De John Lennon a Grace Kelly, todos los que cayeron rendidos a Rolls Royce

  • Pantalla completa
Lawrence de Arabia
1 de 13
Comparte la fotografía
Lawrence de Arabia

En el desierto y en la ciudad. Para la aventura y para la fiesta. Lawrence de Arabia, que tuvo un Silver Ghost de 1916, dijo de Rolls que “en el desierto es como un rubí”. 

Michael Caine
2 de 13
Comparte la fotografía
Michael CaineMichael Caine, en su mansión californiana junto a su Rolls-Royce en 1982. El actor, que curiosamente no sabe conducir, es un amante de los coches y el lujo.
Bee Gees
3 de 13
Comparte la fotografía
Bee GeesEn la foto encontramos a unos juveniles y atrevidos Bee Gees, que nunca escondieron su pasión por la marca. 
Grace Kelly
4 de 13
Comparte la fotografía
Grace KellyEl 19 de abril de 1956 todo el Estado monegasco presenció el desfile de sus recién casados príncipes: Raniero de Mónaco y Grace Kelly. Ningún automóvil ha superado al Rolls-Royce como coche de Estado, ni siquiera el Hispano-Suiza, y aún hoy no convence un desfile sin el emblemático vehículo.
John Lennon
5 de 13
Comparte la fotografía
John Lennon

En un principio, Rolls-Royce fue paradigma de las más altas clases sociales. La elegancia de sus propietarios coincidía con la de sus exclusivos coches. A finales de los sesenta se convirtió en signo externo del éxito de una nueva generación, representada por John Lennon (en la imagen con su hijo), llena de música y color.

Un coche 'real'
6 de 13
Comparte la fotografía
Un coche 'real'Entre los modelos míticos de Rolls Royce, tal vez el que más glamour y misterio arroja es el Phantom IV. En la década de los cincuenta sólo se construyeron 18, de los que 17 fueron vendidos a casas reales, monarcas y jefes de Estado. En él, la estatuilla ‘Spirit of Ecstasy’ estaba arrodillada en señal de respeto a sus ilustres propietarios. El primero se entregó a la entonces princesa Isabel de Inglaterra (en la imagen acompañada por el duque de Edimburgo), que luego tuvo un segundo, carrozado especialmente para su coronación en 1954. 
Aristóteles Onassis
7 de 13
Comparte la fotografía
Aristóteles OnassisPara hombres como Onassis (con María Callas), el Rolls era algo así como la carroza con la que mostrar su riqueza.
Catherine Deneuve
8 de 13
Comparte la fotografía
Catherine DeneuveLa actriz francesa en una sesión de fotos para la marca en los años 60.
Sultán de Brunei
9 de 13
Comparte la fotografía
Sultán de BruneiEl Sultán de Brunei (vestido de azul) llega en su Rolls-Royce a la gran Mezquita Omar Ali Saifuddin, de Gandar, donde es recibido por el Imám.
Omar Shariff
10 de 13
Comparte la fotografía
Omar ShariffOmar Shariff junto a Ingrid Bergman.
Greta Garbo
11 de 13
Comparte la fotografía
Greta Garbo

El mundo del cine es todavía más prolífico dentro de la historia del Rolls. En la imagen, Greta Garbo posa junto a uno de los modelos en los años 30. 

Shirley McLaine
12 de 13
Comparte la fotografía
Shirley McLaine

La nómina de entusiastas de Rolls-Royce es tan extensa como variopinta, y tampoco tiene periodo de caducidad. A lo largo de sus más de cien años de historia, los modelos de la casa británica han capturado los deseos de un sinfín de mortales embriagados por el espíritu de un mito edificado en una solvente robustez mecánica, en una imagen fascinante. Y también en un precio que sólo está al alcance de los elegidos.

[Pinche aquí para conocer la historia de Rolls Royce]

Al margen de casas reales, de marajás y sultanes como el de Brunei, o de escritores ilustres como Ernest Hemingway o Rudyard Kipling, la música y el cine han sido y son referentes permanentes en los que encontrar coleccionistas.

Personajes
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios