Montblanc, Breguet, Glashütte... Relojes '24 horas' para dar la vuelta al mundo

  • Pantalla completa
Montblanc 4810 Orbis Terrarum
1 de 7
Comparte la fotografía
Montblanc 4810 Orbis TerrarumUna esfera multicapa –en el que se incluye un disco de cristal de zafiro– se encarga de mostrar los continentes vistos desde el Polo norte. A su alrededor las 24 ciudades que marcas otros tantos husos horarios. Espectáculo visual de fácil manejo. La hora local se sitúa a las 6 horas, sobre el triángulo fijo. Para cambiar de ciudad, basta con apretar el pulsador a las 8 horas. El ajuste horario se hace desde la corona, y al viajar a otra ciudad, bastará con situarla sobre las 6 horas para que cambie la hora. Y con ello sincronizar el del resto de ciudades que aparecen reflejadas en el disco.
VACHERON constantin
2 de 7
Comparte la fotografía
VACHERON constantinEn 1932, fabricó por primera vez un reloj con la hora de 31 ciudades; hace apenas dos años, llegaba a los 37. En la esfera, dividida en tres partes, hay un dial de zafiro con un sombreado diferente para el día y la noche e indicación de las 24 horas, otro de platino con un mapa de tipo ‘proyección de Lambert’, y un círculo horario metalizado. 100 unidades en platino.
glashütte original
3 de 7
Comparte la fotografía
glashütte originalAcumula en su esfera 37 husos y representa fielmente el horario de verano y el estándar, en viajes hacia el Este y el Oeste. Un calendario perpetuo muestra si hay cambio de día, tanto hacia adelante como hacia atrás. Y además lleva un tourbillon. Cuatro patentes le avalan. 25 unidades.
Breguet
4 de 7
Comparte la fotografía
BreguetLa sutil elegancia de la manufactura se viste de una indicación de la hora del mundo novedosa, en la que el viajero puede tener memorizados dos husos horarios diferentes y pasar de uno a otro instantáneamente con solo presionar el pulsador. La fecha también está sincronizada y aparece a las 12 horas.
breitling Rransocean chronograph unitime
5 de 7
Comparte la fotografía
breitling Rransocean chronograph unitimeUn giro de la corona, y el reloj ofrecerá la hora del lugar en el que se encuentra el viajero y, de forma simultánea, en los 23 husos horarios restantes. Mecanismo patentado y creado ‘in-house’, muestra el carácter y la creatividad de la firma. Monta un calibre mecánico de cuerda automática en el que además se le añaden la complicación del cronógrafo.
jaeger-lecoultre duomètre unique travel time
6 de 7
Comparte la fotografía
jaeger-lecoultre duomètre unique travel timeEl movimiento ‘dual-wing’ se traduce aquí en que un mecanismo visualiza la hora local, y el otro el segundo huso horario. Unidos por un mismo órgano regulador, el reloj se convierte en el primer ‘horas del mundo’ que permite ajustar el segundo huso horario con la precisión de un minuto.

La capacidad de estar en dos lugares al mismo tiempo es un hecho físicamente imposible para el ser humano, pero no para la relojería, que es capaz de ofrecer la lectura de dos –incluso más– husos horarios, en eso que se ha conocido como Dual Time o GMT.

[Lea aquí: Los relojes más bellos el mundo]

El hecho diferencial es que en su evolución hay un número de ellos que han pasado a ser algo más que meras referencias horarias, y han localizado esta relación con los 24 husos horarios existentes y sus ciudades más representativas. Una información que hace todavía más fácil conocer con apenas un vistazo a la esfera, la hora local y la hora de referencia del viajero.

[¿Quiere conocer las últimas novedades del Salón de Ginebra. Pinche aquí]

Ese ha sido el gran beneficiado, el sempiterno viajero que pasa de un huso a otro con tanta frecuencia como necesidad de conocer en todo momento la hora en la que se halla. Un ejercicio que ahora parece superfluo en un mundo digitalizado e interconectado, pero nadie como el reloj para manejar el tiempo.

Relojes
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios