Las perspectivas imposibles de Escher

  • Pantalla completa
Compromiso con el arte
1 de 9
Comparte la fotografía
Compromiso con el arte El mágico universo de Maurits Cornelis Escher ha fascinado en Madrid a miles de amantes de la cultura y el arte, pero también a profesionales de la ciencia, matemáticos y seguidores de este gran genio del surrealismo. La exposición ha recibido también un gran número de visitas de familias y grupos escolares que han servido para que, a través de experimentos científicos inspirados en la obra del visionario holandés, los niños y jóvenes se aproximen de forma práctica y divertida a la geometría gracias a principios como la Ley de lo Lleno y lo Vacío o la Ley de Buena Continuidad. Imagen: 'Lazo y unión', litografía de 1956.
Sentirse Escher
2 de 9
Comparte la fotografía
Sentirse EscherLos miles de visitantes han disfrutado y compartido en redes sociales las instalaciones interactivas donde es posible introducirse en una obra de Escher y disfrutar con los juegos de espejos, las esferas reflectantes y el Efecto Droste, o incluso hacerse un selfie emulando un autorretrato del artista.
Obras emblemáticas
3 de 9
Comparte la fotografía
Obras emblemáticas La retrospectiva hace un recorrido por la obra de una de las figuras más fascinantes del arte y las matemáticas del siglo XX, desde sus inicios vinculados al Art Nouveau y en los que también exploró en profundidad el paisaje, hasta algunas de sus obras maestras como 'Mano con esfera reflectante', 'Día y Noche' o 'Belvedere', pasando por sus icónicas teselaciones.
Perdurar en el tiempo
4 de 9
Comparte la fotografía
Perdurar en el tiempoEl arte de Escher no acusa el paso del tiempo, aunque hayan transcurrido nada menos que cuarenta y cuatro años desde que murió su creador. Por eso podría decirse que se presenta, en esta retrospectiva, reinventado gracias a las nuevas tecnologías.
En la imagen: 'Temple of Segeste', en Sicilia, grabado sobre madera realizado por Escher en 1932.
El asombro como objetivo
5 de 9
Comparte la fotografía
El asombro como objetivo 'Escher, artista sui géneris' que tenía como uno de sus lemas "El asombro es la sal de la tierra", posee el mérito de haber ensanchado las posibilidades imaginativas de quienes contemplaron y siguen contemplando su obra, en la que todo está relacionado: ciencia, naturaleza, rigor analítico y capacidad contemplativa.
En la foto, 'Convesso e concavo' (1955).
Un visionario
6 de 9
Comparte la fotografía
Un visionarioEl mundo de los números, las matemáticas y la geometría es una de las claves de lectura, pero no la única, para entender el universo creativo de este artista poliédrico y contemporáneo avant la lettre. El holandés no dudó en recurrir a los más diversos lenguajes para fundirlos en una trayectoria novedosa e intrigante, que por su originalidad constituye algo único en el panorama de la historia del arte de todos los tiempos, y emociona al gran público
Imagen: 'Giorno e notte' (1938).
Más que una muestra
7 de 9
Comparte la fotografía
Más que una muestra Con más de 200 obras, la muestra se divide en siete ámbitos: Primer período, Teselaciones, Estructura del espacio, Metamorfosis, Paradojas geométricas, Obras por encargo y Eschermanía. Además, con motivo de la exposición Maurits ha editado un catálogo con reproducciones de todas las obras expuestas y ensayos de Antonio F. Costa, Luici Grasselli, Piergiorgio Odifreddi y Sir Roger Penrose.
Imagen: Vortici' (1957).
Un verano con Escher
8 de 9
Comparte la fotografía
Un verano con Escher Ante la gran acogida por parte del público –con 115.342 visitantes desde su apertura el pasado febrero– la exposición ESCHER continuará abierta durante todo el verano en el madrileño Palacio de Gaviria. La muestra, que se ha convertido ya en uno de los principales hitos culturales de esta temporada podrá visitarse hasta el próximo 24 de septiembre de 2017.

Los dibujos imposibles, en ocasiones inquitantes y siempre sugerentes, del holandes Maurits Cornelis Escher (1898-1972) llegaron a Madrid el pasado mes de febrero, tras una exitosa gira internacional que recorrió, entre otras, las ciudades italianas de Bolonia, Roma, Treviso y Milán, y acumuló más de 800.000 visitas. Quien pensase que estos datos harían justicia al bueno de Escher se equivocaba. Así lo demuestran los más de 115.000 visitantes que ha recibido la exposición en el Palacio de Gaviria de Madrid, lo que ha motivado que la muestra se prolongue hasta el próximo 24 de septiembre, o lo que es lo mismo, hasta el final del verano con Escher.

[Le puede interesar: Los objetos imposibles de Chema Madoz]

Reportajes
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios