¿Quiénes poseen los yates más caros del mundo?

  • Pantalla completa
Eclipse
1 de 19
Comparte la fotografía
Eclipse

Como su propio nombre indica, su precio eclipsa: 1,33 mil millones de euros. O lo que es lo mismo, más de un billón de euros. Construido por Blohm + Voss en Hamburgo, Alemania, el yate mide 170 metros y tiene dos helipuertos, 11 cabinas de invitados, dos piscinas, varios jacuzzis y una sala de discoteca. 

Eclipse
2 de 19
Comparte la fotografía
Eclipse

Roman Abramavich es el propietario de este 'monstruo' de los mares, equipado con tres lanchas, y un minisubmarino que es capaz de sumergirse a 50 metros. Aproximadamente 70 personas de tripulación son necesarios para el funcionamiento del barco.

Azzam
3 de 19
Comparte la fotografía
Azzam

535 millones de euros cuesta el yate más grande del mundo. Azzam cuenta con 180 metros de eslora. Capaz de navegar a gran velocidad en aguas cálidas y poco profundas, proporciona a sus ocupantes un alojamiento de lujo y una habitabilidad más que sofisticada.

Azzam
4 de 19
Comparte la fotografía
Azzam

Azzam fue encargado por Jalifa bin Zayed Al Nahayan, presidente de los Emiratos Árabes Unidos. Actualmente el yate está disponible para su alquiler, aunque se desconoce su precio. Algo nos dice que barato no será.

Superyacth A
5 de 19
Comparte la fotografía
Superyacth A

La categoría de superyate alcanza su máximo registro en el Superyacth A, de 120 metros y ideado por dos referentes del diseño y la arquitectura como Philippe Starck y Martin Francis. 357 millones de euros.

Superyacth A
6 de 19
Comparte la fotografía
Superyacth A

Nadie puede dudar de que el multimillonario ruso Andrey Melnichenko sea un amante de los espacios amplios. Él mismo exigió que las habitaciones de su Superyacth A tuviesen más de 200 metros cuadrados.

Dubai
7 de 19
Comparte la fotografía
Dubai

Construido por Blohm & Voss, en un principio fue para el príncipe Jefri Bolkiah Este yate fue construido en un principio para el príncipe Jefri Bolkiah por la alemana Blohm & Voss. Cuenta con siete magnificas terrazas y un submarino para disfrutar bajo el mar. Su precio, al igual que el Superyacth A, es de 357 millones de euros.

Dubai
8 de 19
Comparte la fotografía
Dubai

El Primer Ministro de los Emiratos Árabes Unidos, Mohammed bin Rashid Al Maktoum, quiso rendir su particular y gran homenaje a la ciudad que también le nombró gobernante, Dubai. 162 metros de eslora (el yate privado más grande del mundo junto al Azzam y el Eclipse) forman este coloso.  

Al Said
9 de 19
Comparte la fotografía
Al Said

Un imponente yate propulsado a motor de 155 metros de eslora realizado completamente en acero. Su precio, 267 millones de euros, no solo confirma que es el quinto barco más caro del mundo, sino también uno (si no el que más) de los más lujosos: con piscina, spa, jacuzzi y un amplio solárium.

Al Said
10 de 19
Comparte la fotografía
Al Said

El sultán de Omán, Qabus bin Said al Said, es el propietario de Al Said, cuyos interiores, diseñados por Redman Whitely Dixon, hacen del yate su principal atractivo: puede agoger hasta 70 personas.

Serene
11 de 19
Comparte la fotografía
Serene

4.500 metros cuadrados para un superyate de 294 millones de euros. Piscina, spa, sala de cine, submarino privado... Los lujos del Serene son inagotables. 

Serene
12 de 19
Comparte la fotografía
Serene

Cuando el millonario Yuri Scheffler (en imagen) confió en Fincantieri para la creación de su yate privado puso como condición que la empresa italiana diese su toque personal. Su inmenso horno de leña para pizzas fue la propuesta más innovadora, que hacen del yate uno de los más originales del mundo.

Pelorus
13 de 19
Comparte la fotografía
Pelorus

Un yate tan grande que es capaz de convertirse en el hogar de una colección de pequeñas embarcaciones. El Perolus es propiedad de Roman Abramovich y tiene una longitud de 115 metros. Entre sus propuestas estrellas, la suite privada, que se convierte en terraza gracias a su pared móvil. Una joya de  267 millones de euros. 

Rising Sun
14 de 19
Comparte la fotografía
Rising Sun

Mariah Carey, Leonardo Dicaprio o Bruce Springsteen son viajeros habituales del Rising Sun, de 267 millones de euros. 8.000 metros cuadrados de espacio y 82 habitaciones repartidas en cinco plantas. Simplemente espectacular. 

Rising Sun
15 de 19
Comparte la fotografía
Rising Sun

La fortuna personal de Lawrence J. Ellison consta de más de 55.000 millones de euros. A su pasión por el tenis y las casas grandes se suma la de los yates. De ahí que Ellison ordenase construir un yate amplio, que posee canchas de baloncesto y dos puertos para helicopteros.

Dilbar
16 de 19
Comparte la fotografía
Dilbar

Si hay un superyate que inspira elegancia ese es el Dilbar, que además es uno de los más respetuosos con el medio ambiente. Su piscina cubierta de 180 metros cúbicos es la más grande construida jamás en un yate. Su precio es de 234 millones de euros.

Dilbar
17 de 19
Comparte la fotografía
Dilbar

El magnate uzbeko Alisher Usmanov es el dueño de Dilbar. Es el tercer hombre más rico de Rusia y la 73ª persona con la fortuna más grande en el mundo: 13 billones de dólares aproximadamente.

Lady Moura
18 de 19
Comparte la fotografía
Lady Moura

24 quilates de oro en su escudo anticipan que se trata de un auténtico yate de lujo. Aunque sea el más barato de esta selección –187 millones de euros–, está al mismo nivel, como mínimo, de lujo que el resto de sus competidores. Con 105 metros de largo y 19 de ancho, cuenta con un sistema de compensación de peso para evitar grandes ladeos laterales en los virajes y las aceleraciones. Otra maravilla de Blohm + Voss.

Piscinas cubiertas, submarinos privados, habitaciones que rondan los 200 metros cuadrados, salas de cine... Esto es solo un anticipo de lo que esta selección de yates aquí presente ofrece. Son los diez más caros del mundo, y detrás de ellos se esconden caras conocidas, desde jeques a dueños de clubes de fútbol o magnates.

[Lea aquí: Cuánto cuesta y cómo es el yate más grande de España]

Pero no todos son privados, ya que algunos se encuentran ahora mismo en alquiler. Si no nos planteamos competir en la onerosa cuestión de la escala, donde resultaría difícil desbancar al ruso Roman Abramóvich y su ‘Eclipse’ –el número uno de esta selección– de 170 metros de eslora y 13.500 toneladas de desplazamiento a plena carga distingámonos, al menos, por el diseño.

 

Personajes