Emiratos Árabes Unidos: el oasis infinito prepara la Expo 2020

  • Pantalla completa
Con vistas a la Expo
1 de 8
Comparte la fotografía
Con vistas a la Expo

El skyline de Dubái, que junto con Abu Dhabi, la capital de los Emiratos Árabes Unidos, acogerá la Expo 2020. El tema de la exposición será Connecting Minds, Creating the Future (conectar las mentes, crear el futuro).

España, muy presente
2 de 8
Comparte la fotografía
España, muy presente

“Les encanta España –explica a Gentleman Erik Rovina, Consejero Económico y Comercial de la Embajada en Emiratos Árabes Unidos–, por nuestro legado musulmán y por el fútbol. Muchos han estado en España, han visitado la Alhambra, y cualquiera que haya viajado allí sabe que lo primero que te preguntan al descubrir que eres español es si ‘Madrid o Barça’. Eso garantiza una entrada buenísima de nuestros compatriotas”, añade Rovina. De hecho, son ya más de 120 las empresas asentadas de una u otra forma en territorio emiratí, algunas trabajando en proyectos punteros.
En la imagen, la Gran Mezquita del Jeque Zayed, en Abu Dhabi.

Exportaciones
3 de 8
Comparte la fotografía
Exportaciones

Las grandes cifras macroeconómicas, algunas de las cuales se han triplicado en la última década, confirman esta notable relación comercial. Las exportaciones españolas a Emiratos Árabes Unidos alcanzaron en 2015 los 1.813 millones de euros; las empresas exportadoras fueron más de 8.000, de las cuales 2.237 eran regulares, es decir, llevaban cuatro años consecutivos haciéndolo. Los principales productos, muchos de los cuales acaban en otros países, dada la condición de hub del país con respecto a otros de su entorno: máquinas y material eléctrico, vehículos, semilla y plantas. Nuestras importaciones, que alcanzaron ese 2015, los 458 millones de euros, fueron principalmente de combustibles, aluminio y plásticos.
En la foto, el Burj Khalifa, con 828 metros el edificio más alto del mundo, situado en Dubái.

Poder adquisitivo
4 de 8
Comparte la fotografía
Poder adquisitivo

El alto poder adquisitivo de los emiratíes es un reclamo cierto. Su renta per cápita ronda los 60.000 euros anuales, similar a la de los países occidentales más ricos –y casi el triple que la española– lo que les garantiza “el acceso a bienes de consumo de alto valor añadido”, explica Alfredo Bonet, director Internacional de la Cámara de Comercio de España. La cifra se explica no solo por las altas reservas de petróleo del país –“un colchón para financiar futuras inversiones”, según Bonet–, sino porque, en realidad, los emiratíes suponen menos del 15% de los algo más de 9 millones de habitantes. El 85% restante está compuesto por ciudadanos de más de 200 nacionalidades.
Vista aérea de la ciudad, desde el mar Arábigo y el Golfo Pérsico.

Diversificación
5 de 8
Comparte la fotografía
Diversificación

La ralentización, en los últimos años, del crecimiento económico del país, causada por los bajos precios del petróleo, no debería arrojar dudas sobre las oportunidades de inversión. Aunque a un ritmo de entre el 2 y 3,8% en los últimos años, frente al 6 o el 8 de años anteriores, el PIB sigue creciendo. Y aunque el déficit público alcanzó en 2008 el 7,8%, Emiratos Árabes Unidos cuenta con recursos petrolíferos que multiplican varias veces esa cantidad.
En la imagen, el Saadiyat Beach Club, ideal para un día de relax.

Las tres 'p' del éxito
6 de 8
Comparte la fotografía
Las tres 'p' del éxito

Se equivocan quienes, obnubilados por los Lamborghini, Ferrari o Porsche, las siete estrellas del hotel Burj Al Arab –el que asemeja un velero sobre el mar–, las exóticas cenas en deslumbrantes terrazas o los lujosos 4x4 surcando las dunas del desierto que muestran de forma recurrente los televisivos programas de viajeros diversos por el mundo, piensen que el dinero está allí para el primer avispado que llegue. El consejero económico de la embajada española resume en lo que llama las tres pes cualquier estrategia para hacer negocios en EAU: “Presencia, Paciencia y Perseverancia". 
Imagen del Al Sarab, punto de partida para las excursiones al desierto.

Negocios
7 de 8
Comparte la fotografía
Negocios

La guía de negocios que elabora la propia Oficina Económica y Comercial de España en Dubái insiste en tres “particularidades”: una, “se trata de un mercado de contactos; la información no fluye abiertamente, por lo que es fundamental apoyarse en actores locales bien posicionados”; dos, “el periodo de maduración de la actividad comercial, o proyecto de inversión, se sitúa en el medio o largo plazo; es necesario estar a disposición de los agentes locales ante cualquier duda o sugerencia que pueda surgir, así como realizar visitas frecuentes al mercado”; y, por último, es importante “aportar referencias de actuaciones realizadas en el país o en la región; una vez que la empresa ha demostrado su adaptabilidad para trabajar con otros clientes árabes es cuando empieza a ser reconocida como un socio potencial comercial”

Primero fueron los edificios de ciencia ficción, luego el centro comercial más grande del mundo, la Formula 1 y el tenis; ahora, las obras para la Expo 2020, titulada oportunamente Connecting Minds, Creating the Future; el Louvre; el Guggenheim y hasta la exploración de Marte. Todo aquí y todo en apenas unos años, porque estos son los ritmos y las ambiciones de los Emiratos Árabes Unidos (EAU), el país del sureste de la Península Arábiga que evoluciona a la velocidad de la luz y que celebrará en diciembre de 2021 los 50 años desde su fundación.

Un área geográfica conformada por desiertos, montañas y litorales en la que, entre los años 50 y 60, se descubrió la presencia de petróleo (todavía la principal fuente de ingresos del país) y que desde entonces no ha parado de prosperar. Y no solo gracias al oro negro: se estima, de hecho, que la economía no-oil de la capital, Abu Dhabi, crecerá entre el 6 y el 8% en los próximos años. Sin duda, un imán para las inversiones extranjeras que, atraídas por un sugerente mezcla de dinero y exotismo, acompañado de un indisimulado deseo de ostentación, han desembarcado, y siguen haciéndolo, en el país emiratí. También las españolas, con una nada desdeñable y creciente presencia en una cultura a la que, en contra de lo que pudiera parecer, no le somos en absoluto ajenos.

Reportajes
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios