Del Tíbet a Singapur, un recorrido por las piscinas más asombrosas del mundo

  • Pantalla completa
Hotel Marina Bay Sands (Singapur)
1 de 11
Comparte la fotografía
Hotel Marina Bay Sands (Singapur)

En la planta 55 del espectacular Marina Bay Sands se encuentra el Skypark Arenas Rozar, un espacio de 340 metros cuadrados que el hotel -que en 2010 se convirtió en el más caro del mundo- en el que se ubica esta piscina ha convertido en un lugar irrepetible. Junto a esta infinity pool, cuyas dimensiones son tres veces las de una olímpica, un restaurante y una discoteca. A 200 metros de altura y con Singapur a vista de pájaro.

Hanging Gardens (Bali)
2 de 11
Comparte la fotografía
Hanging Gardens (Bali)

Ubicadas en Ubud, en un pueblo de la isla de Bali (Indonesia), esta doble piscina colgante está construida sobre barrancos en plena naturaleza. Su doble nivel está pensado para ofrecer vistas al Trópico desde diferentes panorámicas. Una excelente propuesta vacacional para los amantes de lo exótico, que estarán rodeados de cacao, cafeto, orquídeas y bambú, entre su diversa vegetación. Además, el hotel ofrece a los huéspedes la posibilidad de cenar en la parte superior de la piscina, decorada con cortinas de colores para la ocasión.

Amangiri Resort (Estados Unidos)
3 de 11
Comparte la fotografía
Amangiri Resort (Estados Unidos)

¿Agua en el desierto? En Utah, sí. La piscina se encuentra dentro del Amangiri Resort, que ocupa un entorno de 243 hectáreas. Es uno de los lugares protegidos del continente junto al Gran Cañón, el parque nacional del Cañón Bryce, el parque nacional Zion y el Monument Valley. La piscina, climatizada, está hecha de piedra y tiene vistas al desierto, con las que deleitarse junto a los mejores tratamientos de spa y sauna.

Four Seasons Safari Lodge (Tanzania)
4 de 11
Comparte la fotografía
Four Seasons Safari Lodge (Tanzania)

Pocos hoteles ofrecen la posibilidad de bañarse en una piscina a escasos metros de elefantes. La piscina del Four Seasons Lodge mide 25 metros y sus bordes se pierden en el agua que hay a pie de selva. Con vistas a las llanuras del Serengeti, es una de las experiencias estrella del resort tras un intenso día de safari. Con tumbonas y servicio de bar, la piscina es un lugar idílico para ver la puesta de sol más bella de África.

St. Regis Resort (Tíbet)
5 de 11
Comparte la fotografía
St. Regis Resort (Tíbet)

Un ejemplo de lujo sostenible es la piscina del St. Regis Resort del Tíbet, climatizada con energía solar. Su color dorado representa el poder de quienes se bañan en ella, en una clara influencia de las termas romanas. Una simbología que contrasta, sin embargo, con sus modestas dimensiones. Su temperatura se sitúa entre los 28º y 32º y durante los baños los huéspedes pueden recibir tratamientos de bienestar y masajes.

Villa d’Este (Italia)
6 de 11
Comparte la fotografía
Villa d’Este (Italia)

Una de las piscinas más sofisticadas y antiguas del mundo flota en el lago de Como, en la Lombardía italiana. Con un jacuzzi incorporado, se trata de una experiencia única abierta al público todos los días del año hasta las ocho de la tarde. Desde su construcción en 1568 han pasado por ella, además de innumerables turistas, desde miembros de la antigua realeza italiana e importantes políticos hasta actores como George Clooney.

Hotel Perivolas (Grecia)
7 de 11
Comparte la fotografía
Hotel Perivolas (Grecia)

En el acantilado sobre el Mar Egeo se encuentra una de las piscinas que mejor representa el lujo relajado, la del hotel Perivolas. Sus hidromasajes y baños turcos hacen de ella el plato estrella de este templo griego del bienestar.

Oberoi Udaivilas (India)
8 de 11
Comparte la fotografía
Oberoi Udaivilas (India)

Tras las puertas de madera de las lujosas habitaciones del hotel se encuentra la piscina privada de 73 metros con vistas al lago Pichola, de Udaipur, situada al oeste de India. Tanto el diseño de la piscina como la arquitectura del hotel están inspirados en los antiguos palacios de Rajastán. Un lugar a modo de balneario perfecto para el descanso, en donde los viajes en barca por el lago completan la experiencia.

Stradivarius, Nueva York (Estados Unidos)
9 de 11
Comparte la fotografía
Stradivarius, Nueva York (Estados Unidos)

Esta curiosa piscina es propiedad de Jay Dweck, un alto ejecutivo que trabajó para Goldman Sachs y Morgan Stanley, quien decidió construirla a medida de su gran pasión: el violín. 30 metros de largo y medio millón de piezas de baldosas de vidrio conforman una obra excéntrica que se ilumina con 5.000 luces de diferentes

Aniol d’Aguja, Girona (España)
10 de 11
Comparte la fotografía
Aniol d’Aguja, Girona (España)

Una piscina natural para quienes apuesten por una escapada rural y alejada de la rutina o de las clásicas vacaciones de hotel, playa y piscina. Ubicada en el parque de La Garrotxa, el lugar goza de gran exclusividad ya que para acceder a él hay que atravesar gran parte de Salt de Brull. El paseo dura en torno a dos horas, de ahí que sea una experiencia inolvidable para los amantes del senderismo.

El verano es tiempo de playa, pero también de piscina. Sin embargo, en esta selección nadar es lo de menos, ya que las increíbles vistas a las grandes ciudades del mundo, los paisajes naturales o el confort de los mejores tratamientos de bienestar se interponen en ese ritual que las caracteriza.

Recorremos las diez piscinas más espectaculares del mundo, desde Tanzania hasta Bali, pasando por el Tíbet. Algunas son naturales y otras ubicadas en lo más alto de un hotel de lujo o dentro de un templo. Estas son unas vacaciones en donde la playa, sin que sirva de precedente, está en segundo plano.

 

Reportajes
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios