Los mejores champagnes para terminar el año

  • Pantalla completa
Lanson 1760 Black Label Brut
1 de 10
Comparte la fotografía
Lanson 1760 Black Label Brut

Lanson. Un clásico de la casa elaborado con un 50% de pinot noir, un 35% de chardonnay y un 15% de pinot meunier de diez años diferentes en el que se ha impuesto, finalmente, el negro como símbolo de elegancia. Disfruta de al menos tres años para crecer en bodega. Fresco y vivo pero también rotundo, la fruta bien madura y los cítricos dan una sensación de plenitud y ligereza.

Tribute to French Art-De-Vivre
2 de 10
Comparte la fotografía
Tribute to French Art-De-Vivre

Möet & Chandon. El champagne probablemente más conocido del mundo celebra las Navidades con ediciones especiales de sus botellas, Festive Bottles, que homenajean los monumentos más preciados de Francia y algunos de los síimbolos con más significado de la historia de la cassa, siempre con el art-de-vivre francés como telón de fondo en cada diseño.

Blanc de Blan
3 de 10
Comparte la fotografía
Blanc de Blan

Ayala. Con seis años de crianza en bodega, este champagne elaborado con chardonnay representa la sofisticación y perfección. Delicado pero muy expresivo en nariz, con frescas notas de limón, flores blancas y ciruela, es ligero en boca, pero voluptuoso y vibrante con un toque picante que culmina en un largo final. Aperitivo perfecto para ofrecer a los primeros invitados en llegar a la celebraciones más importantes.

Bollinger R.D. 2004 Edición Joya
4 de 10
Comparte la fotografía
Bollinger R.D. 2004 Edición Joya

Bollinger. Andrés Acota diseña el cofre fabricado en madera y lacado en negro que contiene esta lanzamiento, Edición joya, del R.D. 2004 de la maison, un champagne compuesto por una sinfonía perfecta entre un 66% de pinot noir y un 34% de chardonnay provenientes de 16 crus y que refleja el trabajo y la exclusividad de los viñedos de Bollinger.

Vintage 2008
5 de 10
Comparte la fotografía
Vintage 2008

Don Pérignon. Presentada después que la de 2009, para dar tiempo a una añada de climas difíciles que necesitó paciencia, a su acidez, concisión y pureza aromática la maison ha añadido profundidad, densidad y complejidad. Con una fruta intensa y clara en el paladar, ofrece una persistencia principalmente aromática, gris, ahumada y altamente prometedora.

Louis Roederer Brut Premier
6 de 10
Comparte la fotografía
Louis Roederer Brut Premier

Louis Roederer. Entre los numerosos premios que la casa cosechó en The Champagne & Sparkling Wine World Championships figura el de mejor champagne del mundo 2018, para este vino compuesto por un 40% de pinot noir, un 40% de chardonnay y un 20% de pinot meunier de seis años diferentes. Combina la frescura de la juventud con la elegancia y la complejidad de tres años de crianza en rima.

Krug Grande Cuvée
7 de 10
Comparte la fotografía
Krug Grande Cuvée

Krug. Una mezcla de más de 120 vinos de diez o más años que refleja la filosofía artesanal de la casa. Su finura excepcional es el resultado de una estancia de al menos otros seis años en las bodegas. Notas de pan tostado, avellana, turrón, azúcar y frutas en gelatina, con una excepcional frescura en la boca, con ricos y picantes sabores de limón y pomelo realzados por sus finas y elegantes burbujas.

La Grand Dame 2006
8 de 10
Comparte la fotografía
La Grand Dame 2006

Veuve Clicquot. Ensamblaje exclusivo de los ocho Grands Crus clásicos de la casa, a partir de una cosecha difícil, con un agosto caótico, que obligó a las vides a recurrir a sus reservas para generar una producción abundante y de gran calidad. El resultado es un champagne que presenta en boca una perfecta unión de estructura, precisión y frescura. Con un final largo, en nariz revela recuerdos de frutas frescas, café y jengibre.

Grand Vintage 2007
9 de 10
Comparte la fotografía
Grand Vintage 2007

Boizel. Elegante y refinado, este champán expresa la magnífica personalidad del año 2007, con un clima caprichoso en el que todo pudo pasar. Gracias a la rigurosa selección de uvas y al talentoso chef de cave, el resultado es un champán intenso y potente elaborado con un 40% de chardonnay, un 50% de pinot noir y un 10% de pinot meunier. Un 3% de los vinos envejeció en barricas de roble.

Lanzamientos navideños junto a los clásicos de cada casa conviven en esta selección en la que el champagne se impone como el vino por excelencia de las celebraciones. Tradición y artesanía con la calidad como valor inmutable.

Gourmet
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios