La ropa del poder: de los Zares a Kennedy

  • Pantalla completa
Turning Bear
1 de 12
Comparte la fotografía
Turning Bear

Retrato de un guerrero Sioux alrededor de 1900.

Japón 1880
2 de 12
Comparte la fotografía
Japón 1880La imagen exterior ha sido desde el origen de los tiempos un símbolo de poder. Como puede observarse en la imagen, el tatuaje ya era una tendencia a finales del siglo XIX. 
Napoleón Bonaparte
3 de 12
Comparte la fotografía
Napoleón Bonaparte El gobernante francés retratado en su oficina en 1812. 
poder real
4 de 12
Comparte la fotografía
poder real La reina Victoria, el rey Eduardo VII y Jorge V, en 1899.
siglo xix
5 de 12
Comparte la fotografía
siglo xixEl príncipe Alberto y sus hijos, en una de las imágenes más emblemáticas del siglo XIX.
John Fitzgerald Kennedy
6 de 12
Comparte la fotografía
John Fitzgerald KennedyGafas, cigarro y periódico. El estilo de Kennedy fue inconfundible a lo largo de su vida política, que impuso un estilo cercano al ciudadano, alejado de la clásica seriedad de las instituciones. 
Justin Trudeau
7 de 12
Comparte la fotografía
Justin Trudeau El primer ministro de Canadá se ha convertido en todo un referente de la elegancia política. Desde que ganase por mayoría absoluta, Trudeau es el foco de todas las miradas, especialmente del mundo político. 
J.P. Morgan
8 de 12
Comparte la fotografía
J.P. Morgan

Sombrero, bigote y mirada desafiante componen el estilo del que probablemente haya sido el banquero más relevante de la historia. 

Sakichi Toyoda
9 de 12
Comparte la fotografía
Sakichi Toyoda

El fundador del segundo fabricante de coches del mundo portó un estilo sobrio, acorde a los valores que ha sabido transmitir en su firma. 

Carlos Slim
10 de 12
Comparte la fotografía
Carlos Slim

Empresario mexicano y el sexto hombre más rico del mundo, Slim ha sido capaz de pasar desapercibido en cuanto a su forma de vestir. El color azul en sus corbatas y también en sus trajes es su seña de identidad. 

Bernard Arnault
11 de 12
Comparte la fotografía
Bernard Arnault

Propietario del grupo de artículos de lujo LVMH, es el segundo más rico de Francia. Con un look que podríamos catalogar de puramente empresarial, acostumbra a llevar colores oscuros y camisas blancas. 

La búsqueda de la sobriedad, influenciado por la época Victoriana, puso fin al dandismo, y la corrupción. En Inglaterra y el cambio aportado poco después por Eduardo VII, hijo de la reina Victoria, que se rebela golfo y snob, aporta al mundo la modernidad del traje: el Principe de Galés. Poco después llegaría Wall Street y finalmente la revista Time y John Kennedy, la decontracción estilizada que haría más cercano al poder y que finalmente se uniformaría, lejos de los boatos aún presentes aunque marginales de la nobleza nominal, y cada vez más hacia la universalidad de la ONU.

[Lea aquí: Trajes de verano: cada país, un estilo]

La diplomacia y también el status quo que si bien conviene a todos, es cierto que impide de alguna manera la renovación de un estilo quizá atemporal, quizá simplemente perezoso o conservador. El libro La ropa del poder, de François Gaulme y Dominique Gaulme, hace un repaso a las diferentes estéticas y vestimentas que han tenido lugar a lo largo de la historia. 

 

Personajes
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios