Miradas cruzadas sobre Roma, la ciudad del arte

  • Pantalla completa
‘Tempietto del Bramante, San Pietro in Montorio’
1 de 7
Comparte la fotografía
‘Tempietto del Bramante, San Pietro in Montorio’

Henryk Dąbrowski. ‘Templete de San Pedro en Montorio’, 1965. Lápiz, tinta, tiza y aguada. Colección privada, Varsovia.

‘Piazza Navona’,
2 de 7
Comparte la fotografía
‘Piazza Navona’,

Henryk Dąbrowski. ‘Piazza Navona’, 1965. Lápiz, tinta, tiza y aguada. Madrid, Izabella Godlewska de Aranda.

‘Columnas del Templo de Apolo y Teatro Marcelo’
3 de 7
Comparte la fotografía
‘Columnas del Templo de Apolo y Teatro Marcelo’

Henryk Dąbrowski. ‘Columnas del Templo de Apolo y Teatro Marcelo’, 1965. Lápiz, tinta, tiza y aguada. Salamanca, Manuel García- Conde Angoso.

‘Piazza Colonna’
4 de 7
Comparte la fotografía
‘Piazza Colonna’

Anónimo italiano, hacia 1700. ‘Piazza Colonna’, lápiz, tinta y aguada sobre papel. Inv. 3709. © Museo Lázaro Galdiano.

‘Arco di Settimio Severo’
5 de 7
Comparte la fotografía
‘Arco di Settimio Severo’

Giovanni Battista Piranesi. ‘Arco di Settimio Severo’, 1759. Aguafuerte. Inv. IB 12133. © Biblioteca Lázaro Galdiano.

‘Templo de Marte’
6 de 7
Comparte la fotografía
‘Templo de Marte’

Anónimo europeo, 1830. Vistas del Foro Romano: ‘Templo de Marte’, tinta y aguada de tinta. Inv. 5805. © Museo Lázaro Galdiano.

‘Vistas de Roma. Henryk Dąbrowski y la Colección Lázaro’ propone en el Museo Lázaro Galdiano, un acercamiento a dos visiones de la majestuosidad de Roma: la del artista, arquitecto y profesor Henryk Dąbrowski (Varsovia, 1927 - 2006) y la del coleccionista José Lázaro (Beire, Navarra, 1862 – Madrid, 1947).

La muestra, comisariada por Carmen Espinosa, conservadora-jefe del Museo Lázaro Galdiano, presenta por primera vez en nuestro país 11 dibujos realizados por el famoso arquitecto polaco entre 1965 y 1966; en diálogo con más de una decena de obras de la Colección Lázaro, como el ‘Arco di Settimio Severo’ de Piranesi, dibujos –entre ellos varios de Valentín Carderera–, bronces, medallas o libros como ‘La citta di Roma’, de Dominique Magnan.

El arquitecto Henryk Dąbrowski, profesor de la Universidad Tecnológica de Varsovia, destacó como dibujante, faceta con la que se presentó en numerosas exposiciones individuales y colectivas durante la segunda mitad del siglo XX en Varsovia, Roma, Londres, París, Viena, Berlín o Moscú. Su obra nunca se ha visto en España y de su extensa producción, de más de un millar de dibujos, se han seleccionado para esta muestra 11 vistas de Roma: ocho pertenecen a coleccionistas madrileños que coincidieron con el arquitecto en la ciudad eterna y tres proceden de la colección del arquitecto que gestiona su sobrino, Jacek Filochowski, en Varsovia. “Dąbrowski viajó por Francia, Bulgaria, Escocia, Austria, Rusia, pero quedó seducido por la belleza de Italia. Durante su estancia, entre 1963 y 1967, visitó Venecia, Padua, Mantua, Verona, Milán, Turín, Bolonia, Florencia, Perugia… y Roma, dejándonos dibujos de sus monumentos y rincones más emblemáticos” declara la comisaria.

Sus dibujos –normalmente de gran tamaño, realizados a lápiz, carboncillo o tinta con toques de tiza o acuarela– presentan un dominio absoluto de la perspectiva lineal y aérea, así como un manejo espectacular de la tinta china. Destacan por su monumentalidad, por la precisión de la línea, por el juego de luces y sombras y por una atmósfera envolvente que ha llevado a los estudiosos de su obra a denominarle el “Piranesi polaco”.

En algunas ocasiones, Dąbrowski reproduce fielmente los detalles arquitectónicos –ya sea de la ‘Piazza Navona’, la fachada de ‘Santa Agnese’ o la ‘Piazza di Spagna’–; otras veces prefiere sintetizarlos o dejarlos inacabados. Como técnico y buen conocedor de la historia de la arquitectura, incorpora elementos no construidos que figuraban en los proyectos originales, como el el caso de la columnata que, según el diseño de Bramante, debía rodear al ‘Templete de San Pietro in Montorio’. Apasionado de la naturaleza desde su infancia, Dąbrowski dibujó con maestría los árboles, como podemos apreciar en el imponente cedro del Líbano junto a la iglesia de ‘San Giovanni in Porta Latina’.

Años antes del viaje de Dąbrowski a Italia, las plazas, los puentes y monumentos que vemos en sus magníficos dibujos fueron recorridos, cruzados y admirados por el editor y coleccionista José Lázaro (Beire, Navarra, 1862 - Madrid, 1947). A Roma acudió con frecuencia, visitó sus museos y colecciones, admiró la antigüedad clásica, compró libros y obras de arte, y fue la ciudad elegida para su boda con Paula Florido. En su colección, encontramos cerca de 200 piezas que nos hablan de Roma; de ellas se ha seleccionado un pequeño conjunto relacionado temáticamente con los dibujos del arquitecto polaco, entre las que destacan, la ‘Medalla de Pío VII’, de Giussepe Bianchi, con una vista de la ‘Piazza del Popolo’ de Roma, fundida en 1823, el ‘Arco di Settimio Severo’, magnífico aguafuerte realizado por Piranesi en 1759, dibujos –entre ellos varios de Valentín Carderera, como la ‘Vía Appia’ (1823-1830)–, la aguada de la ‘Piazza Colonna’, del siglo XVIII, o ‘La citta di Roma’, de Dominique Magnan, editada en 1779.

La muestra se exhibe en dos espacios del Museo Lázaro Galdiano. En la sala 6, en la planta de acceso al Museo, las obras de Dąbrowski se asocian con las piezas de la Colección Lázaro, unos guiños para que el visitante también pueda relacionar los dibujos de la sala de Arte Invitado, situada en la primera planta del museo, donde la obra de Dąbrowski adquiere todo el protagonismo. La comisaria ha querido mostrar también la faceta personal del artista y del coleccionista mostrando varias cartas enviadas por Dąbrowski a su mujer desde Roma donde figura el itinerario de sus viajes, los hoteles donde se hospeda y que incluyen primorosos dibujos, junto con alguna de la correspondencia que José Lázaro recibió en la capital italiana.

‘Vistas de Roma. Henryk Dąbrowski y la Colección Lázaro’ podrá visitarse desde el 11 de julio y hasta el 9 de septiembre y, además de profundizar en el conocimiento de la Colección que alberga el Museo Lázaro Galdiano, supone una ocasión excepcional para admirar el trabajo de este genial artista, que ha permanecido, hasta ahora, oculto para el público de nuestro país.

www.museolazarogaldiano.es/

Reportajes
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios