Alessandro Mendini, el creador de sueños: un repaso a su influyente obra

  • Pantalla completa
1 de 8
Comparte la fotografía

Mendini trabajó para todas las grandes firmas del diseño y el lujo, estaba en posesión de las más altas distinciones, y su obra presente en los mejores museos. Ha sido una vida fructífera de legado deslumbrante. Sin duda, fue mucho más que un arquitecto, diseñador y pensador.

2 de 8
Comparte la fotografía

Exterior del Museo Groninger, Holanda (1994).

3 de 8
Comparte la fotografía

Cafetera Moka Alessi para seis tazas (2011).

4 de 8
Comparte la fotografía

Colección Muebles para hombre, para la firma Bisazza (1997).

5 de 8
Comparte la fotografía

El célebre sillón Proust (1978).

6 de 8
Comparte la fotografía

Cómoda multicolor para la firma Zanotta (1989).

7 de 8
Comparte la fotografía

Portada de la revista Domus, que Mendini dirigió (marzo de 1981).

Famoso por icónicos diseños como el sillón Proust o el Museo Groninger, por sus influyentes obras arquitectónicas, por el diseño de interiores, por sus muebles y su iluminación, el arquitecto y diseñador italiano Alessandro Mendini desarrolló una extensa y brillante carrera de más de 60 años.

Figura clave en el movimiento del diseño radical italiano de los años 60, que comandó tras completar su licenciatura en el Politécnico de Milán, en 1959, Mendini fue también un importante teórico, editor de las revistas Casabella, Modo y Domus.

Cuando se pronuncia la crítica –y los fabricantes, los industriales y los usuarios–, el adjetivo más repetido es el de visionario: “Una mente hermosa que ayudó a desvelar nuevos horizontes” basándose siempre en un principio humanista que constituyó el centro de su proyecto vital e intelectual.

En 1979 se integró en el Studio Alchimia, del que surgiría el grupo Memphis, abanderado del movimiento arquitectónico posmoderno. Fue entonces cuando concibió el sillón Proust, uno de los asientos más emblemáticas de la segunda mitad del siglo pasado.

En 2015, Mendini describía el sillón como “un ejercicio intelectual, sin función, buscando solo la diversión”. Se sabe que solo los genios son capaces de restarse sinceramente importancia. En 1989, Mendini creó con su hermano el Atelier de arquitectura que completaba su apellido, y del que surgieron proyectos como el Museo Groninger de Holanda, el Museo Omega italiano y el complejo teatral Teatrino della Bicchieraia.

Personajes
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios