Los diez whiskies más caros del mundo

  • Pantalla completa
Macallan 1946
1 de 11
Comparte la fotografía
Macallan 1946

Esta botella de whisky de malta en un decantador LaliqueCire Perdue se vendió en 2010 en una subasta, y los ingresos se destinaron a obras de caridad. Un whisky un tanto inusual ya que está hecho con malta batida debido a los precios, entonces prohibitivos, del carbón que se disparó debido a la Segunda Guerra Mundial. 
Precio: 390.000 €.

Glenfiddich Janet Sheed Roberts Reserve 1955
2 de 11
Comparte la fotografía
Glenfiddich Janet Sheed Roberts Reserve 1955

Desde la víspera de año nuevo de 1955, la casa Glenfiddich ha envejecido este sorprendente whisky de sabor floral, afrutado y dulce. Cuando Janet Sheed Roberts, nieta del fundador de Glenfiddich, William Grant, falleció a la avanzada edad de 110 años, la compañía decidió honrarla haciendo 15 botellas de dicho barril.
Precio: 79.000 €.

Macallan 1926
3 de 11
Comparte la fotografía
Macallan 1926

El más antiguo de la colección Fine & Rare de Macallan se destiló en 1926 y se embotelló en 1986. Solo se produjeron 40 botellas. La mezcla de malta está seca y concentrada ya que no se ha agregado agua y el color hace honor a su viejo barril.
Precio: 63.000 €.

 

Dalmore 62 Single Highland Malt Scotch Matheson
4 de 11
Comparte la fotografía
Dalmore 62 Single Highland Malt Scotch Matheson

Una mezcla de cuatro whiskies de malta individuales que fueron destilados en diferentes años. Así es el Dalmore 62 Single Highland Malt Scotch Matheson. Solo se fabricaron 12 botellas en 1942, cada una de las cuales recibió nombres únicos pero relevantes para Dalmore Estate. De ahí el largo nombre de esta botella. El más caro fue el Matheson, llamado así por Alexander Matheson, el dueño de la propiedad.
Precio: 49.000

Glenfiddich 1937
5 de 11
Comparte la fotografía
Glenfiddich 1937

Nutrido por diez de los mejores almacenistas y bajo el cuidado especializado de las generaciones de Malt Masters, fue considerado uno de los mejores y más antiguos whiskies que el Rey Jorge VI de Inglaterra probaría jamás. Un gran aroma y un final magistral describen a este whisky señorial. 
Precio: 17.000 €.

Macallan 55 años
6 de 11
Comparte la fotografía
Macallan 55 años

Este whisky fue destilado en un barril de roble de jerez y envejecido durante 55 años. El whisky de malta fue embotellado en Lalique Crystal Decanter, hecho por René Lalique, que creó una botella de perfume similar en 1910. La bebida tiene un color oscuro que desprende un agradable olor similar a los frutos secos.
Precio: 10.500 €.

Dalmore 50 años
7 de 11
Comparte la fotografía
Dalmore 50 años

Uno de los mejores whiskies de 50 años de la historia. Se destiló por primera vez en 1920 y se embotelló en 1978, con solo 60 botellas producidas. Las botellas en sí estaban hechas de decantadores de cristal. El whisky muestra un profundo tono anaranjado y su sabor es refinado y dulce.
Precio: 9.300 €.

Glenfarclas 1955
8 de 11
Comparte la fotografía
Glenfarclas 1955

En 1865, John Grant compró la destilería Glenfarclas en Ballindalloch en Escocia a Robert Hay. La destilería, en ese momento, ya llevaba funcionando 29 años y para celebrar el cumpleaños de su antecesor George Grant seleccionó un barril en 1955 que honraría al hombre que inició el negocio familiar. Este barril se embotelló en 2005
Precio: 9.200 €.

Macallan 1939
9 de 11
Comparte la fotografía
Macallan 1939

Este whisky se embotelló por primera vez en 1979 después de que la compañía lo hubiera envejecido durante 40 años y viene presentado en uno de sus clásicos decantadores de cristal Lalique.
Precio: 8.550 €.

Chivas Regal Royal Salute 50 años
10 de 11
Comparte la fotografía
Chivas Regal Royal Salute 50 años

Para celebrar las bodas de oro de la reina Isabel II en 2002, Chivas Regal lanzó el whisky Chivas Regal Royal Salute. Al igual que la ascensión de la reina al trono, este whisky también se colocó en un barril en 1952 y envejeció durante 50 años y luego se embotelló a tiempo para la celebración. Se hicieron alrededor de 255 botellas.
Precio: 8.450 €.

Escoceses, irlandeses, canadiense... El origen de un whisky no tiene por qué determinar su calidad, pese a que es un hecho que ciertos lugares del mundo pueden presumir de tener las mejores destilerías. ¿Pero qué hace que un whisky pueda llegar a ser el más caro del mundo? Sus razones son tan variadas como subjetivas, empezando por quienes deciden pagar cantidades desorbitadas por el simple hecho de poder pagarlo y terminando por cuestiones más concretas, como el aroma, el sabor, los años de destilación o incluso el diseño de la propia botella. Estos diez whiskies que aquí presentamos son los más caros del mundo. Y ustedes deciden si son los mejores. Solo un anticipo: el más barato cuesta 8.000 €.

[Lea aquí: Diez consejos para disfrutar de un buen whisky]

Gourmet
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios