Descubriendo Bermudas, el misterioso archipiélago del Atlántico

  • Pantalla completa
1 de 8
Comparte la fotografía

Vista total del archipiélago de Bermudas, territorio británico de ultramar, formado por siete islas interconectadas entre ellas por puentes y con forma de un gran anzuelo de pesca.

2 de 8
Comparte la fotografía

Las playas rosadas más extensas y famosas son las de Horseshoe Bay y la Warwick Long Bay, en el sur, y la del Tucker’s Point Hotel & Spa, en el nordeste: una grandiosa playa privada, rosé y doré como el Dom Pérignon de 1995 de 350 euros la botella, del boutique hotel más joven de Bermudas, que se extiende sobre 81 hectáreas de la punta más cautivadora y suntuosa de la isla, a los pies de Tucker’s Town, pequeña ciudad blindada con mansiones entre las que se encuentra la de Ross Perot, la de Michael Bloomberg y la de Silvio Berlusconi, con persianas azules casi siempre cerradas.

3 de 8
Comparte la fotografía

Cambridge Beaches Resort & Spa, en el oeste de Bermudas, es el más antiguo resort de la isla. Allí conviven manglares y aguas, paredes secas e hileras de paw paw, (la papaya local), cerezos, nísperos, tamarindos y bananos, y vendedores ambulantes de langostas. Y casas de todos los colores: rosa (por supuesto), violeta, amarillo claro, ocre, verde esmeralda y azul de Prusia.

4 de 8
Comparte la fotografía

Tucker’s Town se inauguró en abril de 2009 y, seis meses después, fue consagrado por Isabel II de Inglaterra, guía putativa del archipiélago, cuyo rostro decora los dólares indígenas (aunque los bermudenses prefieren los USD). En la imagen, la piscina del exclusivo Tucker’s Point Hotel & Spa.

5 de 8
Comparte la fotografía

Detalle del Fairmount Southampton Golf Club, ubicado en Southampton Parish.

6 de 8
Comparte la fotografía

En el Tucker’s no sólo se vive de condumio, sino también de brazadas en sus cuatro piscinas, de buceo e inmersiones en el mar reservado, a 20 minutos en golf cart; de vela, kayak y pequeño cabotaje a motor, de pesca de altura con los barcos del hotel, de paseos por el parque y de delicias para el cuerpo y la mente en los 1.300 m² de su spa. Y de golf. El course, par 70, del Tucker’s circunda de verde el hotel y sus dependencias. Creado en 1932 y rediseñado 70 años después por Roger Rulewich, el campo desaparece, por una parte, en el lago salado de Harrington Sound y, por las demás, en la laguna del Castle Harbour y en el océano. 

7 de 8
Comparte la fotografía

Entrada del Tucker’s Point Hotel & Spa.

Ellos lo llaman firebrick. Nosotros, teja o sangre. Es ese rojo oscuro un poco fuliginoso que en Bermudas es un culto, uno de los 14 colores reconocidos de los famosos pantalones hasta la rodilla, llamados bermuda shorts, que para los bermudenses son desde hace casi años una prenda elegante, que llevan altivamente en los consejos de administración de las muchas aseguradoras y los numerosos bancos, debajo de chaquetas cruzadas con los botones de oro, camisas de media manga, corbatas de rayas horizontales a tono y las calzas denominadas bermuda hose.

Hamilton es el nombre de la policroma y animada capital en la que viven 1.300 de los 68.000 habitantes de esta isla –que es más bien un archipiélago con forma de anzuelo gigante, compuesto por siete grandes islas coralinas interconectadas por puentes– de 33 kilómetros de largo y 3 de ancho, rodeada por una galaxia de otras 150 pequeñas islas rocosas, en su mayoría desiertas, incrustadas en el Atlántico a 900 kilómetros de Estados Unidos, 6.600 del Reino Unido (del que actualmente es un territorio de ultramar tras haber sido una colonia) y 1.700 del Caribe.

 

Reportajes
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios