Chanel tiene en cartera desde 1997.

El taller de los sueños
12 de 13
Comparte la fotografía
El taller de los sueños

“Mi trabajo es construir sueños. Pienso que creer en ellos y tratar de cumplirlos, ayudando también a los demás a cumplir los suyos, es el rasgo más distintivo de un gentleman de hoy”, asegura Pavlovsky.

Coco Chanel repetía con frecuencia: “Mis chaquetas se ven bien, tanto por fuera como por dentro” y esto sigue siendo así, porque los detalles artesanales de elaboración son exactamente los mismos que hace 50 o 70 años, aunque el estilo de sus prendas más emblemáticas haya sido actualizado en varias ocasiones por Lagerfeld, al timón creativo de la firma desde 1983. Por ello, Chanel se ha distinguido siempre por su maestría artesanal. Para lograr asegurarla, la firma ha ido adquiriendo talleres que tradicionalmente le surtían, y que corrían el riesgo de desaparecer. Y los ha reunido al fin, con respeto y ‘por cariño’, en la sociedad paraffection.

[Lea aquí: La locura de Coco Chanel por las perlas]

Reportajes
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios