Portugal: viaje de fin de semana en Oporto, Lisboa y la playa

  • Pantalla completa
La belleza del Duero
1 de 17
Comparte la fotografía
La belleza del Duero

A su paso por Oporto, el río Duero separa el casco viejo de la ciudad (al fondo) con Vila Nova de Gaia.

¿Antigua o moderna?
2 de 17
Comparte la fotografía
¿Antigua o moderna?

En el casco antigo de Oporto, declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 1996, los días transcurren apacibles, tranvía va y tranvía viene, remojados en saudade y perfumados con aroma de fados y vinos. Perderse por una de sus calles y callejas es la mejor manera de enamorarse o reenamorarse de ella, aunque no conviene obviar algunas referencias concretas. En su deliciosa parte vieja, donde los relojes se pararon hace tiempo, está el Palacio de la Bolsa, el lugar donde se reunía la ilustre cámara de comercio local bajo unos techos artesonados que son pura ostentación. Otra visita obligada es la de la librería Llelo e Irmao, uno de los más bellos templos de madera construidos en honor a la literatura de toda Europa.

Entre lo clásico el día a día
3 de 17
Comparte la fotografía
Entre lo clásico el día a día

El Patio de las Naciones de la Bolsa de Oporto impresiona por su magnificiencia. En Oporto conviven sin estridencias restaurantes y tiendas –sobre todo en el área de Miguel Bombarda–, que a menudo parecen literalmente arrancados del Soho neoyorquino y traídos hasta aquí por arte de magia. 

The Yeatman
4 de 17
Comparte la fotografía
The Yeatman

El hotel The Yeatman de Oporto destila pura exclusividad y buen gusto. Abajo, concebido como un proyecto que quiere poner en valor la cultura del vino, incluso la piscina del hotel tiene forma de decantador.

En el mejor hotel
5 de 17
Comparte la fotografía
En el mejor hotel

El hotel Aqua Pura es, con mucho, la mejor opción para alojarse durante el recorrido por esta región vitivinícola. 

Centro Vasco da Gama, Lisboa
6 de 17
Comparte la fotografía
Centro Vasco da Gama, Lisboa

Para quienes prefieren trasladarse a un centro comercial que disponga de todo tipo de tiendas con la ventaja de estar en un mismo lugar, encontrarán en el Parque de las Naciones el Centro Vasco da Gama, con 170 comercios diferentes.Más céntrico se sitúa Amoreiras Shopping Center, con 219 tiendas distintas además de una variada oferta de ocio y restauración. Si se desea ropa y complementos con precios de saldo o fuera de temporada, el Freeport Lisboa Fashion Outlet ofrece más de 150 marcas nacionales e internacionales a media hora de Lisboa.

Príncipe Real
7 de 17
Comparte la fotografía
Príncipe Real

En Príncipe Real se localizan tiendas de pequeñas marcas innovadoras, así como algunas más orientadas a la venta de productos artesanales y gourmet, como la enoteca Chafariz do Vinho o la joyería de la diseñadora Maria João Bahia (Av. Liberdade), reconocida dentro y fuera del territorio luso. Otra joyería destacable de la ciudad por la finura de sus piezas es Ferreira Marques, localizada en la plaza de Don Pedro VI, también conocida como plaza de Rossio.

Baixa Pombalina
8 de 17
Comparte la fotografía
Baixa Pombalina

Sin duda, la zona más tradicional de compras es la Baixa Pombalina, que presume de albergar tiendas con una trayectoria de hasta tres siglos y las calles acuñan el nombre de las antiguas actividades comerciales que se desarrollaban en ellas.

Plaza de los Restauradores
9 de 17
Comparte la fotografía
Plaza de los Restauradores

La Plaza de las Restauradores marca el sur de la Avenida da Liberdade, emblemática arteria lisboeta que acoge las grandes marcas internacionales donde el lujo y la elegancia se posicionan bajo la sombra de una gran superficie arbolada.

Hotel The Oitavos, el placer de las vistas
10 de 17
Comparte la fotografía
Hotel The Oitavos, el placer de las vistas

El hotel cuenta con dos espectaculares suites: The Atlantic, situada en la esquina noroccidental del hotel, consta de dos lofts premium independientes, salón y comedor; y The Oitavos, de 120 metros cuadrados, con un loft premium, salón y comedor y tiene 180 grados de vistas al océano Atlántico.

Entorno natural
11 de 17
Comparte la fotografía
Entorno natural

A un lado, el océano Atlántico. Rodeando el hotel, un paisaje completamente natural donde la vegetación es la protagonista. La piscina es uno de los mejores lugares para disfrutar del paisaje.

Privacidad
12 de 17
Comparte la fotografía
Privacidad

Todas las habitaciones, suites y lofts del hotel cuentan con un soleado balcón privado, con vistas al océano y/o al campo de golf Oitavos Dunes.

The Forte
13 de 17
Comparte la fotografía
The Forte

El Hotel The Oitavos cuenta con una villa privada y única, totalmente integrada y oculta entre las dunas. Una suite de 120 metros cuadrados, dormitorio con cama king size, salón comedor y cocina. Dispone también de piscina privada al aire libre con agua marina.

El imperio de la luz
14 de 17
Comparte la fotografía
El imperio de la luz

Todas las estancias del hotel han sido diseñadas para aprovechar al máximo la luz natural de la zona y sus maravillosas vistas, con amplios ventanales y espacios abiertos.

La mejor situación
15 de 17
Comparte la fotografía
La mejor situación

The Oitavos se encuentra a 20 minutos al oeste de Lisboa, junto al punto más occidental de las montañas de Sintra y de Europa continental, el Cabo de Rocha, visible desde el hotel.

Oferta 'corporate'
16 de 17
Comparte la fotografía
Oferta 'corporate'

The Oitavos es un lugar diseñado para la organización de eventos profesionales. Cuenta con instalaciones modulares, modernas y funcionales que pueden acoger conferencias y reuniones de diferentes capacidades.

"Mientras Lisboa se divierte, Coimbra estudia, Braga reza y Oporto trabaja”. Así dice un refrán al que los portuenses gustan de recurrir para poner en valor su carácter diferencial y distanciarse, al menos de Lisboa, su gran rival en belleza, encanto, pujanza económica y otras muchas cosas más. Y, aunque por norma suele ser más acertado desconfiar de los tópicos, en este caso la sentencia se ajusta bastante a la realidad. Al menos en lo que a Oporto se refiere.

[Lea también: Las calles más lujosas del mundo]

Por otro lado, Lisboa se presenta como uno de los destinos más atractivos del mundo, ya que que combina una gran oferta cultural junto a un amplio abanico de comercios y mercados diversos, donde adquirir objetos de todo tipo y conocer la faceta comercial de la capital lusa. Si algo busca el viajero en la capital portuguesa, además de visitar la ciudad, es regresar a casa con la maleta llena de recuerdos de su viaje. Una tendencia que evidencia que el turismo de compras es una tendencia en alza a nivel general. 

[Lea más: Los diez hoteles con las mejores vistas del mundo]

Por último, situado a pie de playa, un pequeño y agradable paseo conduce a lo largo de la costa y sus acantilados hacia la ciudad de Cascais, y hacia el Hotel The Oitavos. Su campo de golf, un 18 hoyos de 6.300 metros de longitud, figura entre los mejores del mundo. En el horizonte, caballos paseando en la arena, tablas de surf, sombrillas bajo el sol y, alrededor, la riqueza de un paisaje plenamente natural. A 20 minutos de Lisboa y su aeropuerto, es un auténtico templo del relax convertido, gracias a la sensibilidad de sus diseñadores, en un auténtico oasis natural.

Reportajes
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios