La herencia gráfica del punk

  • Pantalla completa
Arturo Vega, cartel de la exposición 'Ramones', 1975
1 de 11
Comparte la fotografía
Arturo Vega, cartel de la exposición 'Ramones', 1975

Arturo Vega (1947-2013) fue un artista visual recordado por su trabajo de diseño gráfico para The Ramones. Vega creó el famoso logo de la banda, un despegue del Sello del Presidente de los Estados Unidos, en el que reemplazó las flechas del águila con un bate de béisbol, y el lema de la nación, ‘E pluribus unum’, con el ‘Hey Ho de Ramone, Vamonos. El águila fue un motivo recurrente para Vega en su propia obra de arte y una que comenzó a asociarse con los Ramones. Este póster temprano para un concurso de bandas sin firmar en el CBGB presenta una fotografía de Vega del artista que llevaba una hebilla de cinturón con el pelo de águila.

M & Co, cartel de Talking Heads 'Remain in Light', 1980
2 de 11
Comparte la fotografía
M & Co, cartel de Talking Heads 'Remain in Light', 1980

Al imaginar la apariencia que querían para su próximo álbum, la bajista Tina Weymouth y el baterista Chris Frantz de los Talking Heads trabajaron con Walter Bender y Scott Fisher del MIT Media Lab para crear las imágenes generadas por computadora que se usan en este póster. Weymouth y Fisher compartían la pasión por las máscaras que impulsaban la manipulación digital de los retratos de los miembros de la banda. Los cuatro aviones de combate que vuelan en formación aluden al título original del álbum, Attack Melody, y fueron un guiño al padre de Weymouth, que sirvió en la Marina de los EE. UU. Tibor Kalman's M & Co. creó el diseño gráfico y los tratamientos tipográficos para el álbum y el póster, incluido el uso de la ‘A’ invertida en Talking Heads.

Jo Slee, poster de The Smiths 'The Boy with a Thorn in His Side', 1985
3 de 11
Comparte la fotografía
Jo Slee, poster de The Smiths 'The Boy with a Thorn in His Side', 1985

El vocalista y compositor de los Smiths, Morrissey, evitó los retratos estereotipados de la banda utilizados en portadas de discos en favor de las imágenes de estrellas del pop y el cine, incluyendo celebridades como James Dean y Candy Darling. Rendido en una gama de duotonos y diseñado por los registros de Jo Slee of Rough Trade, los diseños de la tapa de The Smiths fueron fácilmente identificables e igualmente memorables. Para este póster promocional del single ‘The Boy with a Thorn in His Side’, Morrissey eligió una foto de un joven Truman Capote tomada por el famoso fotógrafo Cecil Beaton.

Peter Saville, poster de Joy Division 'Unknown Pleasures', 1979
4 de 11
Comparte la fotografía
Peter Saville, poster de Joy Division 'Unknown Pleasures', 1979

Este póster de Peter Saville, que saltó a la fama por sus diseños para Factory Records, fue publicado para promocionar el álbum debut de Joy Division. La imagen es de ondas sucesivas registradas desde un pulsar y fue encontrada en un libro de texto de astronomía por el miembro de la banda Bernard Sumner. Saville invirtió la imagen de negro sobre blanco a blanco sobre negro, evocando la atmósfera más oscura del sonido del álbum. El diseño ha alcanzado un estado icónico, particularmente recientemente, incluso engendrando el término "gráfico de alegría" en la visualización de datos, que se usa para describir un estilo que representa histogramas sucesivos y comparativos.

Jamie Reid, cartel de The Great Rock 'N' Roll Swindle, para Sex Pistols, 1979
5 de 11
Comparte la fotografía
Jamie Reid, cartel de The Great Rock 'N' Roll Swindle, para Sex Pistols, 1979

Jamie Reid es quizás el diseñador gráfico más conocido del punk, ya que diseñó el aspecto visual único de los materiales de Sex Pistols. Reid adoptó la técnica situacionista de desvío, o secuestro cultural. En este póster para promocionar la película ‘The Great Rock 'n' Roll Swindle’, Reid se apropia de la campaña publicitaria de las tarjetas de crédito American Express (‘Su nombre aquí’). La industria de la música se convierte en el blanco, incluidos el artista (‘la prostituta’), la compañía discográfica (‘el proxeneta’) y el negocio de la música en general (‘la estafa’). Los carteles fueron retirados y la mayoría de las copias se destruyeron cuando American Express amenazó con acciones legales.

THE CLASH
6 de 11
Comparte la fotografía
THE CLASH

Retrato de la formación básica de The Clash (Joe Strummer, Mick Jones y Paul Simonon) tomado por la legendaria fotógrafa estadounidense Sheila Rock, cuyo libro 'Punk+' reflejó la crónica del nacimiento y desarrollo del movimiento punk. La fotógrafa fue testigo de numerosos momentos íntimos del punk, y esa presencia privilegiada aporta una perspectiva única a través de sus retratos de grupos influyentes como The Clash, The Jam, Generation X, Siouxsie & the Banshees, The Subway Sect, The Damned y The Buzzcocks. ‘Punk +’ refleja también la interacción de los estilos propuestos por los diseñadores y su reflejo en la moda callejera entre 1976 y 2009, en la sociedad y la política, incluida la tienda 'Sex', de Vivienne Westwood. Para Paul Simonon, "el libro es un extraordinario registro fotográfico de un cambio importante en la moda callejera británica".

ASPECTO DE LA EXPOSICIÓN
7 de 11
Comparte la fotografía
ASPECTO DE LA EXPOSICIÓN

Uno de los muros de la exposición, concretamente dedicado a The Clash, con reproducciones de carteles de conciertos y portadas de discos.

CARTEL PARA EL FESTIVAL 'SWEET CORN' AGOSTO 1970.
8 de 11
Comparte la fotografía
CARTEL PARA EL FESTIVAL 'SWEET CORN' AGOSTO 1970.

Steve Frykholm fue el primer diseñador gráfico contratado por la Herman Miller Furniture Company, en 1970. En su primer año, se le pidió que creara un póster para el picnic de la empresa, de modo que se dedicó a investigar sobre los procesos de la serigrafía. Los picnics de la compañía se convirtieron en un evento anual, lo que llevó a Frykholm a continuar la serie, que recibió el apelativo de 'Steve's Picnic Posters', y que ahora forma parte de varias colecciones permanentes de museos de todo el mundo, incluido el Museo de Arte Moderno de Nueva York. Para Steve Frykholm, "la vida en Herman Miller ha sido realmente un picnic". El hoy vicepresidente de Diseño Creativo de la empresa, que lleva 45 años en ella, recuerda siempre su primera aportación, ahora canónica: el póster para el picnic de 1970, dedicado al maíz.

'FLYERS' DE DIVERSOS CONCIERTOS
9 de 11
Comparte la fotografía
'FLYERS' DE DIVERSOS CONCIERTOS

Imagen distribuida por el museo donde se muestra la muy diversa imaginería que generó el movimiento punk tanto en diseño gráfico como, tipográfico, fotográfico, etc. De hecho la estética de la década de los 80 es absolutamente deudora de la riqueza estética que generó el punk.

CARTEL DE LA EXPOSICIÓN
10 de 11
Comparte la fotografía
CARTEL DE LA EXPOSICIÓN

La exhibición, 'Too Fast To Live, Too Young To Die',  inaugurada el 15 de junio, puede visitarse hasta el 7 de octubre  en el Cranbrook Art Museum de Bloomfield Hills, Míchigan, o a través de su web: cranbrookartmuseum.org

La exposición ‘Too Fast To Live, Too Young To Die: Punk Graphics, 1976-1986’, del 15 de junio al 7 de octubre, explora el lenguaje visual del movimiento punk desde mediados de la década de 1970 hasta mediados de la década de 1980 a través de cientos de dibujos, carteles, álbumes, promociones y revistas.

Desde su comienzo en la década de 19790, el punk siempre mostró formas de expresión muy visuales, desde la vestimenta y los peinados de sus seguidores y la teatralización en escena de sus músicos, hasta el diseño gráfico de sus numerosas variedades de material impreso.

A medida que la energía del punk se unió hasta conformar un poderoso fenómeno subcultural, trascendió la música para afectar a otros campos, como el arte visual y el diseño.

Organizada temáticamente, la exposición es la más importante de este tipo celebrada hasta ahora –incluye aproximadamente 500 de muy diversos elementos gráficos–, y explora diferentes estrategias y técnicas de diseño visual, como la apropiación artística, el collage, la parodia y el pastiche, así como las influencias de géneros como la ciencia ficción, el terror y los cómics.

El comisario de la exposición, Andrew Blauvelt, ha querido con su selección poner de manifiesto “las numerosas y nuevas oportunidades que el punk desplegó para los diseñadores. De hecho, así como el punk hizo surgir mil bandas de garaje, sin duda dio a luz al menos a otros tantos diseñadores. Hoy día, soportes como las novelas gráficas, las emisoras de música alternativa y toda la moda callejera mantienen una deuda estilística con el punk”.

Pasando revista al punk a través del diseño gráfico creado por numerosos diseñadores profesionales y aficionados, la exposición incluye también elementos de moda, arte visual contemporáneo, imágenes de archivo, videos y una ‘sala de conciertos’ donde los visitantes pueden reproducir su propio vinilo.

‘Too Fast To Live, Too Young To Die: Punk Graphics, 1976-1986’, puede visitarse en el Cranbrook Art Museum de Bloomfield Hills, Míchigan, o a través de su web: cranbrookartmuseum.org

 

Reportajes
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios