Los secretos del museo escondido de Hermès

  • Pantalla completa
Sala principal
1 de 11
Comparte la fotografía
Sala principal

Imagen de la sala principal del museo, en la que se guardan objetos de todo el mundo relacionados con lo ecuestre. 

Primeros trajes de mujer
2 de 11
Comparte la fotografía
Primeros trajes de mujer En la imagen observamos un maniquí de las primeras colecciones de moda femenina de Hermès.
Origen ecuestre
3 de 11
Comparte la fotografía
Origen ecuestre En sus orígenes, en 1837, Hermès era una talabartería que trabajaba para los fabricantes de carrozas de los Campos Elíseos.
Inspiración
4 de 11
Comparte la fotografía
InspiraciónLos objetos que se exhiben pertenecieron a diversos miembros de la familia y amigos de la casa. En la actualidad, los diseñadores de la firma pasan horas en su propio museo para inspirarse de cara a nuevas colecciones, sin abandonar, por supuesto, el tradicional espíritu de la maison.
Rarezas
5 de 11
Comparte la fotografía
RarezasCada habitación del Museo Hermès esconde sorpresas que solo son comparables con otras piezas del espacio, como este carro antiguo de comienzos del siglo XX.
Vistiendo a Napoleón
6 de 11
Comparte la fotografía
Vistiendo a Napoleón El neceser de Napoleón III, con pequeñas botellas de cristal y tapas de plata es una de las reliquias más sorprendentes del museo, junto al triciclo de su hijo, también diseñado por la firma.
Arte en cada rincón
7 de 11
Comparte la fotografía
Arte en cada rincón En las paredes de cedro del museo, llenas de pinturas ecuestres, ocupa un sitio privilegiado una litografía hecha por Alfred de Dreux que muestra una carroza de cuatro ruedas tirada por dos caballos con un mozo de cuadra esperando a su patrón.
La historia en las paredes
8 de 11
Comparte la fotografía
La historia en las paredesEn las paredes hay fotos que muestran los antepasados ​​a horcajadas sobre el caballito de madera. 
Donaciones
9 de 11
Comparte la fotografía
DonacionesMuchas de las piezas del museo son donaciones de los amantes de los caballos. 
Espuelas
10 de 11
Comparte la fotografía
Espuelas Muchos pares de espuelas se muestran en los gabinetes y en las paredes del museo.

Caballos, lujo y sobre todo mucho estilo esconde el museo de Hermès de París. En la Rue du Faubourg Saint-Honoré se encuentra la colección más íntima de Emilie, hijo del fundador de la prestigiosa firma. Es un ático de dos plantas discreto, tanto que visitarlo traslada a la elegancia de la Belle Epoque. Paradojas de la vida, lo que en su día fue el archivador de los objetos que se iban quedando fuera de la venta de las tiendas de Hermès hoy es uno de los lugares que mejor representan la historia de la firma, que ya cumple ni más ni menos que 180 años. Ante todo, el espacio preserva su legado ecuestre en forma de auténticas piezas y joyas. Un museo privado en cuyo libro de visitas figuran personajes como Marlene Dietrich, Richard Nixon, Elizabeth Taylor o Grace Kelly.

[Lea aquí: Una visita a los talleres del lujo francés]

Reportajes
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios