Los mejores champagnes para celebrar: de Veuve Clicquot a Dom Pérignon

  • Pantalla completa
Champagne Rosé 2006
1 de 13
Comparte la fotografía
Champagne Rosé 2006

Bollinger. Fruto de una añada con un climatología excepcional, es el resultado de la combinación de solo nueve Grands y Premiers Crus seleccionados en exclusiva para este champagne: un 72% de pinot noir y un 28% de chardonnay mezclado con un 7% de vino tinto pinot noir. Cuenta con más de 10 años de maduración en bodega hasta crear un brillante color rosa salmón con burbuja fina.

P2 Vintage 2000
2 de 13
Comparte la fotografía
P2 Vintage 2000

Dom Pérignon. Es el nuevo milésimé firmado por el chef de cave de la maison, Richard Geoffroy. Representa la segunda plenitud de Dom Pérignon, resultado de 16 años de elaboración. La singularidad oscura, mineral, yodada y especiada de la firma resuena más alto y claro que nunca.

Vintage Brut 2008
3 de 13
Comparte la fotografía
Vintage Brut 2008

Veuve Clicquot. La calidad de esta cosecha fue excepcional, con gran potencial de envejecimiento, por lo que el 2008 fue declarado Veuve Clicquot Vintage, el tercero de la década tras 2002 y 2004. Con un ataque franco y vivo en el paladar que da paso a una boca potente y estructurada, con la mineralidad del terreno de Champagne.

La Cuvée
4 de 13
Comparte la fotografía
La Cuvée

Laurent-Perrier. Fruto de 15 años de trabajo, la selección de un alto porcentaje de chardonnay (50%), junto a pinot noir, meunier y vinos de reserva, es la base del estilo y la personalidad de este champagne fruto del ensamblaje de más de cien crus. Dorado pálido y con burbuja muy fina, con aromas cítricos frescos y flores blancas, ofrece un equilibrio perfecto entre frescura y fineza con sabores afrutados que perduran en boca hasta el final.

Brut
5 de 13
Comparte la fotografía
Brut

Barons de Rothschild. Un champagne ligero, rico y complejo que se presenta estas Navidades en un elegante estuche de regalo. Con chardonnay procedente de los Gran Cru y Premir Cru de la zona de Côte des Blancs y un 40% de pinot noir vendimiado en Verzenay, Ay, Mareuil-sur-Ay y Ambonnay, el resultado es un vino con burbujas delicadas, un elegante color dorado y delicados y finos matices de frutos blancos.

2004
6 de 13
Comparte la fotografía
2004

Krug. Apodado como Frescor Luminoso en la propia casa, este champagne refleja el carácter de un año más generoso de lo esperado. Chardonnay, pinot noir y meunier se combinan para crear un champagne equilibrado con notas de brioche y miel que dan paso a cítricos y un elegante acabado. Con más de 12 años en las bodegas, continuará ganando con el paso del tiempo.

Ruinart Rosé
7 de 13
Comparte la fotografía
Ruinart Rosé

Ruinart. Un matrimonio entre chardonnay, en un 45%, en su mayoría Cru della Côte des Blancs, y pinot noir procedente de la Montagne de Reims y de la Vallée de la Marne, vinificado por maceración. El resultado: un elegante sabor intenso, frutal y aromático, con toques de cereza, bayas rojas, flores y notas especiadas en nariz

Cristal Rosé
8 de 13
Comparte la fotografía
Cristal Rosé

Louis Roederer. Con más pinot noir (55%) que chardonnay (45%) y un 20% de vinos vinificados en toneles de roble, se elabora con el método de la sangría, tras una maceracion en frío y un promedio de seis años de maduración en cavas. Con una intensidad aromática que se percibe desde el ataque en boca, ofrece sabores suaves y dulces de flores blancas, frutos rojos, caramelo y manzana.

Cordon Rouge
9 de 13
Comparte la fotografía
Cordon Rouge

G. H. Mumm. Uno de los clásicos de la maison lanzado ahora en edición limitada en colaboración con el atleta Usain Bolt, bajo el lema compartido “Celebra tu próxima victoria”. Elaborado a partir de más de 70 crus, muchos de ellos Grands y Premiers, se caracteriza por el sutil y constante equilibrio entre frescura e intensidad. Explosión de frescura en el paladar con gran largura en boca y sutiles burbujas.

Cuvée Louise 2004
10 de 13
Comparte la fotografía
Cuvée Louise 2004

Pommery. Los toques verdes en su amarillo elegante le proporcionan una extraña apariencia de juventud. Generoso en nariz, con notas de galletas resultante del efecto de las levaduras, la boca mejora aún las sensaciones olfativas, con una intensidad que permanece mientras se mezcla con sabores de mantequilla de avellana, levadura y pasta de almendras.

Vintage Brut 2006
11 de 13
Comparte la fotografía
Vintage Brut 2006

Piper-Heidsieck. Un vino inesperadamente elegante y delicioso fruto de un año marcado por una climatología de grandes contrastes. Los maestros se adaptaron reduciendo la proporción de pinot noir para dar cabida a un chardonnay con una larga maduración. Tras 6 años en bodega, el resultado es un vino denso y estructurado con toques de piel de naranja, té y almendras tostadas.

Belle Epoque Rosé 2006
12 de 13
Comparte la fotografía
Belle Epoque Rosé 2006

Perrier-Jouët. Generosa y redonda, la añada combina la elegancia del Chardonnay (50%), que aporta elegancia y frescor floral, con la intensidad del pinot noir y los rotundos aromas de frutos rojos del Meunier. El pinot noir tinto dota a la cuvée de su sutil y puro matiz rosado. Tras un mínimo de 6 años en bodega, el resultado es un vino tan delicado como intenso, exquisito y voluptuoso.

Años de cuidadosa elaboración contemplan esta selección de champagnes, dispuestos para ser descorchados a la hora de celebrar cualquier tipo de acontecimiento feliz. Siempre es buen momento para disfrutar de este clásico de la celebración que ha llegado de la mano de las mejores firmas y las variedades más ricas y elegantes, desde los más finos rosados, con una intensidad aromática que se percibe desde el ataque en boca, hasta los más frescos, muchos de ellos clásicos que continúan ganando con el paso del tiempo.

[Lea aquí: El decálogo del champagne]

Gourmet
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios