Idris Elba, portada de Gentleman enero

  • Pantalla completa
El camino hacia el Oscar
1 de 10
Comparte la fotografía
El camino hacia el Oscar

Idris Elba (Hackney, Reino Unido, 1972) estrena ahora, 5 de enero en España, la película Molly’s Game, dirigida por Aaron Sorkin y coprotagonizada por Jessica Chastain. Elba no se sonroja ya ante halagos así. Los escucha, los acepta y sonríe, sin ninguna altivez. “La gente dice que tengo algo así como presencia. Yo no estoy tan seguro de eso, creo que simplemente soy más alto”, bromea. 

Estrenando el año
2 de 10
Comparte la fotografía
Estrenando el año

En el primer número de este flamante año que iniciamos, Gentleman ha reunido a valiosos personajes, entre los que destaca este poderoso actor, Idris Elba, que allana su camino hacia el Oscar con la película que el próximo 5 de enero se estrena en España: Molly’s Game.

Alma de líder
3 de 10
Comparte la fotografía
Alma de líder

Algo tendrá más allá de su físico para que siempre le hayan elegido como líder, como jefe, desde su interpretación de Mandela en Mandela: Del mito al hombre (2013) al opuesto, el comandante de un ejército de niños soldado, en Beasts of No Nation (2015). O desde el líder espiritual, financiero y tranquilo de la mafia, Stringer Bell en la serie The Wire (desde 2002), el papel que le cambió la vida; al último protector del universo vivo en la reciente La torre oscura (2017). Si le pinchas un poco para hablar de su carisma, algo confiesa: “Supongo que sí soy algo así como un líder natural. Digamos que si tú, yo y tres personas más nos quedásemos atrapadas en un ascensor, yo no sería el que se sentaría en una esquina; sería el que intentaría encontrar una salida”, admite.

Ante su gran oportunidad
4 de 10
Comparte la fotografía
Ante su gran oportunidad

Fotograma de la película Molly´s Game, que cuenta la vida real de Molly Bloom (Jessica Chastain), una esquiadora de fama que, al no clasificarse para las Olimpiadas, se decide por dedicarse a organizar exclusivas partidas de póker. Elba (a la izquierda de la imagen) interpreta a Charlie Jaffey, su abogado.

Origen humilde
5 de 10
Comparte la fotografía
Origen humilde

En realidad, por no quedarse sentado esperando a que las cosas sucedieran, ha llegado hasta donde está. Nacido en Hackney, uno de los barrios más pobres de Londres, hijo de un emigrante de Sierra Leona y una emigrante de Ghana (de donde sacó la altura, como descubrió en su primer viaje al país rodando Beasts of No Nation), Idris Elba escapó de una vida como delincuente juvenil por su pasión por la música. En la imagen, el actor en una escena de Prometheus.

Valentía como filosofía
6 de 10
Comparte la fotografía
Valentía como filosofía

Uno de los consejos que más recuerda de su padre fue: “No temas nada. Haz lo que quieras hacer, pero sé educado e inteligente y confiado”. Con esa idea en la cabeza se fue a Nueva York. Sin nada. En los primeros dos años sobrevivió como portero de discoteca y vendiendo marihuana, más algún papel breve en series. Una vida inestable que llevó a que su mujer le abandonara justo antes de tener a su hija y por lo que Elba acabó viviendo en su coche, un Chevy Astro “de asientos aterciopelados” que ahora echa de menos. “Si encontrara uno, lo compraba y lo mandaba a mi casita en Francia”, dice. En la imagen, Elba en Mandela, del mito al hombre (2013), donde interpreta al líder sudafricano.

El favorito de Obama
7 de 10
Comparte la fotografía
El favorito de Obama

Tres meses después de aquella residencia sobre ruedas, todo cambió. David Simon le escogió para interpretar a Stringer Bell en The Wire. Un papel que Elba al principio no quería, ni entendía, pero que acabó llevándose a su terreno, se acordó de los gánsteres de su barrio de infancia, “eran listos y llevaban traje”, y consiguió que, aunque breve –estuvo solo tres temporadas–, se convirtiera en el personaje favorito de hasta Barack Obama. En la imagen, Elba emcarnando a Roland Deschain, en La Torre Oscura (2017).

Ganando protagonismo
8 de 10
Comparte la fotografía
Ganando protagonismo

Después de aquello aún le costó arrancar, encontrar su sitio. Ahora puede decir, como dijo en el discurso que dio ante el Parlamento Británico el año pasado pidiendo más diversidad en el cine y la televisión, que probablemente tuvo que ver con que no había papales para él. “Estaba ocupado, me llegaban trabajos, pero me di cuenta de que solo podía interpretar un número determinado de ‘mejores amigos’ o ‘jefes mafiosos”, dijo. “Sabía que no había suficiente imaginación en la industria para crear papeles protagonistas para mí”. Se refería a la industria británica y, sin embargo, para su sorpresa fue en casa, en la BBC ni más ni menos, donde encontró ese protagonista que le daría el empujón definitivo: Luther, el detective callado y oscuro con el que vuelve en 2018, “una segunda piel” para él y el papel que le dio “la oportunidad de demostrar que podía actuar, en serio. En la foto, Elba como jefe de un ejército de niños en Beasts of No Nation (2015).

Ambiciones futuras
9 de 10
Comparte la fotografía
Ambiciones futuras

"Quiero escribir, quiero dirigir, quiero producir mi música para mis películas. Y aunque este es un momento único en el que podría conseguir más películas como actor, más papeles, quiero abrir mis alas un poco más, sé que tengo un director dentro de mí en algún lado, tengo algunas ideas. Me gustaría tener una carrera completa como artista. Quiero que digan de mí: ‘Este tipo qué buen actor es, sí, ¿pero has visto esa película que ha dirigido?’. Quiero que ese sea mi legado, ¿sabes?”. Lo ha logrado. Sin parar de trabajar como actor, este año ha rodado su primera película como director, Yardie, adaptación de una novela que cuenta una historia conocida para él: la de un chaval de origen jamaicano sobreviviendo en el barrio londinense de Hackney.

“Si tuvieras que poner tu vida en manos de alguien, ¿a quién elegirías?”, se pregunta la productora Amy Pascal retóricamente. Ella solo tiene una respuesta: Idris Elba. Siendo aún jefa de Sony fue quien soltó por primera vez el rumor de que el actor inglés debía “ser el próximo James Bond”, cuando se filtraron sus emails tras el hackeo al estudio de Hollywood en 2014. Un rumor que se niega a desaparecer por más que Elba se niegue a contestar. “No quiero hablar del asunto”, ha dicho una y otra vez desde entonces. Pero, ¿por qué el rumor o el deseo del público de que sustituya a Daniel Craig no se esfuma?

Si le preguntáramos a Amy Pascal, la respuesta sería la misma que da para explicar por qué le eligieron como el abogado defensor de Jessica Chastain en la película que ahora estrena, Molly’s Game. “Él es la mejor versión de la masculinidad. Todas sus complejas contradicciones hacen fascinante cada personaje que interpreta. Quizá es la forma en la que anda. Siempre parece que esté en mitad de una lucha moral en su cabeza, él siempre es el más tranquilo en la sala. Es una innegable y excepcional estrella de cine”.

Personajes
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios