Un recorrido (de España a Japón) por las barras de bar más elegantes

  • Pantalla completa
Paradiso
1 de 16
Comparte la fotografía
Paradiso

Barcelona, España. Los reyes de la 'coctelería clandestina' miran con optimismo a la próxima edición de los prestigiosos The World’s 50 Best Bars. Apenas llega al año y medio de vida, pero el bar se posiciona como una de las propuestas más atractivas de la ciudad condal gracias a su impecable puesta en escena y sus originales cócteles. Muy recomendable su propuesta ‘El tesoro mediterráneo’, que lleva vodka, jerez, licor de saúco y jarabe de agave.

Paradiso
2 de 16
Comparte la fotografía
Paradiso

El hecho de que Paradiso esté considerada como una coctelería clandestina tiene una sencilla explicación: su acceso es la puerta frigorífica de un Pastrami Bar de Barcelona. Pura inspiración en la época de la Prohibición estadounidense para uno de los lugares que se han adueñado de la noche barcelonesa. 

Connaught Bar
3 de 16
Comparte la fotografía
Connaught Bar

Londres, Reino Unido. El interiorista David Collins concibió inspirándose en el cubismo británico de los años 20 uno de los lugares de referencia de la coctelería londinense. Espejos biselados rematados con marcos plateados, confortables sillones de cuero... sin duda, un lugar perfecto para dejarse tentar por los cócteles que prepara el maestro Agostino Perrone.

Connaught Bar
4 de 16
Comparte la fotografía
Connaught Bar

El bar ofrece una fusión de tradición e innovación con vinos exclusivos y champagnes, así como licores de edición limitada. Pero quizá lo que más deslumbra de este lugar es el meticuloso servicio de sus empleados, siempre pendientes de cada detalle y de hacer sentir cómodo al cliente.

Black Pearl
5 de 16
Comparte la fotografía
Black Pearl

Melbourne, Australia. Lo que comenzó siendo un bar de barrio frecuentado por los vecinos de la zona se convirtió en el sueño de muchos turistas y amantes de la coctelería. El espacio es un icono de la escena nocturna australiana y ocupa año a año los rankings de los mejores bares del mundo. 

Black Pearl
6 de 16
Comparte la fotografía
Black Pearl

"Sentirse como en casa" es el lema de esta empresa familiar que hace 15 años decidió emprender un negocio que cambiase la vida social de la ciudad. Un caldo de cultivo para los mejores camareros del país, que reconocen trabajar en un ambiente inmejorable que trasladan a su clientela. El menú 'The Attic' es su propuesta estrella.

Ice Kube Bar
7 de 16
Comparte la fotografía
Ice Kube Bar

París, Francia. El lugar más frío de París es una de esas curiosidades que hacen especial a la noche de la ciudad. Este bar de hielo está instalado en el Kube Hotel y es una de las atracciones favoritas de sus huéspedes durante 25 minutos –tiempo que dura la experiencia–.

Ice Kube Bar
8 de 16
Comparte la fotografía
Ice Kube Bar

El bar está compuesto por unas 20 toneladas de hielo y su decorado renueva cada año. Su bebida estrella es el vodka, declinado bajo todas sus formas. Para aquellos que teman sufrir de frío pueden estar tranquilos: las indispensables cazadoras y guantes se prestan en la entrada del establecimiento

Artesian Bar
9 de 16
Comparte la fotografía
Artesian Bar

Londres, Reino Unido. Cuando la luz del día se apaga, el Artesian Bar se convierte en el lugar que la devuelve. No solo por su preciosa iluminación desde la barra hasta cada rincón del lugar, sino por todo lo que representa este templo de la coctelería.  Sus bar tenders son como sumos sacerdotes, capaces de arreglar la vida con sólo agitar el shaker.

Artesian Bar
10 de 16
Comparte la fotografía
Artesian Bar

Compite con la refinada oferta coctelera del Connaught, su vecino londinense. Y no sólo por la estilizada ambientación de sus salones: la carta de cócteles del Artesian Bar es probablemente la mejor del mundo pese a que su posición en los World's Best Bar varíe debido a la virtud de otros bares. En 2015 ganaron el premio al mejor bar del mundo.

Dead Rabbit
11 de 16
Comparte la fotografía
Dead Rabbit

Nueva York, Estados Unidos. El sueño de dos jóvenes (Jack McGarry y Sean Muldoon) se convirtió en realidad cuando vieron que al abrir su modesto bar irlandés en la 30 Water St de Nueva York comenzó a llenarse de clientes de todo tipo de perfiles. Precisamente es la diversidad lo que caracteriza al que fue el mejor bar del mundo el pasado año. La planta baja ofrece un ambiente informal para el disfrute de la cerveza artesanal, ponche embotellado, y whiskys del mundo. Arriba, el suntuoso salón se centra en pequeños platos y 72 cócteles con historia ideados por los camareros más célebres del siglo XIX.

Dead Rabbit
12 de 16
Comparte la fotografía
Dead Rabbit

Imagen exterior del neoyorquino bar irlandés Dead Rabbit. 

Blue Wave
13 de 16
Comparte la fotografía
Blue Wave

Barcelona, España. Los Restaurant & Bar Design Awards galardonaron en su última edición al estudio de diseño barcelonés El Equipo Creativo con dos de sus más relevantes premios, Mejor bar de Europa y Mejor bar del mundo, por su proyecto Blue Wave, ubicado en el OneOcean Port Vell de Barcelona.

Blue Wave
14 de 16
Comparte la fotografía
Blue Wave

El bar recrea una ola a punto de romper que envuelve a los clientes en una atmósfera acuática llena de matices. Desde el comienzo, el reto de los diseñadores consistió en crear una coctelería elegante y diferente con el mar como concepto principal. El acabado se ha logrado gracias al uso de materiales azulados y reflectantes que consiguen que el paisaje marino exterior haga suyo el interior. Un lugar perfecto para disfrutar de la coctelería creativa. 

High Five
15 de 16
Comparte la fotografía
High Five

Tokio, Japón. La caótica bar que ven en la imagen es el reflejo perfecto de la ciudad que vio nacer al High Five, el mejor bar de Tokio en cuanto a coctelería y fiestas nocturnas. Su presencia en la lista de los 50 mejores bares del mundo en 2015 le ha hecho ganarse el respeto del siempre exigente público japonés. Los paneles de madera oscura y el mostrador largo se enfrentan a una selección espectacular, resplandeciente de botellas. La estantería superior se dedica al whisky y a la destilería escocesa y el resto es una amalgama de botellas que sirven para hacer los mejores cócteles de la capital. 

Los bares, más allá de su esencia como negocio y función de ocio, son templos de la diversión (bailar, reír, charlar...), especialmente cuando se acerca el fin de semana y el objetivo no es otro que el de desconectar y pasar un buen rato.

Porque hay tres factores principales que hacen de un bar algo especial: el primero es, sin duda, la compañía. Sería difícil disfrutar de un lugar si quienes nos rodean no son santo de nuestra devoción. Seguidamente, la calidad del producto; y aquí podríamos incluir tanto el servicio como las bebidas, y en muchos de ellos aperitivos, que nos ofrecen. La tercera pieza que cierra este triángulo perfecto es la decoración y, más aún, la puesta en escena de la barra. Este lugar es el centro de todas las miradas. Si consigue impactar a nuestra vista, es probable que nos quedemos más tiempo del que teníamos previsto.

De bar en bar y de barra en barra, recorremos el mundo para describir los placeres de los mejores espacios para disfrutar los mejores cócteles. La selección es tan arbitriaria como válida, y el motivo de su elección no es otro que la decisión tomada tras una conversación entre amigos que deciden dónde ir a tomar una copa. Algunas son elegantes, como la británica Connaught Bar. Otras, curiosas, como la del Ice Kube Bar –abrínguese bien, es un consejo–. Y las hay también de caracter clandestino, como la de Paradiso, oculta detrás de la nevera de un bar de pastrami de Barcelona. 

Gourmet
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios