Pompidou, Guggenheim y Thyssen celebran aniversario

  • Pantalla completa
Pompidou
1 de 14
Comparte la fotografía
Pompidou

El Centro Nacional de Arte y Cultura Georges Pompidou, el complejo multidisciplinar apodado por sus detractores Notre Dame de la Tuyauterie (Nuestra Señora de las Tuberías) ha cumplido su 40 aniversario superando los 100 millones de visitas. Su singular silueta de 42 metros de altura, sin parangón en 1977 –y que otorgó carta de naturaleza al concepto de heterotopía, acuñado por Michael Foucault: el espacio heterogéneo de lugares y relaciones que definen la ciudad contemporánea–, es ya el monumento más reverenciado de Francia dedicado al arte del siglo XX.

Pompidou
2 de 14
Comparte la fotografía
Pompidou

Georges Pompidou decidió crear este escaparate de las artes populares, la pintura de vanguardia o el diseño en una zona entonces deprimida, apelando a la pasión creativa de sus arquitectos, unos desconocidos entonces, y a su proyecto, que eligió entre los 681 presentados a concurso por su estilo high-tech, sus transparencias, colores vibrantes o sus conductos de traza industrial. A pesar de que Piano, Franchini y Rogers renunciaron a aspectos de su diseño original, el edificio contrasta con la impronta del Barón Haussmann del entorno.

Pompidou
3 de 14
Comparte la fotografía
Pompidou

La propuesta satisfacía las exigencias, sobre todo de polivalencia para las disciplinas presentes –artes, danza, música, pintura, cine, literatura...− y de espacio para instituciones como el Museo Nacional de Arte Moderno (MNAM), el más grande de Europa, albergue de 120.000 obras entre 1905 y 1965; o el laboratorio de idiomas de su Biblioteca de Información Pública (BIP), en el que es posible aprender gratis más de 250 lenguas.

Pompidou
4 de 14
Comparte la fotografía
Pompidou

Hasta principios de 2018, el programa de aniversario del Beaubourg –otra de sus denominaciones habituales– incluye 51 exposiciones, conciertos, actuaciones, desfiles, talleres, cabaret o espectáculos en 40 ciudades galas y en 75 lugares asociados, promotores también de innovación cultural y de creación contemporánea.

Guggenheim
5 de 14
Comparte la fotografía
Guggenheim

Aunque sus chapas hayan amarilleado, revelando el paso del tiempo, el Guggenheim bilbaíno sigue reluciendo como el día de su estreno hace ya 20 años. Pese al rechazo que generó su proyecto, “es imposible complacer a todo el mundo”, Gehry consiguió que su nombre se asocie para siempre a un edificio escultórico único; que, además, ha contribuido decisivamente a configurar el modelo urbano de la ciudad. Desde su inauguración, en octubre de 1997, el museo pronto superó cualquier expectativa artística o cultural, convirtiéndose en un elemento de dinamización y de encuentro de instituciones culturales, artistas, galeristas...

Guggenheim
6 de 14
Comparte la fotografía
Guggenheim

El edificio de titanio, piedra y cristal es ya un icono de la capital vizcaína. Por sus salas han pasado Alexander Calder, Richard Serra, Louise Bourgeois o Bill Viola.

Guggenheim
7 de 14
Comparte la fotografía
Guggenheim

En 1991, las administraciones vascas contactaron con la Solomon R. Guggenheim Foundation para desarrollar esta infraestructura, integrada en un plan global de regeneración cultural, económica, social y urbanística de Bilbao, que reuniese, conservase arte moderno y contemporáneo y lo expusiese a una audiencia amplia y diversa. Todo en el marco de una obra de arquitectura emblemática, el soporte de una red de museos −propietaria de la totalidad de los fondos Guggenheim−, que fuese un símbolo de la vitalidad de Euskadi. Sin duda, el plan les salió a pedir de boca...

Guggenheim
8 de 14
Comparte la fotografía
Guggenheim

El Guggenheim de Bilbao, que cumple 20 años, fue concebido en el marco de un plan global de regeneración cultural, económica, social y urbanística de la ciudad. Desde entonces, la espectacular obra de Frank Gehry se ha convertido en el emblema del nuevo Bilbao.

Thyssen
9 de 14
Comparte la fotografía
Thyssen

El Museo Nacional Thyssen-Bornemisza, denominación propuesta por el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte, y aprobada por su patronato, recalcando así la condición pública de la colección adquirida por el Estado español en 1993 al Barón Thyssen-Bornemisza, celebra su 25 aniversario con jornadas de puertas abiertas y actividades en las que la pintura convive con la música, el teatro, la danza, la fotografía, la literatura o el cómic.

Thyssen
10 de 14
Comparte la fotografía
Thyssen

La llegada del Thyssen a Madrid, hace 25 años, sirvió para completar una oferta artística (junto al Prado, el Reina Sofía o el Caixa Forum) comparable a la Isla de los Museos berlinesa o al National Mall de Washington.

Thyssen
11 de 14
Comparte la fotografía
Thyssen

Si bien 70 de sus obras maestras ‘han salido ya a la calle’, mediante pantallas instaladas en las fachadas del palacio de Villahermosa, remodelado por Moneo; iniciativas como una noche gastrotemática con el chef Diego Guerrero, inspirada en un salón renacentista veneciano, o los #DiálogosThyssen sobre estos 25 años con personajes de la cultura completan un programa aún vivo. El aniversario también ha supuesto la renovación de las webs del museo o de EducaThyssen y de su tienda online.

Thyssen
12 de 14
Comparte la fotografía
Thyssen

Evelio Acevedo, su director gerente, valora así el impacto del museo: “El hecho de que una colección de la trascendencia de la Thyssen recalase en Madrid ha enriquecido notablemente el patrimonio cultural de España en su conjunto. Aunque el patrimonio nacional es muy rico, las pinacotecas estaban huérfanas respecto a ciertos períodos. Hablo de la segunda mitad del siglo XIX y de la primera del XX: impresionismo, postimpresionismo, impresionismo alemán... Épocas muy prolíficas y decisivas. Aun así, la colección también incluye pintura holandesa del XVII o norteamericana del XIX, sin apenas referencias en España y que otorgan al museo un valor adicional”.

Thyssen
13 de 14
Comparte la fotografía
Thyssen

El Thyssen ha contribuido a la consolidación del conocido como Triángulo del Arte, en torno al eje del Paseo del Prado madrileño, “como una de las grandes ofertas museísticas del mundo. Un territorio, al que se han unido otros actores como CaixaForum, y que es comparable al National Mall de Washington o la Museumsinsel (o Isla de los Museos) berlinesa”, dice Acevedo.

Tres centros de arte conocidos como Pompidou, Guggenheim y Thyssen, tres formas de entender la gestión cultural, todas lejos del espacio ascético y contemplativo del clásico museo, cumplen años. Además de consolidar sus respectivos modelos, el tiempo transcurrido no ha hecho sino acreditar el tino de sus filosofías.

[Lea aquí: Siete maravillas arquitectónicas del mundo]

Atrás quedan las vicisitudes y polémicas de sus proyectos o de sus ubicaciones −tal y como Roberto Rossellini plasmó en un documental que atestiguaba el escepticismo ante la construcción del Pompidou o la demolición años antes del vecino mercado central de Les Halles, el Vientre de París, según Émile Zola−, las dificultades de la negociación de unos fondos artísticos o la adaptación de un palacio a sus exigencias expositivas.

[Pinche aquí para descubrir cómo construyen los arquitectos sus propias casas]

Peripecias aderezadas en cualquier caso por nombres propios de la arquitectura contemporánea: Renzo Piano, Gianfranco Franchini y Richard Rogers, Frank Gehry y Rafael Moneo.

Reportajes
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios