Diez superyates de lujo con los que sentirse dueño del mar

  • Pantalla completa
TAG 60 XR
1 de 11
Comparte la fotografía
TAG 60 XR

Amplio y confortable catamarán a vela que también navega muy bien a motor. Con un espectacular salón, amplia cocina, dos grandes bañeras y cuatro camarotes dobles.

A
2 de 11
Comparte la fotografía
A

Exponente de la nueva generación de megayates “de diseño”, el “A” de la joven magnate rusa Aleksandra Melnichenko es un heterodoxo trabajo del gabinete de Philippe Starck.

Masltese Falcon
3 de 11
Comparte la fotografía
Masltese Falcon

Puesta al día del tradicional aparejo de fragata, con tres mástiles y modernas velas cuadras. Con seis cabinas dobles, se puede alquilar por unos 400.000 euros a la semana.

Fjord 40 Open
4 de 11
Comparte la fotografía
Fjord 40 Open

Un nuevo concepto entre el crucero deportivo y la lancha de consola central. Con 12 m de eslora, mucho espacio en cubierta y confortable camarote en el interior.

Zar 87 Well Deck
5 de 11
Comparte la fotografía
Zar 87 Well Deck

Neumática semirrígida con espacio en cubierta y cabina en proa, litera doble, cocina y baño

Frauscher 858 Fantom
6 de 11
Comparte la fotografía
Frauscher 858 Fantom

Elegante lancha intraborda de gran calidad y excelentes acabados.

Riviera 63 Open
7 de 11
Comparte la fotografía
Riviera 63 Open

Gran crucero para la pesca oceánica, estable, potente y robusto. La amplia bañera de popa está optimizada para facilitar las faenas de la pesca.

Grand Soleil 50
8 de 11
Comparte la fotografía
Grand Soleil 50

Crucero–regata de alta tecnología que puede ser manejado por una pareja o una tripulación. El amplio interior modulable está construido a base de maderas y tapicerías claras.

Rodman Muse 44
9 de 11
Comparte la fotografía
Rodman Muse 44

Uno de los mejores barcos que se construyen en España, el Muse 44 es un crucero de puente alto, solido, marinero y confortable.

Otam 58 HT
10 de 11
Comparte la fotografía
Otam 58 HT

Crucero deportivo capaz de alcanzar los 55 nudos, construido en materiales a base de fibra de carbono. Interior con dos cabinas, cocina y un pequeño comedor.

La náutica deportiva registra un tímido renacer tras superar varios años de postración. La industria española del sector se despereza y el número de matriculaciones de nuevos barcos en España crece, lo que indica un cambio de tendencia. Si no nos planteamos competir en la onerosa cuestión de la escala, donde resultaría difícil desbancar al ruso Roman Abramóvich y su ‘Eclipse’, de 170 metros de eslora y 13.500 toneladas de desplazamiento a plena carga, construido por Blohm & Voss, distingámonos al menos por el diseño, como es el caso de estos diez yates de lujo, capaces de conquistar el mar sin esfuerzo.

Reportajes
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios