La evolución de Rolex, Cartier, Montblanc y otros grandes relojes

  • Pantalla completa
Evolución e innovación
1 de 26
Comparte la fotografía
Evolución e innovación

La relojería ha evolucionado hacia propuestas marcadas por la innovación, y en la que por supuesto se han aplicado las experiencias de la tradición.

rolex
2 de 26
Comparte la fotografía
rolexCronometría superlativa. La idea de la precisión en relojería tiene en Rolex a su gran adalid. De hecho, desde su origen el ideario del cronómetro está presente en su esfera y a lo largo de su desarrollo como marca ha ido creciendo en exigencia. El último paso lo ha dado con la creación de una metodología inédita mucho más exigente de la que marca el propio control oficial de cronómetros, el famoso COSC. Estamos hablando de la certificación de Cronómetro Superlativo, referido a los aspectos vitales del rendimiento de un reloj: precisión, hermeticidad, cuerda automática y reserva de marcha.
Cartier
3 de 26
Comparte la fotografía
Cartier Conceptos avanzados. Una buena parte de la fama conquistada durante los últimos 20 años en términos relojeros, se debe a la inversión realizada en conquistar ideas a través de la investigación permanente. El ejemplo más llamativo son los dos ID creados en 2009 y 2012, en los que daba rienda suelta a los ‘versos’ relojeros más avanzados. Como muestra, entre las revolucionarias puestas en escena del ID Two destacaban su reserva de marcha de 32 días, un escape de nueva factura o la utilización de la tecnología DRIE. ¿Resultado? 30% más de energía almacenada y dos veces menos de consumo.
Chopard
4 de 26
Comparte la fotografía
ChopardAl servicio de la precisión. La alta frecuencia ha sido uno de los temas de análisis y desarrollo en los que se han embarcado un buen número de compañías. Chopard, entre sus múltiples aportaciones en su investigación relojera implementada en sus relojes manufactura, lanzó en 2012 su visión de la alta frecuencia, el L.U.C 8HF dotado del calibre L.U.C 01.06-L, el primer movimiento con escape de estas características de la historia en obtener el Certificado de Cronometría (COSC). En lugar de los habituales 4 Hz, la creación de Chopard lograba un rendimiento del doble de frecuencia, o lo que es lo mismo oscila a 57.000 alt/h.
Omega
5 de 26
Comparte la fotografía
Omega Co-Axial, el comienzo. No había acabado el siglo, cuando Omega presentó un nuevo ‘orden’ en los conceptos que rigen el funcionamiento del escape del calibre mecánico, el ‘corazón’ de un movimiento. La nueva construcción nació de la mente maravillosa de George Daniels y Omega la desarrollo para convertirlo a partir de 2007 en el nuevo mantra creativo de la firma. Menor fricción, mayor eficiencia mecánica y una excepcional precisión cronométrica eran sus avales y el tiempo le ha dado la razón. Ahora, es parte indispensable de la casi totalidad de la oferta y ha sido el impulso en el que la compañía ha ido creando nuevos estándares de calidad hasta llegar al certificado de Master Chronometer.
HYT
6 de 26
Comparte la fotografía
HYTHora fluídrica. Dos depósitos flexibles, activados por un pistón, accionan la alucinante mecánica de fluídos para la lectura de las horas. Estos fuelles inyectan en un capilar un fluído impulsado por el ritmo horario con una estructura que prescinde de las agujas para ofrecer una lectura lineal del tiempo. Un recorrido que circunda la esfera para ofrecer la hora, mientras los minutos se leen en una esfera descentrada. Ha sido una de las ‘alternativas’ horarias más llamativas de los últimos años.
jaeger-Lecoultre
7 de 26
Comparte la fotografía
jaeger-Lecoultre Tradición de futuro. El tránsito de la casa de Le Sentier por la relojería contemporánea mira en dos direcciones que tienen que ver mucho con su historia. Manufactura perfecta, excelsa, que se concreta en la aparición de un concepto creativo, el Hybris Mechanica, y en la incorporación de singulares mejoras de elementos que repercuten sobre la calidad del sonido de su Grand Sonnerie. Por otro lado, investigación permanente en territorios avanzados personificados en los Extreme Lab, necesarios para entender una realidad de una casa relojera que cuenta con más de mil calibres desarrollados en su historia.
Blancpain
8 de 26
Comparte la fotografía
BlancpainEscenario antigravedad. Esta imagen define a la perfección el trabajo de la casa. Innovar dentro de la tradición; así hay que entender la recuperación del carrousel para la causa relojera y que incluyó en su oferta mecánica solo o en ‘competencia’ directa con el tourbillon. Dos formas de entender la regularización de la gravedad –difieren en complejidad, pues el segundo está unido al barrilete a través de dos trenes de ruedas–, que en este caso se ‘enfrentaban’ en la caja de un L’Evolution.
piaget
9 de 26
Comparte la fotografía
piagetTratado de finura. Sesenta años, nada más y nada menos, estableciendo registros extraplanos a través de calibres –más de 25– que han ido desgranando un ideario mecánico reducido a la máxima esencia. Piaget ha hecho del universo Altiplano un ejercicio que supera el estilo para convertirse en un nuevo camino de la complicación relojera. Y lo ha hecho con fuerza durante estos últimos años, en los que se ha asistido a una ‘cascada’ de propuestas que cumlminan, por ahora, en sus versiones 60th Anniversary.
iwc
10 de 26
Comparte la fotografía
iwcMecánica sumergida. Si algo llama la atención de la historia de IWC es su capacidad de anticipación en términos innovativos. Utilización de materiales novedosos como el titanio, investigación, desarrollo de relojes de buceo... y asociado a éste último la creación del primer profundímetro mecánico en un reloj de pulsera, un acontecimiento fechado a en 1999 y que a día de hoy esta al alcance de muy pocos. La invención estaba protagonizada por el Aquatimer GST Deep One Por supuesto, IWC lo ha mantenido en las sucesivas actualizaciones como una de sus señas de distinción. Un ejemplo de su buen hacer relojero que lee inmersiones hasta 50 metros de profundidad.
Breguet
11 de 26
Comparte la fotografía
BreguetClassique La Musicale 7800. El sonido se ejecuta gracias a un mecanismo similar al de una caja de música, con un disco de clavijas que actúa alternativamente sobre las 15 láminas metálicas del teclado. La segunda innovación de este sistema patentados es una membrana de cristal metálico que amplifica el sonido de la melodía sin que la hermeticidad se vea afectada.
Montblanc
12 de 26
Comparte la fotografía
MontblancTradición actualizada. La relojería de Montblanc se ha transformado, y de qué forma, durante los últimos años. Una de las líneas de actuación que lo han permitido está unido al escenario de un nombre mítico, el de Minerva y a Virellet. En ella no solo se ha impulsado de nuevo el mundo del cronógrafo y su representación Rieussec sino que se ha investigado en el regulador más famoso, el tourbillon; complicación convertida en arte patentado por Montblanc con el ExoTourbillon, o lo que es lo mismo, el volante está aislado de la jaula del tourbillon de modo que la rotación de la caja no interfiere sus oscilaciones.
Ulysse Nardin
13 de 26
Comparte la fotografía
Ulysse NardinLa llegada del silicio. El tránsito de uno a otro siglo es el momento en el que hay que localizar las primeras incursiones de la marca en el entorno del silicio. La casa había apostado por la innovación y su mejor banco de pruebas, el Freak, es el ideal para constatar las propiedades de ligereza, baja fricción, elasticidad, antimagnetismo, estabilidad a los cambios de temperatura y resistencia a los golpes del metaloide cristalino. A partir de 2006 se convierte en un elemento más de sus capacidades al entrar al 50% en la creación de Sigatec, la compañía donde ha desarrollado sus ideas en torno a esta materia.
Bulgari
14 de 26
Comparte la fotografía
BulgariDiseños de récordAlrededor de un ‘dibujo’ reconocible, el del Octo, se han ideado propuestas mecánicas de primer nivel y con una voluntad de sobresalir por su concepción ultraplana. De esta forma, en 2014 pudo lanzar el tourbillon más fino del mundo o el pasado año mostrar un ejercicio Finissimo alrededor del repetición de minutos. Este ejercicio, es el récord es para el reloj automático más fino. Las complicaciones han entrado en escena bajo una premisa estética importante: en Bulgari, el diseño es irrenunciable.
vacheron constantin
15 de 26
Comparte la fotografía
vacheron constantinReino de complicaciones. En el lenguaje de la marca mas longeva de la relojería suiza –sin interrupción en su actiivad–, no cabe el término imposible. Hace un año sorprendía con la pieza más complicada de la historia; ahora, aparantemente más modesta, ha presentado una creación que refleja su dominio de la técnica relojera, de su savoir-faire. 23 diferentes aportaciones astronómicas reunidas en una caja de doble cara. En total, 514 componentes para crear un calibre de nueva factura de solo 8,7 mm de grosor. Otra proeza solo al alcance de quien ha hecho de la complicación relojera su razón de ser. Eso es lo que representa Les Cabinotiers Celestia Astronomical Grand Complication 3600.
audemars piguet
16 de 26
Comparte la fotografía
audemars piguetRoyal Oak Concept Supersonnerie.Con esta creación, la manufactura ha conseguido un escenario de perfección acústica, lo que se traduce en un sonido mñas claro y con un tono e intensidad más potentes. Esto se debe a tres elementos fundamentales y que además han sido motivo de solicitud de patente: la construcción de la caja de resonancia, el diseño de los gongs y el regulador silencioso.
girard-perregaux
17 de 26
Comparte la fotografía
girard-perregauxCronometría perfecta. Ese es el objetivo de la relojería y la contribución de Girard-Perregaux está a la altura de una historia marcada por la innovación mecánica. El escape de fuerza constante ideado por la firma no solo marca una ruptura con lo que se entiende por precisión sino que además muestra una arquitectura completamente diferente en el diseño del escape (con tres patentes). Se emplean en su realización materiales como el silicio y auténtica micromecánica con componentes 6 veces más finos que el cabello humano. Destacable también su gran autonomía de marcha.
a. lange & söhne
18 de 26
Comparte la fotografía
a. lange & söhneZeitwerk Decimal Strike. La lectura digital que propone esta sorprendente creación ya habia sido una de las propuestas peculiares de la casa sajona. Pero también lo ha sido en sus complicaciones, como este Decimal Strike que, al contrario de apuestas previas, ofrece el paso del tiempo con sonidos que tienen una cadencia de 10 minutos. Una nueva forma de interpretar la sonería.La lectura digital que propone esta sorprendente creación ya había sido una de las propuestas peculiares de la casa sajona. Pero también lo ha sido en sus complicaciones, como este Decimal Strike que, al contrario de apuestas previas, ofrece el paso del tiempo con sonidos que tienen una cadencia de 10 minutos. Una nueva forma de interpretar la sonería.
Rado
19 de 26
Comparte la fotografía
RadoImpulsos sobre la cerámica. Es su modo de expresión relojera y ha hecho de su trabajo alrededor de este material todo un manual de desarrollos, de combinaciones high-tech que le convierten en único. Como la cerámica de plasma cuya cocción a elevadas temperatura da como resultado un brillo metálico excepcional... y sin que haya ningún metal en su composición. Esa es otra opción contemplada en Rado, y recibe el nombre de CeramosTM, que incluye la presencia de color. Y como remate, el diamante de alta tecnología.
ct scuderia
20 de 26
Comparte la fotografía
ct scuderiaCS10103. El universo racing, el estilo cafe racer y la moto como elemento distintivo de unos relojes que sorprendieron colocando la corona y los pulsadores del cronógrafo a las 12 horas, como los antiguos relojes de bolsillo. El resto, se mueve entre movimientos de cuarzo y calibres automáticos; es su forma de llegar a todos los públicos. Y por supuesto con conceptos suizos.
Bell&Ross
21 de 26
Comparte la fotografía
Bell&RossVersión transparente. Dicen que lo importante de una idea es cómo ésta evoluciona. En el caso de Bell & Ross, el concepto creado alrededor del reloj instrumento vinculado a la aviación, no solo ha dejado un tipo de caja –cuadrada y poderosa– sino que ha dado pie al nacimiento de ‘secuelas’ dirigidas a un público tanto masculino como femenino, a la llegada de las complicaciones, y también a experiencias diferentes, como las que propone la línea X1. Por supuesto, el mejor vehículo para encajar la caja de zafiro que se observa en la imagen y que demuestra que en Bell & Ross todo es posible.
clocktwo
22 de 26
Comparte la fotografía
clocktwoCreator’s Edition Raw Iron. Hace bueno el término de revolucionar la lectura del tiempo, pues eso es lo que muestra sobre su generosa superficie (hay creaciones murales, de mesa y también de pulsera). Diseño en estado puro que da como resultado piezas reconocibles y además premiadas por su originalidad.
richard mille
23 de 26
Comparte la fotografía
richard milleAportaciones inéditas. Esa ha sido la constante de Richard Mille desde que dio vida a su primer ‘vehículo’ horario –no hay que olvidar que un buen número de piezas tienen su inspiración y destino el universo de la competición automovilística–. Este particular homenaje a McLaren (RM 50-03 McLaren-F1) presentado este año pesa menos de 40 grs y es el tourbillon cronógrafo ratrapante más ligero del mundo. Lo consigue por la incorporación de un material inédito en relojería, el grafeno, que se une al titanio y al carbono TPT ya presentes en otras creaciones. El grafeno es un material resitente (hasta 5.000 G) y ligero a un tiempo.
maurice Lacroix
24 de 26
Comparte la fotografía
maurice LacroixMasterpiece Square Wheel. Una rueda cuadrada y otra en forma de trébol; una composición tan inusual como original en su planteamiento. Aunque lo más llamativo es que se convierten en los protagonistas de una esfera que muestra dos niveles. Maurice Lacroix quiso dar a sus Masterpiece una dimensión diferente... un escenario no habitual para hablar de la mecánica relojera.
p
25 de 26
Comparte la fotografía
pCon un único mandato. Nunca ha sido una marca convencional, pero sí es verdad que su creatividad ha ido en aumento con el paso de los años. Siempre innovando y siempre encontrando caminos para diferenciarse del resto. Ha hecho del Big Bang su línea de actuación y de la investigación en nuevos materiales una teoría de la realidad que supera los parámetros racionales. El trabajo efectuado sobre el zafiro es una de sus propuestas, pero la lista tiene muchos puntos a tratar.

En estos años, la lectura del tiempo también ha cambiado en la forma de entender su evolución sobre la esfera de un reloj. Quizás, de todo ese universo que se encuadra en las experiencias del lujo, ha sido el que ha ofrecido una transformación de mayor calado y también ha vivido su particular ‘Edad de Oro’ en la que se han mezclado a partes iguales creatividad, historia, deseo y conocimiento.

[Lea aquí: Relojes para dar la vuelta al mundo]

Empecemos por el final, y antes de nada hay que precisar que es un camino de doble sentido. Por un lado, el mercado ya no es el de antes. Mayor formación por parte del cliente implica también una mayor exigencia hacia la marca y hacia quien canaliza la presencia del producto, el punto de venta. Los relojes ya no se venden por impulso de compra sino por los valores que atesoran y muestran. Hay una mayor reflexión y no vale todo para llegar al objetivo final.

De idéntico modo, las casas relojeras han desarrollado nuevas aptitudes y mayor capacidad para canalizar el conocimiento que les aporta la tradición heredada y transformarlo en progreso, una de las cualidades contemporáneas que ofrece la relojería. El conocimiento relojero ha evolucionado hacia territorios antes limitados a unos pocos y hoy es un patrimonio compartido.

[Conozca aquí algunos de los mejores relojes que llegan al mercado]

De lo que no cabe duda es que esa capacidad de encontrar nuevos caminos de expresión se basa en una actitud más abierta –en un mundo que siempre ha sido muy cerrado–y sobre todo en la presencia de la creatividad. La relojería ha dado un salto de calidad, sí, pero lo más importante es que ha explorado nuevos canales de comunicación mecánica apoyado en la capacidad para sorprender, para encontrar alternativas en la forma de ofrecer el elemento básico de todo reloj, que no es otro que la lectura horaria más precisa.

[Pinche aquí para descubrir los mejores relojes del último Salón de Ginebra]

Por eso, la investigación se ha convertido en una piedra angular en ese repertorio de singularidad que todas, sin excepción, han explorado durante estos últimos años. Él secreto para hacerlo es ser original, y en ese sentido, parecerse al otro es un camino que resulta contraproducente. El mercado premia a los que siguen su propio instinto y lo ejecutan al margen del resto, y ahora más que nunca.

Eso nos lleva al tercer punto, la historia. Es la clave para entender el comportamiento de las marcas. Cada una de ellas ha potenciado, especialmente con el advenimiento de la época más crítica del mercado, sus valores, su sentido relojero. Y en eso la historia dicta una sentencia firme. Lo que diferencia a las grandes marcas no es solo su capacidad de inversión, sino la base sobre la que se realiza el desarrollo. Comprar ideas no garantiza el futuro, porque no está sustentado sobre el pasado, sobre el rigor relojero que todo cliente potencial exige de una marca.

Eso y el deseo de tener un producto que cause admiración. Porque, por supuesto, la relojería no ha dejado nunca de ser un objeto distinguido y que distingue a su poseedor. Aunque tenga connotaciones en las que hay un punto de romanticismo, sobre todo existe un anhelo por alcanzar algo que no está disponible para todo el mundo. El reloj se ha convertido en objeto de culto y también de coleccionismo. O mejor dicho, ha aumentado su caché entre los coleccionistas cuando realmente son piezas de valor. Marcar la diferencia es algo más que ofrecer la lectura horaria. 

Relojes
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios