Cuando la película es lo de menos: diez increíbles salas de cine del mundo

  • Pantalla completa
Le Grand Rex París
1 de 18
Comparte la fotografía
Le Grand Rex París

París, Francia. El cine más grande de Europa cumplió el año pasado 85 años. Este coliseo, de 2.800 butacas, es uno de los monumentos culturales más importantes de la capital. De hecho, el gobierno francés condecoró en 1981 a la mítica sala como 'monumento histórico de Francia' y como una de las obras arquitectónicas más representativas del art deco del país. 

Le Grand Rex París
2 de 18
Comparte la fotografía
Le Grand Rex París

Vista exterior de la sala parisina, que cuenta con una iluminación especial para cada película o show (también se hacen obras de teatro y conciertos).

Rooftop Cinema
3 de 18
Comparte la fotografía
Rooftop Cinema

Melbourne, Australia. Si los Beatles revolucionaron en 1969 el concepto de concierto en aquel show en la azotea del número 3 de Savile Row (Londres), la Rooftop Cinema hace lo propio con el cine. Un invento con en el que quizá los directores de cine no estén muy felices, ya que resulta complicado centrarse en la película con las espectaculares vistas que tiene esta improvisada sala. 

Rooftop Cinema
4 de 18
Comparte la fotografía
Rooftop Cinema

La sala plantea una evolución del clásico cine de verano con sillas de playa (alrededor de 200) para disfrutar de todo tipo de proyecciones, desde cine de autor  hasta clásicos.

Imax Sydney
5 de 18
Comparte la fotografía
Imax Sydney

Seguimos en Australia, en la sala que puede presumir de tener la pantalla más grande del mundo: 35 metros de ancho y 30 de largo. Lejos de conformarse con esto, la sala afronta un proceso de reconversión que terminará en 2019, con el objetivo de embellecer aún más sus espacios y continuar mejorando la calidad de sus cines. 

Imax Sydney
6 de 18
Comparte la fotografía
Imax Sydney

La enorme pantalla del Imax Sydney no solo se caracteriza por un sonido e imagen espectaculares, sino que acerca al espectador a una experiencia de lo más intensa. En la imagen, un tiburón flota en la pantalla como si estuviésemos en el propio mar junto a él. 

Teatro Chino TCL
7 de 18
Comparte la fotografía
Teatro Chino TCL

Los Ángeles, Estados Unidos. Desde 1927, esta sala no solo proyecta las mejores películas del momento sino que acoge las presentaciones de todas ellas. De ahí que sea uno de los refugios favoritos de directores y actores de Hollywood,.

Teatro Chino TCL
8 de 18
Comparte la fotografía
Teatro Chino TCL

En su día, grandes del cine como Marilyn Monroe o John Wayne quedaron ensimismados al contemplar la entrada (en la imagen) del que antiguamente se llamaba Teatro Chino de Grauman, en homenaje a su creador Sid Grauman, que dio cobijo a más de 200 celebridades para presentar sus estrenos en esta mítica sala. 

Electric Cinema
9 de 18
Comparte la fotografía
Electric Cinema

Londres, Reino Unido. Esta sala centenaria acaba de cumplir 25 años desde su última reforma. Pese a las dificultades por las que ha pasado, desde las bombas de la Primera Guerra Mundial hasta el incendio que tuvo lugar en 2012, que supuso el cierre de la sala durante medio año, Electric Cinema resiste y está considerada como uno de los mayores puntos de encuentro para la vida cultural en Londres. 

Electric Cinema
10 de 18
Comparte la fotografía
Electric Cinema

El arquitecto Gerald Seymour Valentin apostó en 1910 por un diseño neo barroco que aún perdura en la sala.

Nokia Ultra Screen
11 de 18
Comparte la fotografía
Nokia Ultra Screen

Bangkok, Tailandia. ¿Se imagina un cine en un avión? Esta es básicamente la propuesta de la sala Nokia Ultra Screen. Todas las comodidades de un vuelo en 'business class' (asientos cómodos de cuero, almohadas e incluso mantas por si el espectador tiene frío) en una sala que ofrece también aperitivos gratis. 

Red Rocks
12 de 18
Comparte la fotografía
Red Rocks

Denver, Estados Unidos. Ubicado en las montañas de Colorado, este curioso lugar es una mezcla entre un festival de música (de hecho, el escenario acoge también espectáculos musicales, especialmente en verano) y una sala de cine. Pero su experiencia va más allá de ver una película. Tanto es así que red Rocks se ha consolidado como uno de los mitos culturales del Estado. Allí se han rodado películas y estrenado muchas otras, han tocado bandas como los Beatles, U2 o los Blues Brothers, y hasta los Simpson le han rendido homenaje en alguno de sus capítulos.

Archipiélago Cinema
13 de 18
Comparte la fotografía
Archipiélago Cinema

Tailandia. Este cine flotante está situado en una playa paradisíaca de Yao Noi. Más que una experiencia cinematográfica, se trata de un momento pensado para la relajación y el disfrute del entorno natural. Se puede disfrutar una vez al año, en el evento 'Film on the Rocks Yao Noi'.

Archipiélago Cinema
14 de 18
Comparte la fotografía
Archipiélago Cinema

Por la noche, antes de comenzar la proyección de la película, la pantalla apenas se ve, cediendo durante unos minutos el protagonismo a la iluminación del agua en un precioso espectáculo natural. 

Beanie Cinema
15 de 18
Comparte la fotografía
Beanie Cinema

Malasia. Se define como el cine más cómodo del mundo. Y no es de extrañar. Aquí el espectador es el que manda y establece sus propias reglas. Puede ver la película sentado, tumbado o incluso dormirse si lo desea sin que parezca una falta de respeto. 

Beanie Cinema
16 de 18
Comparte la fotografía
Beanie Cinema

La sala permite elegir entre asientos dobles, asientos estándar y asientos Beanie, considerado este último como el asiento VIP del sitio.

Colosseum Kino
17 de 18
Comparte la fotografía
Colosseum Kino

Oslo, Noruega. La cuna del cine noruego está en este coliseo que toma sus raíces de los teatros clásicos de la capital. Inaugurado oficialmente en 1928, está considerado como uno de los mejores cines del norte de Europa. Incluirlo en esta selección es lo mínimo para rendirle homenaje en su 90 cumpleaños. 

En uno de los capítulos del libro 'Atrapa el pez dorado', David Lynch manifiesta su postura contraria a todo lo que tenga que ver con la distracción en una sala de cine. Como anécdota, el director se muestra en contra incluso de un ritual que lleva décadas acompañando a la película como es comer palomitas. 

Pese a que más de la mitad del libro Lynch lo enfoca a los beneficios que le ha aportado la meditación a lo largo de su carrera y su proceso creativo, aborda, aunque muy por encima, una serie de interesantes reflexiones acerca de la esencia del cine. "No es solo palabras o música, sino toda una gama de elementos que se unen para componer eso que antes no existía. Se trata de contar historias, de un inventar un mundo y una experiencia que la gente antes no tenía".

En este sentido, parte de la reinvención del cine pasa precisamente por ofrecer esa experiencia que Lynch menciona en su obra. Cierto que cuando la escribió, en el año 2006, el cine 3D, tal como hoy lo conocemos, comenzaba a dar sus primeros coletazos, y eso que hoy se define como 'cine inmersivo' era tan solo el sueño de algunos visionarios (muchos de ellos tildados de locos). 

De lo que no cabe duda es de que el cine, como la radio, sobrevive a los tiempos. Pese a convivir con nuevos formatos como Netflix o HBO, entre otros, y en plena era de descarga digital, además de afrontar precios elevados en tiempos de crisis, sus salas siguen siendo el escenario de lo que Lynch denomina en 'Atrapa el pez dorado' "un medio mágico".

Es en la sala donde todo empieza y todo acaba. La evolución de muchas de ellas –ocultas algunas bajo fachadas de lo más normal, nada espectaculares– representa un cambio de cultura para el sector. No solo se proyectan películas, sino que un chef, por ejemplo, sirve comida japonesa, o los asientos son cómodos sofás. Incluso la sala puede llegar a estar en un tejado, con vistas a la ciudad que distraen irremediablemente de la propia película. Por ello, en este fascinante recorrido que aquí presentamos, la película es, sin que sirva de precedente, el actor secundario. 

Reportajes
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios