La elegancia según los grandes genios de la historia

  • Pantalla completa
Vladimir Nabokov | Escritor
1 de 8
Comparte la fotografía
Vladimir Nabokov | Escritor

“A los quince años me veía como un autor de fama mundial de setenta años con una melena ondulada y blanca. Hoy estoy casi calvo” . (Getty Images)

Pablo Picasso | Pintor
2 de 8
Comparte la fotografía
Pablo Picasso | Pintor

“Todos los niños son artistas. La cuestión es cómo seguir siendo artista cuando te haces mayor”. 

Leon Tolstoi | Escritor
3 de 8
Comparte la fotografía
Leon Tolstoi | Escritor

“Partiendo de una posición de riqueza... Aprender a vivir con las mínimas necesidades, no desear grandezas y aprender un trabajo útil para los seres humanos. A esto hay que descender poco a poco, obteniendo lo uno y lo otro”.

David Hockney | Artista
4 de 8
Comparte la fotografía
David Hockney | Artista

“El rostro es lo más interesante que podemos ver; la gente me fascina, y el aspecto más interesante de la gente –el punto por el que conectamos– es la cara. Lo dice todo”.

John Malkovich | Actor y director
5 de 8
Comparte la fotografía
John Malkovich | Actor y director

“En lo concerniente a las mujeres, la regla es no salir nunca con una que se vista mejor que tú”.

Mr. Blahnik | Diseñador de moda
6 de 8
Comparte la fotografía
Mr. Blahnik | Diseñador de moda

“La chaqueta es tuya, no mía. No está bien hecha”. “¿A qué te refieres?”. “No tiene ojal en la solapa...” (Conversación entre y su amigo Eric Boman, fotógrafo).

Gore Vidal | Escritor
7 de 8
Comparte la fotografía
Gore Vidal | Escritor

“La única película que pude hacer a mi manera...Estaba tan satisfecho con el resultado que dejé de escribir para Hollywood y volví a la novela”.

La elegancia es un estado mental, una manera de pensar y resistir, una virtud natural y cultural mucho antes que una cuestión de indumentaria. esta galería de veraneantes despliega ante nosotros un encanto irresistible.

Un país de elegantes sin fechas ni modas ni imitadores, absorbente y evocador. Resulta un ejercicio excitante: es como mirar hacia otro lado muy seriamente en busca de lo extraordinario, en estos tiempos que corren.

Para ello hemos creado una región imaginaria de hombre libres de épocas distintas, con ideas, compromisos y ocupaciones diversas, a los que se van integrando recién llegados sin llamar a la puerta ni mostrar un pasaporte. Van bien vestidos, muchos de ellos cubiertos con un sombrero protector: su compostura forma parte de su postura al sol.

Personajes
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios